Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Las 10 vanguardias artísticas del siglo XX

Descubre los 10 movimientos artísticos más importantes y transformadores del siglo XX.
Los vanguardismos y sus rasgos característicos. | Gilber Franco.

 

Desde finales del siglo XIX se notaba que algo estaba cambiando en el mundo del arte. Las vanguardias artísticas del siglo XX fueron la respuesta lógica a una serie de cambios en el mundo del arte (sobre todo de la pintura) que están estrechamente ligados a los avances tecnológicos que permitieron, entre otras muchas cosas, dejar de preocuparnos por representar una imagen lo más fielmente posible para, “simplemente”, capturarla mediante la fotografía o el cine.

Este cambio tecnológico, además de la llegada del principio del fin de la modernidad que venía marcando los tempos desde la Ilustración, hizo que los artistas entendieran de forma diferente la pintura, la arquitectura y la escultura. Ahora el trabajo del artista dejaba de centrarse en conseguir una técnica perfecta que representara a la perfección lo que se proponía mostrar, sino que se convertía en una representación de la relación entre el “yo” del artista y el mundo.

Así tras la Primera Guerra Mundial, cuando la situación en Europa se estabilizó, el fermento que comentamos antes tuvo las condiciones para crecer. Así en 1916, cuando Hugo Ball, un poeta alemán, abrió en Zurich (que era territorio neutral) el Cabaret Voltaire, se dio el momento clave de salida a las vanguardias artísticas del siglo XX.

ÍNDICE

1. ¿Qué son las vanguardias artísticas?

2. Las 10 vanguardias artísticas más importantes del siglo XX.

¿Qué son las vanguardias artísticas?

Las vanguardias son, ante todo, una reacción ante una línea establecida en una disciplina (ya sea política, pintura, cine,…), una voluntad de cambio. Los movimientos vanguardistas que dominan la situación artística durante el primer tercio del siglo XX son una respuesta a la rigidez establecida y a los cambios históricos que afectan siempre al arte (Revolución industrial, Revoluciones burguesas en la Francia del XIX, etc).

Las vanguardias son una serie de movimientos artísticos que no guardan relación entre sí más allá de que son breves, estaban dirigidas a las élites culturales e intelectuales del momento, y se sucedían unas a otras en unos años frenéticos en los que el mundo del arte vivió una explosión vista muy pocas veces antes.

El lanzamiento de las vanguardias surge con el impresionismo en el XIX, es el primer movimiento que se puede considerar precursor de los vanguardismos. Y llegan hasta el día de hoy, pasando por el arte pop de Warhol, el brutalismo de Le Corbusier o Basquiat. Pero las que pertenecen al periodo histórico de los “ismos” son las siguientes:

Las 10 vanguardias artísticas más importantes del siglo XX

Hay muchos movimientos de vanguardia pero no todos merecen ocupar un lugar de preferencia en la historia del arte aquí van algunos de los más famosos, sin orden cronológico.

1. Impresionismo

El Impresionismo fue el movimiento que permitió a las vanguardias liberarse de los corsés establecidos previamente. No es un movimiento vanguardista como tal pero merece la pena que lo mencionemos debido a su importancia en el florecimiento de los vanguardismos posteriores.

Sol Naciente. | Claude Monet.

 

Sus mayores aportaciones fueron la liberación del uso del color, el amor por la luz y los avances técnicos. Los grandes pintores de este movimiento fueron Monet (como precursor), Degas, Manet, Renoir o Cézanne. Su influencia en las vanguardias es muy importante, ya que la gran mayoría de ellos llegó hasta el vivir la Primera Guerra Mundial y el surgimiento de los “ismos”.

Cézanne, por ejemplo, dejará de hecho el grupo y se convertirá en la vanguardia de la vanguardia del cubismo. La pintura se centra en el color y la luz y deja de preocuparse por la forma, he aquí la conexión con los movimientos vanguardistas del siglo XX.

2. Expresionismo

Es a la vez la última corriente fuera de las vanguardias y la primera manifestación artística de mismo periodo y es así por su intención. El expresionismo intenta expresar sentimientos del ser humano: filias y fobias, lo que gusta y lo que no, y no necesita de pintores especialmente técnicos para llevar a cabo este objetivo.

Autores expresionistas famosos son Munch (autor de ‘El grito’), Klimt o Schiele y destacan por expresar bien las emociones, a diferencia del impresionismo, que se fijaba en la estética por encima de todo lo demás.

El Grito. | Edvard Munch.

 

Como teoría se opuso firmemente a las ideas realistas que reinaban en la cultura europea durante el siglo XIX (no hay más que ver la novela o el interés por la fotografía) y su influencia llego a muchas otras disciplinas. Cabe destacar, entre ellas, el cine expresionista alemán con obras maestras como El Gabinete del Doctor Caligari.

El expresionismo es un movimiento aglutinante que cuenta con varias vertientes muy diferenciadas entre sí. Tanto que, al final, serán estas versiones las que desembocaran en las vanguardias.

3. Constructivismo

El constructivismo fue un movimiento impulsado por Lissitzky, y uno de los pioneros de las vanguardias como tal. Entre Alemania y Rusia llevó adelante el constructivismo, una mezcla de expresionismo y dadaísmo que tuvo mucha presencia en la Rusia de los inicios del comunismo.

Uno de las obras clave de Lissitzky y más representativas del constructivismo son los Proun: diseños geométricos entre lo artístico y lo arquitectónico pero imposibles de llevar a cabo en el mundo real al romper las leyes de la perspectiva.

Proun 1 D. | Lissitzky.

 

El constructivismo nace en Rusia a principios del siglo XX y se caracteriza por la inclusión de los conceptos de espacio y tiempo que le daban continuidad a la obra, además de por la inclusión de los motivos geométricos.

4. Cubismo

Puede que el cubismo sea el movimiento de vanguardia más importante de todos; desde luego es uno de los que más. Nació en Francia en 1906. Se centra en descomponer las imágenes en figuras geométricas, inclusión de letras en los cuadros y un desdoblamiento de la personalidad del autor en el cuadro.

Los sentimientos del expresionismo pasan a un segundo plano y se intenta representar la realidad en su totalidad a través de descomposiciones geométricas de diferentes planos de la misma.

Su importancia radica en que a diferencia de impresionismo y expresionismo es la primera ruptura definitiva con el arte anterior y la pintura de la representación realista. Los grandes artistas del cubismo son Picasso (su iniciador), Juan Gris, Delaunay o Georges Braque.

El bombardeo de Guernica. | Pablo Picasso.

 

De Picasso se conserva esta frase que muestra cómo se desarrolló el movimiento:

“Cuando hacíamos cubismo, no teníamos ninguna intención de hacer cubismo, sino únicamente de expresar lo que teníamos dentro.”

Lo que llevaban dentro los cubistas era la ruptura de la perspectiva, que era de lo poco que quedaba de la pintura tradicional que se inicia en el renacimiento con obras clave como La Gioconda.

5. Surrealismo

Si el cubismo es el “ismo” más importante de las vanguardias artísticas del siglo XX, el surrealismo es el más famoso. Con Salvador Dalí y André Breton a la cabeza, el surrealismo bebió de las teorías del subconsciente de Freud y el psicoanálisis y quisieron desarrollar un arte que conectara con el subconsciente.

En literatura fomentaron la escritura automática para crear composiciones bellas y enigmáticas. En cine el montaje se convirtió en fundamental para conseguir una secuencia de imágenes que recordaran a los sueños, de donde venía su inspiración.

Rostro del Gran Masturbador. | Salvador Dalí.

 

En pintura fue algo más complicado pero mucho más espectacular. Con Dalí como máximo exponente, durante la década de los años 20, el surrealismo explotó con un uso de las formas y el color (además de la simbología personalísima de cada autor) que sigue siendo imprescindible para entender la estética a día de hoy y durante el siglo XX.

Los surrealistas fueron los primeros que, sobre un lienzo, soñaron con las formas deformes que inspirarían tantas y tantas cosas en el XX: arquitectura, mobiliario, cultura pop, etc. La aparición primera del término surrealismo le corresponde a Guillaume Apollinaire en su Las Tetas de Tiresias:

“Cuando el hombre quiso imitar la acción de andar, creó la rueda, que no se parece a una pierna. Del mismo modo ha creado, inconscientemente, el surrealismo... Después de todo, el escenario no se parece a la vida que representa más que una rueda a una pierna.”

Es por lo tanto una representación creativa de la realidad a través de la mente humana.

6. Futurismo

Una vanguardia visionaria en su momento que no fue utilizada con la inteligencia artística que merecía. El futurismo de Marinetti vio en los cambios tecnológicos que vivía el mundo una fuente inagotable de inspiración.

El automóvil, las fabricas, la maquinaria… Todo lo relacionado con el progreso de la técnica era importante para los futuristas que querían ver al ser humano elevarse por encima de lo que jamás había hecho.

El dinamismo de un coche. | Luigi Russolo.

 

Nació, obviamente, en Italia en 1909. Tuvo un recorrido corto pero inspirador para bien y para mal: Duchamp o Delaunay reciben la influencia del futurismo, pero también consigue muchos simpatizantes entre los intelectuales que apoyan a Mussolini en Italia.

7. Fauvismo

El fauvismo es un movimiento nació en Francia alrededor de 1904. Su nombre viene de fauve, fiera en francés. Como tantos otros nombres de tendencias artísticas se lo puso un crítico al ver la primera exposición en París con cuadros de este tipo.

El gran artista (el más reconocido) de este movimiento fue Henri Matisse, y recoge las ideas de filósofos como Nietzsche o de novelistas como Zola, que creían que la experiencia era imprescindible para entender la vida, a la que veneraban.

Restaurant de la Machine à Bougival. | Maurice de Vlaminck.

 

Para plasmar todo esto sobre el lienzo el color se convierte en el elemento indiscutible, desplazando a las formas y las siluetas. Para Matisse, el color lo podía todo y servía para expresar todo lo que la pintura podía expresar.

De todos los grandes movimientos vanguardistas, el fauvismo fue el último que destacó por pintar al aire libre, a partir de ahí los estudios fueron el refugio de los artistas que estudiaban y descomponían formas y reintentaban el espacio. El fauvismo lo conseguía con un tratamiento del color excepcional.

8. Ultraísmo

El ultraísmo fue un movimiento vanguardista nacido en España a finales de la década de los años 10 del siglo XX como oposición a las grandes corrientes de la época: modernismo y novecentismo.

A diferencia de otras vanguardias, la poesía se convierte en pieza indiscutible para entender el Ultraísmo y, de hecho, sus referencias son Vicente Huidobro, Apollinaire y Mallarmé.

Max Aub, uno de los escritores españoles que abrazaron el movimiento recoge el espíritu elitista de las vanguardias al proponer un:

“Deseo de apartamiento de la masa, llevando a su natural fin lo iniciado por los “raros” de finales del siglo XIX. La literatura era 'de' y 'para' iniciados”

El famoso escritor Jorge Luis Borges participó del desarrollo del ultraísmo pero no fue el único  gran escritor que adoptó algunas de sus ideas; Guillermo de la Torre o un joven Gerardo Diego también tenían relación con el movimiento.

Propuso una renovación de la poesía que incluía el uso de la metáfora, la eliminación de la rima, el gusto por los objetos y palabras del mundo moderno o la eliminación de palabras accesorias

9. Dadaísmo

El dadaísmo nació en el Cabaret Voltaire, como forma de ir en contra de el estado de las artes en ese momento. Pintura y escritura fueron las máximas expresiones de lo dadaísta, muchas veces combinadas.

El nombre que más se asocia al dadaísmo es el del rumano Tristan Tzara (que dio nombre al movimiento al abrir un diccionario al azar y encontrarse con la palabra dadá), pero también el de otros grandes artistas del momento como los Duchamp o Marcel Janco.

Esta vanguardia se rebelaba contra todo lo que significaba el arte burgués y la idea del positivismo filosófico (idea que viene de la Ilustración y que cree en el progreso permanente de la sociedad si confía en la razón y la ciencia).

Cathedrals of Broadway. | Florine Stettheimer.

 

Así todos los trabajos dadaístas suelen carecer de lógica, ya sean palabras, imágenes… o acciones. Porque el dadaísmo también se convirtió en una forma de vivir y de relacionarse con el mundo. Un mundo que parecía incomprensible visto desde los ojos de quienes habían vivido la Primera Guerra Mundial.

El dadaísmo va contra todo lo absoluto: belleza, eternidad, el pensamiento inamovible, la pureza,… y así se cuestionó el arte de una forma particular que a día de hoy sigue siendo la raíz y la inspiración de muchos movimientos vanguardistas de diferentes disciplinas.

10. Estridentismo

El estridentismo es una vanguardia tardía, que resultó de la unión de varios movimientos. Se dio en México entre el 22 y el 27. Fue fundamental para el desarrollo artístico del país azteca e incluye a artistas de muy variadas disciplinas que creían en una renovación total de la situación artística.

Andamios exteriores. | Fermín Revueltas.

 

Se dice que el nombre viene del revuelo que se formó a su alrededor. Como tantas otras vanguardias, como el futurismo viene de la revolución que supuso la revolución industrial. Además, su carácter eminentemente mexicano generó un consumo altísimo de cultura mexicana.

Comentarios