Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

El Gobierno plantea una tasa a Netflix y HBO para financiar RTVE

El ministerio de Economía quiere que los nuevos operadores financien RTVE.
Nuevo impuesto a las plataformas de streaming y nuevos operadores como Netflix y HBO | Carácter Urbano

 

Netflix, HBO, Rakuten, Amazon Prime, Sky... Son las nuevas reinas del mercado audiovisual, y su irrupción ha abierto una competencia en la que las televisiones tradicionales y el resto de los operadores cada vez se encuentran con más dificultades. Por eso, el gobierno de Pedro Sánchez quiere crear una nueva tasa con la que Netflix, HBO y compañía financiarán la radio-televisión pública española. ¿Quieres saber de qué se trata?

¿En qué consiste la nueva tasa a Netflix y HBO?

El ministerio de Economía quiere que los gigantes operadores del sector audiovisual, entre los que se encuentran las plataformas de streaming más populares, paguen un impuesto cuyos beneficios se destinarán en parte a la financiación del operador público español, la Radio Televisión Española.

La medida parte de la directiva 2018/1808 de la Unión Europea, aprobada por el Parlamento y el Consejo y que incluye la ampliación del concepto de operadores de telecomunicaciones enmarcado en la estrategia de la Comisión Europea para la creación de un mercado único digital. Eso obliga a revisar las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los estados miembros relativo a la prestación de servicios de comunicación audiovisual.

Con el objeto de actualizar y modernizar el marco regulatorio audiovisual vigente en la Unión Europea, el ministerio de Economía y Empresa lo ha elevado a consulta pública con veinticinco preguntas dirigidas a los diversos agentes implicados para que hagan propuestas. El objetivo es avanzar hacia una regulación acorde con la nueva era digital, caracterizada por la rápida evolución tecnológica.  

Entra otras cuestiones, el ministerio plantea la viabilidad de la prestación de un servicio de calidad por parte de la situación de los prestadores públicos, algo que según algunas fuentes es una invitación a la reforma del sector para que los llamados operadores 'on the top' ayuden a financiar los medios públicos.

Las modificaciones legales quieren favorecer la financiación de RTVE | Carácter Urbano

 

El ministerio también plantea si la financiación anticipada de producción europea de películas y series por parte de los prestadores públicos de servicio audiovisual promueve adecuadamente la producción y promoción del contenido audiovisual europeo.

La estimación del porcentaje de ingresos

Se trata pues de cuestionar la supervivencia de los teleoperadores públicos en un mercado audiovisual sometido cada vez más a la competencia salvaje de los operadores en auge. La normativa actual contempla una regulación particular para cada operador en función de su actividad, y la idea es avanzar hacia la unificación para que todos los operadores se rijan por la misma reglamentación.

Algunos operadores como Mediaset, Atresmedia, Movistar, Vodafone y Orange ya contribuyen a financiar la televisión pública y el desarrollo de productos audiovisuales europeos (películas y series). Con la nueva normativa, los nuevos operadores se verán también obligados a hacerlo por medio de un impuesto.

Según algunas fuentes, Economía prevé que los nuevos operadores como Netflix y HBO destinen en España entre el 0,85 y el 1,35 de los ingresos anuales. El precedente inmediato es la eliminación de la publicidad de RTVE que decretó el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a cambio de la destinación del 3% de los ingresos de las televisiones privadas al ente público de radiotelevisión.

En aquel momento, las privadas pusieron el grito en el cielo y reclamaron a la justicia europea la cancelación de cláusulas que consideraban abusivas, y ahora los nuevos operadores y plataformas de streaming empiezan a negociar con sus equipos de abogados la forma de frenar el impacto de las nuevas tasas en sus ingresos.

Hace solo dos días, Netflix anunció una subida de un euro y dos euros para los nuevos usuarios que se suscriban a los paquetes Estándar y Premium, y ahora habrá que esperar a ver cómo afecta también a los usuarios la nueva regulación. 

Comentarios