Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

El asqueroso secreto de los hielos que nos sirven en la bebida

Detectan virus y bacterias fecales en los hielos de varias cadenas de restaurantes multinacionales.
El hielo de muchas franquicias como McDonald's, Starbucks, Burger King o KFC están contaminados. | Imagen: energepic.com

 

El hielo es un producto que podríamos considerar básico en relación a las bebidas, ya sean alcohólicas o no. Mantener la bebida fría la mayor cantidad de tiempo posible se vuelve indispensable en los países del mundo donde las altas temperaturas son las protagonistas.

Todos sabemos que, al menos a priori, el hielo es simplemente agua a una temperatura inferior o igual a los 0 grados centígrados, pero tal vez esto sea simplemente “la cara bonita”.

En este artículo os vamos a exponer lo que está pasando realmente con los hielos y los problemas de salud que están provocando en un gran número de locales por todo el mundo.

Hielo: el contaminado protagonista

Nadie recuerda la importancia del hielo (incluso a más de uno se le olvida comprarlo) hasta que tienes la bebida en la mano y sabes que se te puede calentar en cualquier momento, es entonces cuando lo echas en falta, casi tanto como la batería de tu móvil.

Siendo un gran ignorado, es uno de los productos más consumidos en restaurantes, pubs y discotecas (concretamente, el segundo que más, después del pan), pero también, uno de los que más peligros para la salud entraña. De hecho, ya se han denunciado bastantes casos por intoxicaciones, especialmente en restaurantes de comida rápida.

Alcohol y hielo

Escuchamos todos los días, a todas horas, los peligros del alcohol, tanto en el caso de consumirlo en forma de atracón, como si se hace de manera esporádica. Esto dificulta ver al hielo como a un potencial enemigo, pero lo cierto es que puede ser incluso más perjudicial que el alcohol.

¿Hielo hasta en invierno?

Además, por diversos motivo, en muchos países, da igual la época del año o la temperatura a la que se esté, los jóvenes pueden estar en la calle a 3 grados de temperatura y ponerse hielo mientras se hace el famoso botellón. ¿Tan importantes son esos 3 grados de diferencia?

Lo cierto es que es una costumbre social, en muchos países no se usan hielos y menos en lugares fríos. El caso de España, está situado justo en el otro extremo, porque se le pone hielo absolutamente a todo, y en la mayoría de locales lo normal es poner 3, lo que llena prácticamente el vaso (ventaja económica para el vendedor).

Hielos más sucios que retretes

En el año 2013, el primer caso con cierta repercusión en relación con los problemas de salud que causa el hielo apareció en el Reino Unido.

Según una investigación del Daily Mail (periódico británico en papel dirigido especialmente a la clase media, siendo el segundo más leído del Reino Unido) donde se analizaron los hielos de 10 cadenas de restaurantes de comida rápida, descubrió que los hielos de 6 de ellas tenían más bacterias que el agua de los retretes.

El caso de Starbuck

De las 6 cadenas de restaurantes solo una tuvo el valor de hablar sobre el bochornoso incidente. Esta fue Starbucks.

La cafetería número uno del mundo justificó el alarmante nivel de bacterias que tenían sus hielos como un error involuntario de contaminación a causa de una mala praxis del personal. Como si fuese un error puntual, previo a que se recogiesen las muestras, pero no algo que suceda normalmente.

Bacterias fecales: McDonald’s, KFC y Burger King

Pero esto solo acaba de empezar. La BBC llevó un análisis en estas tres cadenas de restaurantes de comida rápida. Juntos (incluso por separado) suministran alimento a millones de personas en todo el mundo anualmente. Por poner un ejemplo de la envergadura del problema, McDonald’s vende 75 hamburguesas cada segundo, de media.

En dicho análisis se estudiaron los hielos que cada restaurante ofrecía a sus clientes. La desagradable sorpresa fue encontrar bacterias fecales en el hielo de las tres marcas.

Quizás te interese saber más sobre: Tipos de drogas y sus devastadores efectos en las personas.

El problema de las máquinas de hielo

Es difícil determinar el origen de las bacterias encontradas en los hielos. Se puede decir que habrán tantos orígenes como restaurantes en el mundo. Sin embargo, la norteamericana Business Insider (portal web de noticias a nivel internacional), hizo una investigación en 30 establecimientos distintos.

A diferencia de las investigaciones ya mencionadas, Business Insider recabó datos directamente de los camareros y empleados de los locales, y no tanto de los hielos en sí. Lo que encontraron es que muchos camareros aseguraban que las máquinas de hielo no se limpian tanto como se debería o directamente, no se limpian.

¿Cómo se contamina el hielo?

Como hemos dicho, son diversos los orígenes que pueden contribuir a la contaminación del hielo. Desde que se obtiene el agua, hasta que se sirve en nuestra copa. Tanto virus como bacterias se han encontrado en los hielos de los clientes y todo apunta a que se puede deber a estos dos factores:

Agua contaminada

Normalmente no se suele utilizar agua mineral/embotellada para fabricar hielos (solo en los mejores sitios lo hacen). Debería ser una práctica habitual por seguridad e higiene, del mismo modo que al pedir agua en un restaurante o una discoteca no te ponen agua del grifo (o de un pozo, donde se suelen encontrar normalmente muestras de agua contaminada).

Empleados sucios

La mayoría de las veces, la mala higiene que siguen los empleados y el no tomar las medidas pertinentes (guantes, pinzas, lavar las máquinas, etc) suele ser el principal motivo de contaminación de los hielos.

Comentarios