Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

¿Cuántas veces hay que eyacular para evitar el cáncer de próstata?

Una investigación de la Universidad de Harvard ha desvelado cuánto deben masturbarse los hombres.
Descubrimos el número mágico de masturbaciones para prevenir el cáncer de próstata. | Imagen: Pixabay.

 

La masturbación es una práctica muy extendida que consiste en darse placer a uno mismo mediante tocamientos hasta llegar al éxtasis. Ya en la adolescencia, los jóvenes (principalmente varones) comienzan a experimentar los beneficios de la masturbación, movidos por la curiosidad de sentir lo que es el placer sexual; así como por la revolución hormonal que está teniendo lugar dentro de ellos, señal de que están ya maduros para procrear.

Vinculada mayoritariamente al género masculino, lo cierto es que también las mujeres se masturban, aunque en menor proporción. Sin embargo, hoy hablaremos de algo que atañe a la salud de los hombre y que tiene que ver con la cantidad de eyaculaciones que se tienen (sin considerar el modo de lograrlo); y es que la Universidad de Harvard ha publicado recientemente un estudio, en el que dan con la frecuencia idónea de veces que conviene que un varón eyacule esperma al mes con tal de prevenir el cáncer de próstata.

Incidencia del cáncer de próstata

De acuerdo con el equipo que llevó a cabo la exhaustiva investigación, el cáncer de próstata supone el 15% de los casos de cánceres en el mundo (unos 900 mil diagnosticados al año según la Asociación Española Contra el Cáncer), lo que lo sitúa en el segundo puesto; siendo el que más afecta a los varones de entre los demás tipos.

Con la inclusión del Test del Antígeno Prostático (PSA, por sus siglas en inglés), la incidencia del cáncer de próstata se ha acrecentado desde comienzos de los años 90.

Sin embargo, parece ser que la solución para evitar la aparición de este tumor y que afecte al menor número de hombres posible, está más que nunca en nuestras manos, si se nos permite el juego de palabras.

La eyaculación como forma de prevención

El trabajo de la Universidad de Harvard (publicado en marzo de 2016), siguió a un total de 480.831 personas a lo largo de 18 años (desde 1992 hasta 2010). De este total, hubo 3839 diagnosticados con cáncer de próstata durante las casi dos décadas de duración. Como resultado de la investigación, quedó demostrada que el número de veces que se eyacula juega un papel importantísimo a la hora de eludir el cáncer de próstata.

Además, la eyaculación quedó demostrada como positiva para los varones de cualquier franja de edad, algo que se pudo comprobar gracias al diseño del experimento, (que permitía seguir la evolución de los mismos miembros de la muestra durante los 18 años en los que se registraron los datos); además de ser beneficiosa independientemente del estilo de vida, dieta o forma de ser de los participantes.

Pero, ¿cuántas veces es conveniente eyacular?

Hay una fórmula bien sencilla y que es perfectamente asequible, pues no requiere de ningún medicamento o certificado médico. Es más, para algunos, el número ideal de veces que sugieren los profesionales de Harvard que hay que eyacular será un juego de niños que lograrán en un santiamén y casi no les supondrá ningún reto.

Y es que, al parecer, los jóvenes entre 20 y 29 años que eyaculan un mínimo de 21 veces al mes tienen un 19% menos de probabilidades de desarrollar este cáncer que los que lo hacen menos veces. En los varones situados en franjas de edad entre 40 y 49 años, la probabilidad disminuye al 22% si son capaces de mantener este ritmo.

Así pues, el beneficio está en la acción de expulsar el semen de las gónadas masculinas, no tanto en el “cómo se haga”: bien sea manteniendo relaciones sexuales, masturbándose o siendo masturbado, el aparato sexual se mantiene en activo, se asegura su buen funcionamiento y reduce considerablemente las opciones de padecer el indeseado cáncer de próstata.

Así lo confirma Jennifer R. Rider, a la cabeza del trabajo de Harvard, quien advierte y aconseja sobre la utilidad que tiene la masturbación en el mantenimiento de un aparato reproductor masculino sano. De acuerdo con sus palabras, secretando semen es como se mantienen a raya las infecciones que se localizan en la próstata; además de ser uno de los parámetros por los que se puede medir el estado de salud general de los hombres.

¿Más motivos que favorezcan la masturbación? Los individuos que se sitúan en la parte baja del espectro de la frecuencia de mastubarción/eyaculación y que lo hacen entre ninguna y 3 veces en un mes, son más proclives a desarrollar otras patologías médicas ajenas al cáncer de próstata.

La masturbación, ¿buena o mala?

Parece increíble, pero aún continúan existiendo ciertos tabúes con respecto a esta práctica tantas veces demostrada como positiva para el cuerpo humano; y es que siguen estando vigentes ciertas creencias (que ya empiezan a oler a naftalina) que pretenden criminalizar o estigmatizar a las personas que se masturban.

Habrá algún optimista que considere que este pensamiento sólo ocurre en ciertos sectores de la población más envejecida, fruto de la educación basada en estrictos valores religiosos que recibieron de pequeños y que han mantenido hasta la actualidad; y que poco a poco se está abandonando la idea de que la masturbación es algo reprobable.

Sin embargo, sorprende cuando aún dichas reflexiones perviven y se expanden también entre algunos jóvenes. Y es que, como decimos, para algunos continúa siendo tabú hablar abiertamente o admitir que uno se masturba. De acuerdo, todos somos libres de lo hacemos con nuestro cuerpo (“mi cuerpo, mis normas”, reza el lema, ¿no es así?), pero la queja viene por otro lado: no es tanto el hacerlo o no hacerlo, allá cada uno con lo que le dé placer; sino la idea que hay detrás de la decisión.

No sabemos del todo el porqué, pero la masturbación sigue estando considerada como insana o como algo que humilla a la persona que la utiliza consigo misma; y esto es algo que podemos ver tanto en mayores como en jóvenes. Sorprende que incluso hoy en día, con la de evidencias a favor del onanismo que se tienen, aún haya quienes se nieguen a querer verlo (ya no decimos admitir que lo hagan). Esperemos que no se tarde demasiado en romper estos esquemas mentales pasados de moda.

La comunidad No Fap

Entre algunos jóvenes (y no tan jóvenes) prevalece la idea de que es mejor no masturbarse, de que se derrocha una cantidad de energía que podría administrarse para otros menesteres. Es lo que se conoce como la comunidad No Fap; y que reúne a sus miembros en diferentes plataformas de Internet donde comparten la experiencia de su abstinencia.

 

  

  

Para saber más:

Ejaculation Frequency and Risk of Prostate Cancer: Updated Results with an Additional Decade of Follow-up Rider, Jennifer R. et al. European Urology , Volume 70 , Issue 6 , 974 - 982

Comentarios