Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Ni hombre ni mujer: la muxe mexicana, el frecuente tercer género humano

Las muxes son el 6% de la población y tienen privilegios que hombres y mujeres no.
Las muxes cuentan con ventajas sociales frente a hombres y mujeres. | Imagen de: Wikimedia Commons.

 

A pesar de que la cultura basada en la dicotomía de sexos y géneros parece haber prevalecido desde los inicios de los tiempos, la verdad es que esto no tiene nada de cierto. Hoy en día se comienza a comprender que las etiquetas “hombre" o “mujer” son imprecisas en muchos casos y dejan fuera a un gran número de personas.

En este artículo presentamos a los muxe mexicanos. Estas personas a las que se les considera como del tercer género, no son nada nuevo en realidad ya que llevan existiendo desde hace muchos años.

¿Qué es una muxe?

Un muxe (pronunciado como mushe) es cómo se denomina en determinadas zonas de méxico a un tipo de género humano. Las personas a las que se les atribuye este género cuentan con genitales masculinos como cualquier otro hombre, pero a diferencia de la mayoría, un muxe asume roles de género femeninos.

A nivel etimológico, la palabra muxe se piensa que proviene del español, concretamente de la palabra "mujer", que ha derivado fonéticamente por la adaptación de la civilización zapoteca durante el siglo XVI. Civilización que trataremos en el siguiente punto.

Estos roles de género se extrapolan a todas las áreas de su vida, tanto pública como privada. Por ejemplo, en las labores del hogar realizan tareas atribuidas culturalmente a la mujer, al igual que en el entorno laboral y sexual.

En la cultura occidental se puede comparar a las muxes con los travestis o los transgénero, aunque en ocasiones pueden haber diferencias sutiles.

Además, esto no es un caso aislado, ya que se conocen otros ejemplos similares a las muxes mexicanas, con las que compartes roles y rasgos similares. Uno de los más representativos es el de las Hijras, en la Índia.

¿Dónde se encuentran las muxes?

Como hemos comentado, las muxes se pueden encontrar en méxico, especialmente en la región de zapoteca, al sureste de Ciudad de México.

Esta región situada en el istmo de Tehuantepec estaba ocupada por los zapotecas, una de las civilizaciones más influyentes a nivel arquitectónico de todo el continente. Entre los habitantes de esta civilización, era frecuente encontrar las ahora conocidas como muxes.

Para la sorpresa de muchos, en estas regiones mexicanas, un estudio ya demostró que (Rymph, 1974) que la prevalencia de las muxes en la población masculina autóctona era de un 6%.

Diferencia entre rol, sexo y género

Para entender entonces el concepto de muxe es imprescindible saber diferenciar los siguientes tres términos.

Rol (de género)

En sentido amplio describe el papel que juega una persona, así como las acciones y tareas de las que se suele encargar. Relacionándolo con el tema que nos concierne, el concepto de “rol” suele usarse como “rol de género”.

El rol de género está condicionado fuertemente por el contexto sociocultural, que es el que se encarga de asociar un rol o papel específico a cada género y sexo.

Por tanto, un género puede estar construido por, entre otras cosas, muchas actividades y conductas que se asocian a un rol. Así pues, un hombre puede desempeñar distintos roles, de género masculino y femenino para una sociedad determinada, sin dejar de ser hombre.

Género

El género es una etiqueta utilizada socialmente y es dependiente de la cultura que, normalmente, divide en dos a la población en hombres y mujeres de acuerdo con rasgos psicológicos y físicos. Por tanto, se trata de un constructo social que varía a lo largo del tiempo y el espacio.

Si bien está influido enormemente por las características físicas (muchas de las cuales son moldeables), las conductas y el perfil psicológico influye también en la visión que tiene el resto de personas sobre el género de alguien.

Sexo

El sexo es, a priori, lo que más influye socialmente a la hora de determinar el género de una persona y atribuirle esta etiqueta. Para determinarlo se suelen tener en cuenta características biológicas como la formación de los órganos genitales (internos y externos), los cromosomas y otros rasgos distintivos.

Guiar a los adolescentes en el descubrimiento de la sexualidad forma parte de las labores de las muxes. | Imagen de: Wikimedia Commons.

¿Cómo vivían las muxes?

Este tercer género ya existía en la época precolombina (es decir, antes de la llegada de Colón en 1492).

Socialmente las muxes estaban tan integradas en la sociedad como los hombres y las mujeres y jugaban un papel bastante importante. Era común también, que las muxes formasen parejas monógamas con otros hombres y mujeres, dependiendo de la elección personal de cada muxe

Esto indica que las muxes pueden ser tanto homosexuales, como bisexuales o heterosexuales, demostrando una vez más que los roles y la identidad de género no siempre van de la mano con la orientación sexual.

Añadir que la sociedad mexicana de aquella época era bastante matriarcal, ya que los hombres se dedicaban principalmente a proveer alimentos (mediante la caza y la agricultura) y tomar algunas decisiones políticas, mientras que las mujeres eran las que se hacían cargo del comercio y las decisiones económicas.

Sin embargo, las muxes, a pesar de ser biológicamente hombres, podían desempeñar labores reservadas exclusivamente a las mujeres.

Las muxes como expertas sexuales

Por si fuera poco, las muxes se encargaban en muchas ocasiones de iniciar a los adolescentes varones en las prácticas sexuales.De este modo, las muxes ayudaban a los jóvenes a descubrir esta nueva área de sus vidas e identidades.

Mientras tanto, esto no sucedía con las mujeres, ya que por aquel entonces estaba mal visto que las jóvenes perdiesen la virginidad antes de consagrar el matrimonio.

 

Para saber más

Lacey, Marc. A Lifestyle Distinct: The Muxe of Mexico. The New York Times, December 7, 2008.

Roscoe, Will (1998). Changing Ones: Third and Fourth Genders in Native North America. New York: St. Martin’s Press.

Rymph, David. Cross-sex behavior in an Isthmus Zapotec village. Asociación Americana de Antropología. Ciudad de México. 1974.

Stephen, Lynn (2002). Latin American Perspectives, Issue 123, Vol.29 No.2, March 2002, pp. 41-59. Sexualities and Genders in Zapotec Oaxaca.

Comentarios