Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Qué es y cómo hacer Nestea casero en 5 sencillos pasos

Aprende a hacer un té helado perfecto con estos sencillos pasos. Consigue el sabor del Nestea pero más sano.
El té helado es una gran opción para tomar una bebida saludable y refrescante. | Imagen de: Ben Kolde.

 

El té es una de la bebidas más degustadas y consumidas del mundo. Junto con su compañero el café, son las principales bebidas que contienen cafeína, por lo que resultan muy estimulantes.

En el presente artículo, vamos a descubrir qué es el Nestea y cómo podemos hacer esta agradable bebida para disfrutarla siempre que queramos. Asimismo, al hacerlo nosotros, nos encontramos con la ventaja añadida que el producto resultante será más sano y más barato que si lo comprásemos en tiendas. Todo son ventajas lo mires por donde lo mires.

¿Qué es el Nestea?

Técnicamente, el Nestea es el nombre de una marca de té helado. Era producida anteriormente por la famosa compañía de Coca-Cola, ahora sin embargo, es Nestlé quien se encarga de su fabricación y distribución.

Nestea cuenta con una amplia variedad de tés, como por ejemplo, dietéticos, en polvo, concentrados, etc. Dependiendo del país en el que te encuentres, podrás conseguir en tiendas unos u otros sabores.

Su fama mundial es tal, que en muchos lugares se ha asociado el nombre de “Nestea” directamente con el de té helado, como ocurrió ya en el pasado con la palabra Chupachups. Por esto mismo, en este escrito usamos Nestea o té helado/frío indistintamente.

Ingredientes del Nestea

El té helado que compramos en tiendas (sobre todo el de la marca Nestea) cuenta con una gran cantidad de azúcares y aditivos nada beneficiosos para nuestra salud. Por eso, desde ya, te animamos a que prescindas siempre que puedas en comprar estos productos y busques tus propias alternativas.

Para que te hagas una idea de los compuestos que lleva un Nestea Normal, te las ponemos a continuación, pero antes, ten en cuenta que cambia dependiendo del tipo de Nestea y del país en el que se fabrique.

  • Agua: Como cualquier bebida, el agua conforma siempre más del 90% del contenido. Algo bastante llamativo si comparamos el precio del agua con el del té helado.
  • Acidulante: Se suele usar para cambiar el nivel de acidez del producto y como conservante del mismo. En el caso del Nestea, se suele usar el ácido málico.
  • Extracto de té: Este es el compuesto rey del té helado, pero sin embargo, solo aparece en un 0,08%. Es decir, la cantidad de extracto que hay en la bebida es ridículamente ínfima.
  • Corrector de la acidez: Los correctores de acidez como por ejemplo el conocido como E-331, se suelen utilizar para modificar el sabor, eliminar la presencia de bacterias de la bebida (o alimento) y bajar el ph. En el caso del Nestea se suele usar el citrato sódico.
  • Edulcorantes: Sustitutos del azúcar pero con la misma función son famosos por los posibles efectos dañinos que tienen para la salud a medio y largo plazo. Evidentemente, hay muchos tipos de edulcorantes y no todos son dañinos, pero la mayoría no han sido estudiados científicamente de manera rigurosa, por lo que se desconocen sus efectos.

La marca Nestea de tés helados usa normalmente los edulcorantes sucralosa y acesulfame-K.

Ingredientes del té helado casero

Los comentados son los ingredientes que tiene el té helado de la marca Nestea. Ahora vamos a ver los ingredientes que suelen aparecer en un té helado casero:

  • Agua: El elemento básico para la vida y para nuestro té. Se recomienda utilizar agua embotellada de baja mineralización para que esta influya lo menos posible en el sabor de las hierbas que pongamos en nuestro té helado.
  • Hierbas varias: Dependiendo del tipo de té helado que queramos hacer, elegiremos la hierba o hierbas (ya que podemos combinarlas) que más nos gusten.
  • Azúcar o miel: Algunas hierbas pueden tener un sabor demasiado amargo para muchas personas. Si se desea, se puede agregar azúcar o miel para endulzarlo. Existen otros edulcorantes naturales, de todos modos, en la medida de lo posible, aconsejamos que con el paso del tiempo se vayan reduciendo las dosis para ir acostumbrando a nuestro paladar al sabor natural del té.
  • Limón: A muchas personas les agrada darle un toque de limón a sus tés. Si no lo has probado debes saber que es una opción muy gracias a los muchos beneficios que tiene el limón.

Dicho esto, tú eliges cual tomar: Nestea comercial o té helado.

Pasos para hacer un Nestea casero

Vamos a optar por hacer una versión casera del Nestea de Limón, ya que es uno de los más demandados por los consumidores asiduos de la marca Nestea gracias a su agradable sabor, perfecto desde para las largas tardes de estudio o hasta para acompañar durante la comida.

Los pasos que exponemos a continuación son los necesarios para hacer un litro de Nestea de Limón.

Paso 1

Reune los ingredientes. Como comentábamos, necesitarás, 3 o 4 cucharadas soperas de azúcar o miel, 3 o 4 bolsas de té negro, medio limón y 1 litro de agua.

Aconsejamos empezar con 3 bolsas de té negro (ya que es un té bastante intenso). Si el resultado final es demasiado suave para nuestro gusto, podemos aumentar a una cuarta bolsa la próxima vez.

Prepara además el recipiente donde realizar la mezcla, que deberá ser obviamente de más de un litro de capacidad.

Paso 2

Ahora vamos a preparar el limón. En primer lugar, lavamos bien el limón entero y lo cortamos por la mitad. Guardamos una de las mitades en la nevera y conservamos la otra mitad que será la que utilizaremos para el té.

Una vez tenemos nuestra mitad, la dividimos en 4 partes iguales.

Paso 3

Echamos el azúcar (o la miel) dentro del recipiente, al igual que los 4 trocitos de limón y las 3 o 4 bolsas de té.

Paso 4

Hervimos un litro de agua en un recipiente aparte y la echamos toda en el recipiente donde tenemos los ingredientes, dejándolo reposar entre 6 y 8 minutos hasta que la temperatura del agua se vuelva tibia.

Escurrimos las bolsas del té y los limones y lo removemos todo para que se mezcle.

Paso 5

Por último, metemos la jarra en la nevera para hasta que se enfríe y listo.

Si tienes prisa o quieres probarlo ya, puedes usar hielos para enfriar el té. De todos modos, nosotros preferimos esperar, ya que los hielos pueden deteriorar el sabor del té y diluir su concentración.

Comentarios