Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Cómo saber si tengo una enfermedad de transmisión sexual (ETS)

Estos son los síntomas de estas 4 enfermedades de transmisión sexual: Papiloma Humano, VIH, Sífilis y Hepatitis C.
Las enfermedades de transmisión sexual pueden provocar síntomas de lo más variados. | Imagen de: GTRESONLINE.

 

Desde hace unos años en muchos países se han incrementado la cantidad de enfermedades de transmisión sexual o ETS. Este tipo de enfermedades contemplan una amplia gama de variedades que pueden ser desde simples molestias pasajeras a verdaderas enfermedades mortales.

En el presente artículo vamos a explicar algunas señales que avisan de que se tiene una enfermedad de transmisión sexual. En cualquier caso, aunque aquí podamos ver cómo saber si se tiene una ETS o no, lo recomendable es siempre ir a un médico, ya que será la única forma fiable de obtener un diagnóstico preciso.

¿Qué es un ETS?

Las enfermedades de transmisión sexual también son llamadas infecciones de transmisión sexual (ITS) o simplemente ETS (por las siglas del primero). Mencionar que antiguamente se conocían como enfermedades venéreas.

Si bien las ETS son un grupo bastante amplio de enfermedades, todas ellas tienen un punto en común: se suelen transmitir durante las relaciones sexuales (ya sea sexo vaginal, sexo oral, sexo anal, etc).

Otras formas de contagio pueden ser las jeringuillas, la sangre, el embarazo (de la madre al bebé)... La mayoría a causa de bacterias y virus, sin embargo, hay otros dos tipos de gérmenes que también pueden estar implicados que son los hongos y los protozoos.

A continuación vamos a ver los síntomas más comunes de las ETS más frecuentes para poder saber si se tiene una enfermedad de transmisión sexual. De todos modos, repetimos que lo mejor es acudir a un médico si se piensa que puede ser el caso; se tengan o no los siguientes indicadores, ya que algunos pueden tardar en aparecer después de contraer la enfermedad.

1. ¿Cómo saber si tengo Sífilis?

La sífilis es una ETS originada por un tipo de microorganismo (bacteria). Las características de esta bacteria hacen que se reproduzca de manera especialmente eficaz en ambientes tibios y húmedos, como el ano, la boca o en las mucosas genitales.

Suelen caracterizarse por heridas abiertas bastante llamativas. El riesgo de transmisión es bastante alto si se entra en contacto con ellas.

Síntomas de sífilis

Es difícil determinar si alguien tiene sífilis si está en el comienzo de la enfermedad, ya que no suelen haber signos aparentes de esta enfermedad de transmisión sexual.

Sin embargo, más adelante, en las siguientes etapas (entre 3 y 6 semanas después del contagio), aparecen erupciones cutáneas por todo el cuerpo, fiebre y pérdida del cabello.

En etapas posteriores, si no se ha tratado, la sífilis entra en un estado de latencia donde la persona no muestra síntomas ni puede contagiar a otros. De todos modos, esto puede empeorar aún más y aparecer trastornos graves tanto neurológicos, cardiacos y mentales.

2. ¿Cómo saber si tengo Papiloma humano?

El papiloma humano es una enfermedad de transmisión sexual bastante particular. Causada por el virus del papiloma humano puede contagiarse por las ya mencionadas relaciones, pero también por compartir zonas con agua estancada (piscinas, bañeras, etc), por ejemplo.

Síntomas del Papiloma humano

La señal más frecuente y llamativa son unas pequeñas verrugas que aparecen en la zona genital y/o anal. Aunque suele ser más frecuente en mujeres, los hombres no están exentos de riesgo.

En el caso de la mujer pueden aparecer, además de las verrugas, lesiones en el cuello del útero caracterizadas por zonas escamosas. Estas se han relacionado con el cáncer de cuello de útero, aunque sigue siendo una relación muy criticada por la comunidad científica.

3. ¿Cómo saber si tengo VIH?

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH por sus siglas) es uno de los más dañinos y con peor pronóstico de todos, ya que a día de hoy no se conoce una cura y puede acortar significativamente la vida de la persona que lo contrae aún llevando un tratamiento.

Este virus puede desarrollar el conocido como síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), aunque en cada caso el tiempo que tarda en desarrollarse el síndrome a partir del virus puede variar enormemente (pudiendo llegar a tardar hasta 10 años).

Para saber si se tiene el VIH primero debemos saber cómo se contrae: principalmente mediante el contacto sexual (de cualquier tipo), la transfusión de sangre, al compartir jeringuillas, etc.

Síntomas del VIH

No existen síntomas específicos del VIH. Si bien algunas personas muestran lo que aparentemente es un cuadro gripal común unas semanas después de la infección, esto solo sucede un una parte de los casos.

De todos modos, aunque no hayan síntomas, el VIH se puede contagiar con el mismo riesgo.

Síntomas del SIDA

Una vez que el virus de la inmunodeficiencia humana ha debilitado lo suficiente el sistema inmune empiezan a aparecer los síntomas y aparece lo que se conoce como Síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

La única forma de saber si se tiene esta enfermedad de transmisión sexual es mediante unos análisis médicos

Algunos de los síntomas que indican que se tiene SIDA son fibre, dolor de cabeza, agotamiento general, vómitos y diarreas.

Además, pueden aparecer problemas más acentuados como depresión o incluso infertilidad.

4. ¿Cómo saber si tengo Hepatitis C?

La hepatitis C es una enfermedad grave que afecta principalmente al hígado causando serios estragos en él.

De nuevo, estamos ante una enfermedad asintomática. Esto quiere decir, que no hay formas de saber si se padece a menos que realicemos una evaluación médica adecuada.

Para hacernos una idea de la gravedad de la enfermedad, se estima que hay entre 100 y 200 millones de personas con hepatitis C repartidos por todo el mundo.

Se contagia principalmente por medio de sangre (transfusiones, compartir jeringuillas, heridas abiertas, etc) y mediante las relaciones sexuales.

Síntomas de la Hepatitis C

Para saber si se tiene esta enfermedad de transmisión sexual, lo único que podemos hacer es acudir a un médico. A lo largo de los primeros años después de contraer la enfermedad, no se suelen tener síntomas o pueden ser muy leves.

En el caso de que hayan síntomas puede aparecer: cansancio general, náuseas, dolor muscular y articular, pérdida de peso y menos apetito.

En la mayoría de los casos (alrededor del 80%), pasados más de 10 años, el virus sigue presente en el hígado y este acaba provocando cirrosis y en con cierta frecuencia incluso cáncer de hígado.

Comentarios