Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Las 20 catedrales más bonitas de España (según su estilo)

Los templos más bonitos y más grandes del gótico, el románico, el barroco, el neoclásico y el mudéjar en España.
Lista de las catedrales más bonitas del territorio español. | Flickr.

 

Recorre con nosotros las catedrales más bonitas de España desde las joyas del gótico como Santa María de la Sede en Sevilla o la catedral de Burgos, hasta los templos románicos más impresionantes en Girona, Valencia o Santiago de Compostela, y otras joyas del neoclasicismo y el mudéjar como la catedral-mezquita de Córdoba.

ÍNDICE

1. Las catedrales góticas más grandes de España.

2. Las catedrales románicas más bonitas de España.

3. Las catedrales neoclásicas más bonitas de España.

4. Las catedrales islámicas y mudéjar más bonitas de España.

Las catedrales góticas más grandes de España

Aunque cada uno tiene su estilo arquitectónico preferido, es indudable que el gótico tiene siempre esa capacidad de dejar al visitante con la boca abierta. Descubre las catedrales góticas más bonitas y grandes de España.

1. Catedral de Santa María de la Sede (Sevilla)

Santa María de la Sede, en Sevilla. | Ingo Mehling.

 

Con 11.520 metros cuadrados, se considera la catedral más grande de España y una de las catedrales cristianas más grandes del mundo. Las obras de construcción se empezaron en 1401, y entre otras cosas es centro de peregrinación porque en ella yacen los restos de Cristóbal Colón, y varios reyes de Castilla como Pedro I el Cruel o Alfonso X el Sabio.

Pero además de su riqueza arquitectónica y su valor histórico, es una auténtica maravilla para la vista. Destaca la torre de la Giralda, de 104 metros, y el Patio de los Naranjos, que era originalmente el patio de las abluciones de la mezquita almohade.

Lo que más impresiona al visitante es la grandeza interior, con cinco naves y 25 capillas que albergan cuadros de los mejores pintores españoles. También sorprende la gran variedad de puertas y vidrieras de las fachadas.

Es Patrimonio de la Humanidad desde 1987. 

2. Catedral de Santa María de Regla (León)

Santa María de la Regla, en León. | Santa María de la Regla, en León.

 

En el siglo XIII se levantó en León la Pulchra leonina, un templo conocido sobre todo por haber llevado hasta el extremo la desmaterialización del arte gótico. Fruto de ellos se redujeron los muros a su mínima expresión y fueron sustituidos por vitrales coloridos que se consideran como una de las mayores colecciones de cristaleras medievales del mundo.

El levantamiento de la catedral se hizo siguiendo planos inspirados en el gótico francés. Uno de los mayores ejemplos de ello es la fachada principal, que consta de tres portales de arco de medio punto en la parte inferior, y dos pisos encima, con un gran rosetón central y dos grandes torres de planta cuadrada en los laterales.

Por dentro, la catedral es muy luminosa y contiene, entre otras cosas, el coro de sillería más antiguo de España y una rica colección de esculturas y sepulcros.

3. Catedral Metropolitana de Santa María (Burgos)

Catedral Metropolitana de Santa María, en Burgos. | Flickr.

 

Las obras de construcción de esta catedral empezaron en 1221 con la intención de seguir el patrón arquitectónico del gótico francés. Más tarde, en los siglos XV y XVI, y en el XVIII, se reformaron algunos aspectos y se añadieron elementos que integran otros estilos, como el barroco o el renacentismo.

En este caso lo más imponente es la fachada principal, inspirada en las catedrales góticas de París y de Reims. Se trata de una base con tres portalones, uno grande y dos más pequeños, con dos piezas superiores flanqueadas por dos torres laterales de planta cuadrada. En el siglo XV se añadieron las agujas que recuerda a las iglesias alemanas.

Dentro de la catedral se conservan obras pictóricas de gran valor y otras piezas escultóricas remarcables. En la nave mayor se encuentra el Papamoscas, una figura presidiendo un gran reloj que mueve el brazo cada vez que toca la hora en punto para hacer sonar una campana.

4. Catedral-basílica de Palma de Mallorca

Catedral-basílica de Palma de Mallorca | Wikimedia Commons.

 

La basílica de La Seu, en Palma de Mallorca, se construyó en el siglo XIII sobre un acantilado que entonces estaba limitado por el mar. Por eso, durante algún tiempo, fue la única catedral gótica del mundo reflejada. En la época actual se ha conseguido reproducir este efecto gracias a la construcción de un lago artificial de agua salada, el Parque del Mar.

El conjunto consta de tres naves en forma de cruz cerrada por una cabecera con tres ábsides. Las naves están separadas por grandes pilares octogonales y ofrecen, en el interior, la sensación de amplitud, ligereza y luminosidad. La luz se filtra en el interior por 7 rosetones y 83 ventanales: también se la conoce como “la catedral de la luz”.

Aunque predomina el gótico, la catedral ha sido restaurada en muchas ocasiones. En 1904 Antoni Gaudí empezó una remodelación que duró diez años y que influyó, entre otros, el traslado del coro, la eliminación del retablo mayor gótico y la realización del altar mayor.

5. Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia (Barcelona)

Santa Cruz y Santa Eulalia, en Barcelona. | Elisa Rolle

 

La sede del Arzobispado de Barcelona es también una de las catedrales góticas más grandes y bonitas de España. Se construyó en el siglo XIII sobre una antigua iglesia visigoda que a su vez se había levantado sobre un templo paleocristiano. Aunque la fachada es lo que más impresiona al visitante, esta es más reciente, del siglo XIX.

La iglesia está consagrada a la patrona de Barcelona, Santa Eulalia, que sufrió el martirio de las autoridades romanas al ser lanzada por una cuesta dentro de un barril lleno de vidrios y clavos. Se cree que Santa Eulalia pastoreaba ocas, y por eso en el claustro gótico de la catedral viven algunas ocas.

El conjunto arquitectónico lo forman tres naves, la central el doble de ancha que las laterales, perimetradas por capillas con una gran riqueza artística.

6. Catedral de Pamplona

Catedral de Pamplona. | Conocer Navarra.

 

Se trata de un conjunto arquitectónico único en España por ser el más completo en un templo religioso: además de la iglesia, el claustro y las sacristías, dispone de cillería, refectorio, sala capitular y dormitorio, que en otras catedrales se han ido derribando con el paso de los siglos.

Aunque se conservan estancias del período románico, en el conjunto predomina el gótico (sobre todo en la iglesia y el claustro) e incorpora la fachada occidental de estilo neoclásico.

La iglesia gótica consta de tres naves, adosadas a las cuales se distribuyen una serie de capillas a excepción del espacio que sirve de entrada al claustro. Las bóvedas son de crucería sencilla donde se deja ver la interacción de los adoquines y cuyos arcos apuntados sobre pilares columnas adosadas le dan un aspecto vertical y solemne.

7. Catedral de Segovia

Catedral de Segovia. | Pedro J. Orellana.

 

Este templo religioso es el tercero que se levanta en Segovia: la primera iglesia fue destruida en el 516, la segunda, de estilo románico, fue destruida en la guerra de las Comunidades, y en 1525, por orden del rey Carlos I, se empieza a construir la tercera y actual. De hecho, es una de las catedrales góticas de España más tardías.

La catedral de Segovia consta de tres naves con capillas laterales y crucero, además de la torre y el claustro. La torre, de planta cuadrada, se levanta hasta una altura de 88 metros y en su momento fue la más alta de España. Está completada por completo en estilo gótico, acabada con un capitel de madera de caoba destruida por un rayo en 1614.

El claustro, ubicado al sur de la catedral, se enmarca en el gótico flamígero del siglo XV y contiene unas galerías de más de cinco metros con un patio central con un pozo.

8. Catedral de San Salvador (Oviedo)

Catedral de San Salvador, en Oviedo. | Javier Losa.

 

La catedral de San Salvador de Oviedo se construyó desde el siglo XIII al XVII, empezando por la Sala Capitular que va al claustro y acabando por la torre gótica, que es el elemento distintivo del templo. Conserva, sin embargo, algunas partes de la vieja iglesia prerrománica, como la célebre Cámara Santa.

Esta cámara es importante porque su función es la de contener las reliquias que se han ido acumulando, como las Cruces de la Victoria y de los Ángeles, símbolo de los Austrias, y el Arca Santa que contiene el Santo Sudario. Desde 2015 es Patrimonio de la Humanidad.

La torres es una maravilla de 80 metros de altura compuesta por cinco cuerpos que van disminuyendo de tamaño según asciende, con la intención de emular un indicador que señala al cielo. También es muy característico el claustro gótico, con una forma rectangular (cuatro arcos en los laterales largos, y tres en los cortos).  

9. Catedral de Santiago (Bilbao)

Catedral de Santiago, en Bilbao. | Wikimedia Commons.

 

Una de las mejores manifestaciones del gótico del País Vasco es la catedral-basílica de Bilbao, consagrada al Apóstol Santiago. Fue construida a caballo entre los siglos XIV y XV, y consta de tres naves en forma de cruz latina con un acogedor claustro gótico.

De hecho, la catedral de Santiago en Bilbao no destaca por sus dimensiones, pues comparada con otras catedrales góticas en España tiene un tamaño más bien reducido. Sin embargo, contiene una indudable belleza que se centra, sobre todo, en la puerta meridional, la Capilla Mayor y la Puerta del Ángel. También tiene un gran número de capillas y una cripta donde se puede observar la ermita original sobre la que fue erigida.

Aunque el interior de la catedral contiene espacios realmente brillantes, impresiona en especial la fachada principal, que ha ido sufriendo modificaciones a lo largo de los siglos y que está presidida por una alta torre neogótica.

Las catedrales románicas más bonitas de España

Estas iglesias comparten un mismo origen románico y, por lo tanto, rasgos comunes, como la forma en cruz latina y la estética de los cimborrios y las fachadas. Esta es una lista de las catedrales románicas más bonitas de España.

10. Catedral de Santiago de Compostela

Catedral de Santiago de Compostela. | Andriy Buymistr.

 

Probablemente la catedral más emblemática de España, no sólo por su belleza artística sino también por ser destino de peregrinaje del Camino de Santiago, una ruta iniciática que acaba en la catedral que alberga el sepulcro del Apóstol Santiago.

La de Santiago de Compostela es una catedral de grandes dimensiones que tiene como origen la iglesia románica levantada a partir del año 1075. Como todo templo románico consta de tres naves en forma de cruz, y una rica ornamentación que le confiere un aspecto vertical y palaciego al que se suman los estilos gótico y barroco.

Lo más impresionante es la fachada del Obradoiro, completada en el siglo XVIII. De claro estilo barroco, está presidida por Santiago Peregrino entre sus dos torres de 74 metros de alto (la torre de la Carraca y la torre de las Campanas).

Es Patrimonio de la Humanidad desde 1985.

11. Catedral Vieja de Salamanca

Catedral vieja de Salamanca. | Wikimedia Commons.

 

La Catedral Vieja de Salamanca se empezó a construir en el siglo XII, aunque se acabó mucho más tarde. Por eso se base es de estilo románico, aunque integra algunas partes del gótico. La joya de la corona es el retablo mayor, una composición de 53 tablas realizadas por tres autores entre 1430 y 1450 y de gran valor artístico.

La parte central se encuentra presidida por un claustro cerrado por varias capillas. La más antigua, la capilla de San Salvador, es de tipo musulmán y mantiene el rito mozárabe. Otra curiosidad: en los inicios de la Universidad de Salamanca la capilla de Santa Bárbara se utilizaba como aula donde se realizaban los exámenes finales.

Desde el exterior, lo que más destaca es la impresionante torre del gallo, que por dentro se convierte en una gran cúpula en dieciséis nervios apoyada sobre cuatro grandes pechinas.

12. Catedral de Santa Maria (Girona)

Catedral de Santa María, en Girona. | Doronenko.

 

La Catedral de Santa Maria de Girona es el punto más alto de la ciudad y está rodeada de un impresionante tejido urbanístico románico de callejuelas y pequeños tesoros (incluído el viejo barrio judío y los baños turcos). La catedral tiene tal encanto que sirvió de decorado para algunos capítulos de la serie de éxito Juego de Tronos.

La catedral se empezó en el siglo XI e impera el estilo románico, aunque más tarde se incorporaron elementos góticos y, de hecho, la construcción finaliza en el siglo XVIII. Lo más impresionante es la fachada barroca con la larga escalinata de acceso. A uno y otro lado se conservan el pórtico gótico de San Miguel y el pórtico de los Apóstoles.

Sobre la capilla mayor se eleva la catedral episcopal románica del siglo XI en la que, más allá de la belleza arquitectónica, alberga grandes tesoros artísticos como el retablo mayor, cubierto de plata y esmalte, o el tapiz de la Creación, de estilo románico.

13. Catedral del Salvador (Zaragoza)

Catedral del Salvador, en Zaragoza. | Jose Luis Filpo Cabana.

 

Hace pareja de catedrales de Zaragoza con la del Pilar, pero esta es más antigua. Fue iniciada en el siglo XII en estilo románico, pero es una de las catedrales más completas de España porque en ella conviven también el gótico, el mudéjar, el renacentismo y el barroco.

Desde sus orígenes, el lugar donde se levanta la catedral fue el lugar de culto de la ciudad e incluso albergó una enorme mezquita. En 1166 se inicia la construcción de la nueva iglesia consagrada a San Salvador, convirtiendo el patio musulmán en un claustro y erigiendo tres naves sin ábside con la nave central el doble de ancha que las laterales.

Actualmente la Catedral del Salvador consta de cinco naves con dos ábsides en la cabecera y contrafuertes góticos que se cierran con muros formando capillas. Destaca la torre del campanario, construida en 1683 para sustituir a la torre mudéjar.

14. Catedral de Santa María (Valencia)

Catedral de Santa María, en Valencia. | Wikimedia Commons.

 

El rey Jaime I ordenó la construcción de una catedral en honor a la Asunción de María, y en 1262 se completó el conjunto arquitectónico que hoy es la sede del Arzobispado de Valencia. Se trata de una catedral con dominios del gótico valenciano, aunque la base y la estructura pertenecen al románico. También contiene renacentismo, barroco y neoclasicismo.

La gran atracción de esta catedral, más allá de su belleza arquitectónica, es la Capilla del Santo Cáliz, que contiene un vaso fechado del siglo I que muchos consideran como el verdadero Santo Grial. También, gracias al favor del papa valenciano Alejandro VI, llegaron a la catedral, y se conservan aún, las mejores pinturas del Quattrocento que hay en nuestro país.

El altar mayor de la catedral también es un regalo para la vista. Combinación de renacentismo y barroco contiene una impresionante obra pictórica en la cúpula. También destaca el cimborrio propio del gótico francés, sostenido por cuatro pechinas con esculturas de los apóstoles.  

15. Catedral de Zamora

Catedral de Zamora. | Flickr.

 

Enmarcada en el estilo llamado románico del Duero, la catedral de Zamora es un conjunto de tres naves en forma de cruz latina levantado a partir del siglo XII para albergar el obispado consolidado tras la recuperación de Zamora en la reconquista.

El templo actual ofrece una vista imponente a orillas del Duero sobre el que se erige junto al castillo de Zamora. La Portada del Obispo es la único que se mantiene intacta, y es junto al enorme cimborrio la parte más destacada del patrimonio romántico de la catedral.

El cimborrio es una cúpula románica gallonada de gran riqueza artística, acompañada por la Torre del Salvador, del siglo XIII. En cuanto al arte que atesora, la catedral de Zaragoza ha tenido cuatro retablos mayores: uno de origen románico, reemplazado por uno gótico, que luego pasó a ser un altar barroco y finalmente el actual, de mármoles y bronce dorado.

Las catedrales neoclásicas más bonitas de España

Algunas de la siguientes catedrales fueron levantadas de nuevo en los siglos XVIII y XIX, y por lo tanto son un claro ejemplo del neoclasicismo español. Otras, aunque nacieron como piezas románicas o del barroco, acabaron reformadas como edificios neoclásicos.

16. Santa María la Real de la Almudena (Madrid)

Santa María la Real de la Almudena, en Madrid. | Flickr.

 

La catedral de la Almudena toma su nombre del árabe “al-mudayna” (ciudadela) y se levantó en 1883 sobre los restos de una antigua mezquita. La primera piedra, colocada por el rey Alfonso XII, se ubicó en el sitio donde se cree que Alfonso VI, tras expulsar a los musulmanes en el 1083, encontró por milagro un icono de la virgen tras entregarse a la oración.

La fachada principal es un simétrico portal de dos pisos de columnas flanqueado por dos torres y con la vista de la gran cúpula detrás. Las columnas superiores son de estilo toscano, mientras que la superior se inspiran en el jónico, y todo el conjunto adquiere ciertamente un claro orden neoclásico. Hay también cuatro esculturas de santos en mármol.

En el interior la catedral tiene planta de cruz latina con tres naves donde predomina el estilo neoclásica, con gran presencia de mármol y grandes vidrieras.

17. Catedral de Santa María (Murcia)

Catedral de Santa María, en Murcia. | Wikimedia Commons.

 

Sede de la Diócesis de Cartagena, esta catedral fue consagrada en 1467 y representa una gran mezcla de estilo arquitectónicos al haber sido incorporados varios elementos a su obra original. Pieza clave del barroco español, el templo tuvo que modificar el portal y ampliar el interior ofreciendo hasta el siglo XVIII elementos importantes del neoclasicismo.

Una de las partes más llamativas es la torre, que dispone de una entidad propia al haber sido construida en sustitución de la anterior. Por otro lado, en el antiguo claustro de la catedral se ubica el Museo, que contiene pinturas renacentistas importantes y que junto a los claustros representa un conjunto arquitectónico especial. 

18. Nuestra Señora del Pilar (Zaragoza)

Basílica de Nuestra Señora del Pilar, en Zaragoza. | Flickr.

 

La catedral-basílica de Nuestra Señora del Pilar es una obra del barroco y el neoclasicismo que se levanta a orillas del Ebro y constituye uno de los templos católicos más importantes de España. Se cree que fue el lugar donde el Apóstol Santiago, durante su misión evangelizadora en la península, vio a la virgen sobre un pilar.

Allí se erigió, sobre un templo románico en ruinas, una nueva catedral que se acabó en 1515. De dimensiones bastante amplias, constaba de una sola nave barroca con un claustro anexo donde se encuentra la capilla del Pilar. En el altar mayor se encuentra un destacado retablo de alabastro obra de Damián Forment en 1509.

Con la intención de emular la basílica de San Pedro de Roma, en el siglo XVII se iniciaron los trabajos para la ampliación y remodelación que se extenderán hasta el siglo XX y que integran los elementos del neoclasicismo que le ofrecen una estética diferente.

Las catedrales islámicas y mudéjar más bonitas

Estos son dos ejemplos de la variedad y la riqueza de estilos que han convivido en España a lo largo de los siglos. La mezquita de Córdoba es el principal ejemplo de arte andalusí, mientras que la catedral de Teruel es el máximo exponente del mudéjar.

19. Catedral-mezquita de Córdoba

Catedral en la Mezquita de Córdoba. | Flickr.

 

La Gran Mezquita de Córdoba y actual Catedral de la Asunción de Nuestra Señora se empezó a construir como mezquita árabe en el año 786 y constituye un impresionante conjunto arquitectónico de 23.400 metros cuadrados. Sin duda, uno de los templos religiosos más grandes e impresionantes de España y en todo el mundo.

Tras la Reconquista, en 1238, se recuperó como catedral consagrada que alberga el cabildo de la Diócesis de Córdoba y la sede episcopal. En 1523 se construyó la basílica en forma de cruz donde predominan el estilo renacentista.

Aunque actualmente alberga exclusivamente el rito católico, la catedral-mezquita de Córdoba sigue siendo el monumento más importante de la arquitectura andalusí y el arte omeya hispano-musulmán. Lo más emblemático son las columnas interiores de la mezquita y el impresionante Patio de los Naranjos con sus fuentes y su rica vegetación.

20. Catedral de Teruel

Catedral de Teruel. | Diego Delso.

 

La catedral de Teruel es uno de los ejemplos más emblemáticos del estilo mudéjar. Tiene su origen en la iglesia románica de Santa María de Mediavilla, levantada en el 1171, y acabó con la finalización de la torre mudéjar en 1257. La vieja estructura romántica se transforma en el siglo XIII con amplia influencia del arte morisco.

En la cabecera de la capilla mayor se observan los arcos típicamente mudéjares que sustituyen a los arcos románicos. En general, la sustitución de un arte por el otro tuvo como consecuencia una mayor luminosidad y espaciosidad.

Uno de los elementos más vistosos de la catedral de Teruel, sin duda una de las catedrales más bonitas de España, es la torre de planta cuadrada y profusamente decorada con azulejos. También sorprende al visitante la techumbre de la nave central, que por sus motivos pictóricos es considerado “la Capilla Sixtina” del arte mudéjar.

Referencias bibliográficas

Sarthou Carreres, C., & Navascués Palacio, P. (1990). Catedrales de España. Espasa Calpe.

Azcárate, J. M. (1990). Arte gótico en España. Cátedra.

Pérez Monzón, O. (2003). Catedrales góticas (No. 726.6 (460)). Jaguar,.

Pi, J. J., & Torrents, J. M. (2003). La estética del románico y el gótico. A. Machado Libros.

Gualis, G. M. B., & Galán, M. B. (1990). El Islam de Córdoba al mudéjar (Vol. 3). Sílex ediciones.

Comentarios