Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

15 rasgos psicológicos que atraen a las mujeres

Te traemos 15 herramientas para tener éxito con el otro género teniendo en cuenta que estos rasgos psicológicos son los que atraen a las mujeres.

Las personas divertidas suelen resultar más atractivas para muchas mujeres. | Imagen: Carly Rae Hobbins

 

Si bien es verdad que, hoy en día, hay cada vez más personas que renuncian a tener relaciones íntimas con otros, es un hecho constatado de que la mayoría de personas buscan alguien con quien compartir sus vidas. Es por eso, que en este artículo, vamos a proponer 15 rasgos psicológicos que atraen generalmente a las mujeres.

Si eres hombre (o mujer homosexual), quizás te interese tener en cuenta estos siguientes rasgos para la próxima vez que quieras acercarte a esa persona especial a la que te gustaría atraer. Sabemos que es difícil conseguir buena conexión, pero fomentando estos rasgos es muy probable que lo tengas más fácil.

Puedes hacer varias cosas con la información que te damos, o bien mejorar tus “puntos débiles” para evitar tener defectos destacables a los ojos de la otra persona, o bien puedes centrarte en potenciar positivamente algunos de estos rasgos para llamar la atención y destacar por encima de los demás.

15 rasgos para atraerlas más

Siempre debes tener presente, que cada mujer (al igual que cada hombre) es un mundo completamente distinto que debes intentar explorar. Cuanto mayor sea tu conocimiento sobre esa persona y más tiempo compartas con ella, más fácil te será acertar en lo que le gusta. Será entonces cuando debas destinar tus esfuerzos en mejorar los rasgos que elijas.

En el caso de que sea una persona desconocida por completo para ti, lo que te aconsejamos es que te muestres seguro y educado.  Céntrate sobre todo en conocer a la otra persona mediante el diálogo, en vez de invertir tu energía en exhibir todos tus atributos, ya que tal vez, no sirvan o sean incluso contraproducentes para la persona que tienes delante.

1. Divertido

Importante no confundir con hacer bromas constantemente o chistes malos. Una persona divertida no es aquella que hace reír con humor fácil o absurdo; tal vez al principio pueda ser útil para romper el hielo, pero no es aconsejable a la larga.

Ser divertido implica conseguir que la otra persona lo pase bien estando contigo. Debes tomarlo como intentar aumentar el disfrute de lo que estéis haciendo, ya sea tener una conversación mientras paseáis, ir al cine, tomar algo,  etc. De este modo, conseguirás que la próxima vez que quiera hacer algún plan, cuente contigo.

2. Sensible

Esto significa tener y demostrar un lado humano. Saber cuándo callar y cuándo hablar. Sentir cuándo la otra persona se siente mal y acompañarla. Este rasgo debe ser fundamental en cualquier tipo de relación con las demás personas, que en cierto modo, sería el siguiente paso a la empatía. Es decir, no solo siento lo que tu sientes, sino que me comporto correctamente ante tu estado emocional; ya sea positivo o negativo.

3. Tacto

Está muy relacionado con el anterior pero hace especial hincapié en saber comportarse en los momentos de sufrimiento. Por ejemplo, cuando ella te habla de un momento difícil de su pasado, no vale hacer preguntas que cuestionen su forma de actuar, ni tampoco aconsejar. Lo correcto es preguntar sobre sus sentimientos en esos momentos difíciles y ofrecerte en el caso de que necesite ayuda o compañía.

4. Higiene

Factor decisivo y obvio, que parece no ser tan obvio para algunos. Una buena higiene nos distingue (entre otros factores) de los animales salvajes, aunque algunos de estos animales superen a determinados humanos.

Higiene no es sinónimo de litros de colonia y desodorante, sino de un buen lavado corporal e indumentaria; donde por cierto, el término “corporal” hace referencia también a partes del cuerpo como uñas, boca, orejas, nariz, etc.

5. Estilo

No hace falta ir a la moda y gastarse cientos de euros para puntuar alto en este rasgo. Lo que sí es aconsejable es tener un estilo con el que te identifiques y te identifiquen. Por supuesto, el estilo es algo que repelerá y atraerá a las mujeres dependiendo los gustos de cada una. De todos modos, es mejor guardar una coherencia en la forma de vestir que elegir ropa al azar y combinarla sin sentido.

Dentro de este rasgo incluimos por supuesto el llevar ropa de la talla correspondiente, limpia y planchada (o no, en el caso de que así lo dicte el estilo seleccionado). También aconsejamos quitar el miedo al uso de complementos como relojes, cinturones, tirantes, pulseras, sombreros, etc.

6. Vida Real

Cada vez más, las pantallas inundan nuestras vidas. Algo que puede diferenciarte de los demás y debe, es el estar más “conectado” con la vida real y menos con la digital. Disminuye al máximo el uso del móvil cuando estés con la otra persona y de otros aparatos informáticos. Transmite que lo que te importa es ella y que por tanto, el resto de cosas están en segundo plano.

7. Intenso

La intensidad en este caso se refiere a vivir el momento. Si estás en el cine, disfruta de la película. Si estás dando un paseo por el parque, disfruta del paisaje. Si estas con esa persona disfruta de la conversación. Evita ser un encefalograma plano y demuestra que estás vivo. Esto, además, se contagiará en la otra persona y hará que mejore también el encuentro.

8. Deporte

El deporte bien practicado es sinónimo de salud mental y física. Practicar deporte asiduamente te otorgará beneficios estéticos además de psicológicos. Mejorará tu confianza y contribuirá a que muestres una mejor versión de ti, transmitiendo al mismo tiempo que luchas día a día por mejorar como persona.

9. Culto

Sin ser sinónimo de pedante, una persona culta es aquella que puede hablar de distintas materias con comodidad y conocimiento. Mantén un espíritu crítico a la par que abierto. Lee sobre temas de actualidad a través de fuentes de fiar. Nada de prensa amarilla y rosa. No hace falta saber de todo, pero sí al menos de un gran abanico de cosas y teniendo opiniones bien formadas sobre diversos temas.

10. Romántico

Con romántico no nos referimos a convertirnos en un príncipe azul que regala flores y bombones, sino a tener un espíritu romántico propio del movimiento cultural. Aportando dosis sanas de sueños e ilusiones, con una visión predominantemente positiva o esperanzadora de la vida. Pocas mujeres se sienten atraídas por hombres tristes y pesimistas (si bien las hay). Así que, dale un toque de ensoñación y creatividad a tu persona demostrando que tienes aspiraciones por las que luchar.

11. Aventurero

La vida, si de algo sirve, es para crecer y experimentar. Quien se imagine su vida haciendo lo mismo día tras día, hasta el final de los mismos, realmente ya está muerto. Disponer de este rasgo puede suponer la diferencia entre ser atractivo o no. Muchas mujeres atrapadas en la monotonía del día o en vidas que las angustian se sentirán especialmente atraídas por esta característica, que les proporcionará algo de esperanza e ilusión por despertar cada mañana.

12. Experto

Relacionado con culto, pero sin ser lo mismo. La característica de Experto hace referencia a ser conocedor en profundidad de un área concreta del saber. No se puede ser un experto en todo y encima, tampoco sería aconsejable, ya que puede transmitir cierta pedantería y resultar agobiante para la oyente. Sin duda, saber mucho de un área resultará atractivo para aquellas mujeres que sientan de antemano cierto interés por el tema.

13. Detallista

De nuevo, ser detallista no tiene que ver con regalar flores y bombones en San Valentín. Tiene que ver con cuidar los pequeños detalles. Con ofrecer tu comida o postre, con dejarla pasar primero, con ofrecerte para acompañarla, con comprarle algo que te haya recordado a ella, con preguntarle cómo le ha ido ese examen que tanto le preocupaba o preguntarle sobre su familia y amigos. Es una cuestión de prestarle atención y pensar en ella.

14. (No) expresivo

Este rasgo resulta deseable de manera muy paradójica. Se sabe que los hombres poco expresivos, meditabundos, que guardan muchas cosas para sí mismos resultan misteriosos y atractivos para las mujeres. Pero al mismo tiempo, los hombre que expresan emociones, ríen y lloran sin vergüenza y son transparentes con las mujeres, también resultan más atractivos, incluso para las mismas mujeres. Quizás el secreto sea no ser normal y decantarse más por uno de esos lados.

15. Inteligencia Sexual

La palabra inteligencia puede engañar, porque nada tiene que ver con el Cociente Intelectual ni con las capacidades mentales heredadas al nacer. Aquí hablamos de tener nociones sobre sexualidad, conocer la anatomía femenina y cómo funciona. Esto junto con una buena comunicación y respeto por la mujer, hará que mejores enormemente en la cama (o el lugar que prefieras).

Comentarios