Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 4 diferencias entre vegano y vegetariano (y los tipos)

¿Cuáles son las diferencias entre los veganos y los vegetarianos? ¿Cuántos tipos de veganismo y vegetarianismo hay? ¿Cuáles son sus características?
¿Sabrías decir si es un plato vegano o vegetariano? | Imagen de: rawpixel.com.

 

A lo largo de los últimos años, ha aumentado la popularidad de las dietas que eliminan por completo el consumo de productos de origen animal. No obstante, la confusión de términos está prácticamente a la orden del día, por lo que no todo el mundo tiene claras cuáles son las diferencias entre ser vegano y vegetariano.

Intentemos disipar las dudas al respecto para saber cómo distinguir ambas tendencias de consumo.

¿Qué es el vegetarianismo?

La dieta vegetariana se basa en comer alimentos que no tengan origen animal. Por ello, el primer producto que se elimina es la carne animal (evidentemente, se incluye el pescado), mientras que se potencia el consumo de cereales, verduras, frutas, hortalizas, frutos secos o legumbres; entre otros.

Además, los seguidores de una dieta vegetariana tampoco comen nada cuyos ingredientes incluyan producto animal alguno, como pudieran ser distintos tintes para dar color a los alimentos o grasas de origen animal que se encuentra en determinados productos. Por ello, deben conocer cuáles son las marcas que no emplean este tipo de añadidos cuando van a comprar al supermercado.

Eso sí, el vegetarianismo no prohíbe comer huevos, lácteos o miel, aunque sean víveres obtenidos a partir de la cría de animales vivos. Sin embargo, este último aspecto es opcional, pues algunos vegetarianos, por cuestiones éticas, evitan por todos los medios este tipo de comidas. Como veremos, existen diferencias entre vegetarianos y veganos.

¿Qué es el veganismo?

Aunque su principio clave es la supresión de alimentos cuyo origen es animal, hay más diferencias entre veganos y vegetarianos que las que en un principio se podría pensar.

Así pues, el veganismo se opone frontalmente al empleo de los animales para sacar beneficio de ellos, lo que conlleva no sólo a un régimen sin carne, lácteos, gelatina o huevos; sino también a la compra de ropa que no esté confeccionada con piel o pelo animal, ni tintada a partir de tintes animales, además del rechazo de deportes, zoos y circos donde los animales son explotados para el recreo del personal.

Diferencias entre veganos y vegetarianos

Más allá de no comer carne (se incluye también el pescado, para los menos despiertos), hay cuestiones de base que conforman algunas de las diferencias más reseñables entre ser veganismo o vegetariano, para evitar caer en confusiones y promover una imagen errónea de lo que cada uno de estos estilos de vida realmente representa.

1. Ingesta de alimentos cuyo origen es animal

La primera diferencia entre veganos y vegetarianos es que, mientras estos últimos sí que toleran (aunque no obligan) a beber leche, consumir huevos, miel o gelatinas en algunas dietas; los veganos no admiten ingerir nada que provenga de animales o que haya sido producido por estas criaturas.

2. Emplear productos de procedencia animal

La propia definición de veganismo nos da a entender que no se trata únicamente de no comer nada que tenga un origen animal,  sino de también rehuir la mercantilización de los animales para emplearlos en la indústria textil o del ocio.

Por ello, hacen uso de ropajes que no se hayan confeccionado a partir de la piel, lana o cera y que tampoco empleen tintes para colorear dichas prendas. De la misma forma, los veganos tampoco utilizan cosméticos hechos a partir de grasas animales (como de tiburón o ballena), ni tampoco compran nada de marcas que experimentan sus productos con animales. Por ello, deben realizar una gran labor de investigación para conocer cuáles son las compañías que deben ignorar a la hora de ir a comprar.

Algunos vegetarianos no tendrían tan en consideración este tipo de cuestiones.

3. Carencias nutricionales

La diferencia entre veganos y vegetarianos en este aspecto es una cuestión de proporciones, así que, aunque ambas dietas implican cierto grado de déficits alimenticios, los veganos tendrían más predisposición (por las características de su régimen) a tener falta de vitaminas como la B12, así como de calcio (por la no ingesta de lácteos), hierro, yodo o zinc (componentes que se encuentran en muchos de los alimentos de los que reniegan).

En ambas dietas, deben compensar dicha falta de nutrientes tratando de aumentar la ingesta de alimentos que los contienen en menor cantidad o teniendo que recurrir a suplementos vitamínicos. Si además hay problemas de salud, como anemia o variantes de la misma (asociadas o no a la decisión de no comer carne), con más razón todavía.

4. Parten de una base diferente

Podríamos decir, como hemos ido viendo a lo largo de este escrito, que el vegetarianismo tiene que ver únicamente con una dieta libre de carne (y de productos de origen animal si la persona lo elige voluntariamente); pero que no implica otras cuestiones más profundas que sí preocupan a los veganos, como lo que comentábamos acerca del uso de materiales no animales para la confección de la ropa.

En otras palabras, el veganismo se puede entender como un estilo de vida con implicaciones éticas (donde entran en juego los derechos de los animales), sin olvidar tampoco otras cuestiones como la preocupación por el medio ambiente, la salud o incluso otras que se sustentan bajo un cariz religioso.

Tipos de vegetarianos

Cada una de estas modalidades del vegetarianismo tiene la particularidad de que permite comer ciertos productos, a la vez que prohíbe el consumo de otros. En cualquiera de los casos, se pueden apreciar las diferencias entre vegetariano y vegano. Estas son las características más frecuentes de la dieta vegetariana:

1. Ovolactovegetarianismo

Es la dieta más seguida dentro del vegetarianismo y se caracteriza por no consumir carne ni pescado, pero pudiendo integrar en el régimen alimentario tanto huevos como lácteos.

2. Ovovegetarianismo

Esta variante vegetariana incluye a personas que, salvo huevos, no comen nada más de origen animal. Sin embargo, no vale que sean huevos cualquiera, sino que deben ser de gallinas de corral, es decir, no criadas en jaulas y cuyos huevos no hayan sido fecundados.

3. Lactovegetarianismo

Es la cara opuesta del anterior caso. Se trata de personas que no comen carne ni huevos, pero sí lácteos y derivados de los mismos: leche, quesos, mantequillas o yogures. Además, este régimen alimenticio está apoyado por religiones como el budismo o alguna de las ramas del hinduismo, que abogan por esta opción para no causar daño a ningún ser vivo.

Tipos de veganismo

El veganismo, por su parte, también cuenta con particularidades que nos permitirán comprobar sus diferencias con respecto al vegetarianismo. A continuación, las 3 caracterísitcas del veganismo.

1. Veganismo ético o estricto

Sería la definición estándar de veganismo, es decir, no comer carne ni ningún producto para cuya fabricación se haya utilizado animales.

2. Crudiveganismo

Subtipo de veganismo que obvia los productos animales, así como aquellos que deban cocinarse. El argumento en favor de esta práctica es que, mediante la cocción de los alimentos, éstos pierden sus propiedades nutritivas. Comerlos crudos es la mejor forma de absorber el máximo dicho valor nutritivo.

3. Frutarianismo o frugivorismo

Otra variante extendida que permite ver las diferencias entre veganos y vegetarianos es el frugivorismo, una dieta que consiste en alimentarse de las partes de las plantas que se pueden arrancar sin dañarlas y permitiendo su regeneración, como las semillas o los frutos que cuelgan de algunas de ellas.

Este subtipo de veganismo pretende reconectar al individuo con los hábitos primitivos del ser humano, que en su día tuvo que sobrevivir a base de recolectar las frutas y semillas que encontraba, antes de optar por una dieta carnívora.

Comentarios