Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Los 8 mejores alimentos para fortalecer el sistema inmunitario

Reforzar el sistema inmunitario está en tus manos si decides incorporar estos alimentos en tu dieta diaria. Mejorarán tus defensas y tu salud.
Aquí te traemos los mejores alimentos para mejorar tu sistema inmunológico. | Imagen de: Pixabay.

 

A día de hoy ya hemos aprendido que la alimentación es clave para conseguir un estilo de vida saludable, hasta tal punto que todos conocemos la máxima “eres lo que comes”.

Con el fin de aportar nuestro grano de arena para alcanzar un buen estado de salud, en este artículo descubriremos los mejores alimentos para el sistema inmunitario. Dicho sistema se encarga de generara anticuerpos que protegen al cuerpo de agentes nocivos para el organismo y aprender del proceso para futuros posibles ataques.

Alimentos para reforzar el sistema inmunitario

Antes de nada recordar que los alimentos que mejoran el sistema inmune no son más que los alimentos conocidos como probióticos. Es decir, poseen microorganismos vivos que promueven la salud del organismo que los ingiere, como señala la Organización Mundial de la Salud.

Desde aquellas personas que tiene problemas con su sistema inmunológico hasta aquellas otras que a pesar de estar bien, quieren fortalecerlo para prevenir posibles enfermedades, aquí traemos algunos alimentos para mejorar las defensas del sistema inmunitario.

8. Coco / Aceite de Coco

Entre sus innumerables beneficios, tanto el coco como el aceite de coco destacan por los beneficios que aportan para la tiroides y el metabolismo en general.

Como sucede también con el aceite de las semillas de palma (distinto al aceite de palma en sí), el aceite de coco tiene un compuesto llamado ácido láurico que al metabolizarse en el cuerpo general monolaurina.

La monolaurina ha demostrado tener propiedades significativas contra determinados virus como el VIH, herpes, influenza y sarampión, entre otros.

Otros alimentos con ácido láurico son la leche humana, y en menor cantidad la de vaca y la de cabra.

7. Kimchi

Viajamos hasta asia, concretamente hasta Corea (tanto del norte, como del sur) para descubrir este alimento considerado por la UNESCO como Patrimonio cultural inmaterial.

El kimchi es un alimento diferente a todo lo que puedes haber probado, pero con grandes beneficios para el sistema inmunológico. | Imagen de: Wikimedia Commons.

 

El plato se obtiene a través de diferentes vegetales pero siempre utilizando la col china (una variante de la col que conocemos en occidente) como elemento principal.

Le caracteriza su fuerte olor y su sabor salado y picante. Es uno de los alimentos más consumidos en Corea y puede encontrarse en muchos balcones del país, ya que estas verduras se cuelgan al aire libre antes de la llegada del frío para que fermenten. Sin duda, uno de los mejores y más exóticos alimentos para mejorar el sistema inmune de la persona.

6. Jocoque

Es probable que mucha gente no conozca este alimento, sin embargo, todos los méxicanos lo conocerán y bastantes sabrán sobre sus beneficios.

Consiste en un producto lácteo procedente del la leche de vaca que se obtiene después de la fermentación de esta. Además, se suele acompañar de algunas especias como el tomillo o la menta para potenciar su sabor.

Suele ser blanco y la textura puede cambiar dependiendo de la localidad en la que se elabore, pero siempre suele ser una fuente ideal para reforzar el sistema inmunológico.

5. Chucrut

Conocido en alemania como Sauerkraut, de donde es origen y se traduce al español como “col agria”, es un tipo de alimento que proviene del repollo (o col). Para obtenerlo, basta con fermentar las hojas de la col durante un tiempo en agua con sal.

El chucrut es un alimento fácil de obtener con unos potentes beneficios para las defensas del organismo. | Imagen de: Wikimedia Commons.

 

Es cierto que no es un alimento que podamos disfrutar en grandes cantidades ya que se suele utilizar como acompañante, pero sin duda, una pequeña dosis puede convertir este pequeño manjar en un alimento que mejorará nuestro sistema inmunitario enórmemente, tanto a corto y largo plazo.

4. Pepinillos

Este pequeño pero potente alimento se empezó a encurtir por primera vez hace 4500 años en la antigua Mesopotamia y después, los Egipcios y los griegos se sumaron a su degustación, disfrutando todos ellos de sus increibles beneficios para el sistema inmunológico.

Aunque a algunos les llame la atención, los pepinillos son un excelente alimento con unos extraordinarios beneficios para el sistema inmune y digestivo, principalmente, pero esconden muchos más secretos.

Sus beneficios son además de lo más variados, ya que incluso se ha recomendado como posible alimento para prevenir el cáncer de colon y varias enfermedades del sistema nervioso, así como dolores de cabeza y una infinidad de alteraciones somáticas.

3. Kéfir o Yogur búlgaro

Este tipo de yogur recibe muchos nombres. Además de estos dos también lo podemos encontrar por los nombres de “yogur de pajaritos”, “yoca” o “leche kefirada”.

El kefir es uno de los mejores alimentos para el sistema inmunológico. | Imagen de: Wikimedia Commons.

Tiene un aspecto y sabor similar al yogur líquido pero con una mayor cantidad de probióticos. En estado natural, la forma que adopta es similar al de una diminuta coliflor, pero en blanco y con textura gelatinosa.

Está compuesto principalmente por cuatro elementos, todos aquellos beneficiosos para el sistema inmunitario: bacterias probióticas, como hemos dicho, levaduras, lípidos naturales de la leche y proteínas de la misma.

2. Proteina de suero de leche

Los famosos batidos de proteínas conocidos especialmente por el sector deportivo por sus beneficios para los músculos y la mejora del rendimiento deportivo (especialmente la fuerza) son también un producto idóneo para el sistema inmunológico.

Este producto no es más que el líquido que aparece cuando se produce el queso a través de la leche de vaca. Cuando el líquido se seca, se transforma en este famoso y codiciado suero, normalmente comercializado en forma de polvos.

1. Leche de vaca no pasteurizada

Especialmente en los casos en los que las vacas han sido alimentadas de manera natural en entornos libres. Esta leche contiene una alta cantidad de beneficios para nuestro sistema inmunitario, como grasas de calidad, vitaminas (especialmente vitamina A) y varios tipos de enzimas.

A pesar de sus pontentes beneficios para el sistema inmune, existen dos problemas con este alimento: El primero es que no es nada fácil de conseguir, sobre todo si se vive en un entorno urbano como es en la mayoría de los casos. El segundo tiene que ver con los riesgos que tiene beber leche que no ha sido pasteurizada previamente, ya que siempre hay posibilidades de que algunas bacterias naturales presentes en la leche nos causen efectos secundarios.

Comentarios