10 leyendas de México tradicionales (cortas y de terror)

Leyendas de México prehispánicas que han pasado de generación en generación
Una selección de leyendas tradicionales de México. | Unsplash.

 

Son muchas las leyendas prehispánicas que se explican en México desde hace miles de generaciones. Son su mayor reflejo de lo que fueron y de lo que aún perdura en este pueblo. Suelen incluir personajes fantásticos, mitológicos, históricos y lugares reales. Unas historias que marcan y han marcado una sociedad.

ÍNDICE

1. ¿Qué son las leyendas mexicanas?

2. Leyendas de México cortas

3. Leyendas de México de terror

¿Qué son las leyendas mexicanas?

Las leyenda mexicanas son una serie de historias folclóricas que se transmiten de generación en generación de manera oral. Estas narraciones suelen incluir personajes mitológicos, fantasmas, entes, dioses y lugares embrujados.

Muchas de ellas se centran en el folclore mexicano prehispánico, explicando historias de aztecas, mayas y mexicas. Una formidable manera de conocer más estas culturas mexicanas, sus intereses, valores y miedos.

Leyendas mexicanas cortas

Las leyendas prehispánicas están centradas en explicar el sentido de la vida, el universo, sus dioses y su religión. Seguidamente os dejamos con una selección de leyendas para descubrir un poco más la cultura de México.

1. La Leyenda del maíz

Cuenta esta leyenda azteca que en el inicio de su historia, este pueblo de México padecía escasez de alimentos, cazaban pocos animales y tenían que recolectar raíces para intentar calmar su apetito. Sabían que existía maíz, pero este se encontraba oculto tras unas grandes montañas y era inaccesible para ellos.

Los dioses antiguos, conscientes de lo mal que lo estaba pasando su pueblo, intentaron abrir una brecha entre las montañas, pero sus esfuerzos no fueron suficientes. No obstante, todo cambió cuando llegó el dios Quetzalcóatl, que poseía una gran sabiduría, perspicacia e ingenio.

Para solucionar el problema, Quetzalcóatl se convirtió en una hormiga y emprendió camino hacia el maíz. Después de superar muchos obstáculos, llegó hasta él y agarró con su mandíbula un grano de maíz, que seguidamente llevó a su pueblo para que pudiera plantarlo. Los aztecas cultivaron con esmero el grano hasta que brotó maíz. Desde entonces, el maíz se convirtió en alimento sagrado y su base alimentaria.

2. Quetzalcóatl

Según cuenta la esta leyenda mexicana, cuando se terminó la creación del mundo humanos y dioses vivían juntos. Todos los dioses eran felices excepto el dios Quetzalcóatl, que no le gustaba ver como los humanos eran sometidos por parte de los demás dioses.

Para terminar con esta situación, Quetzalcóatl decidió adoptar apariencia humana para explicarles y enseñarles el conocimiento que tenían los dioses. Cuando llegó al mundo de los humanos, vagó hasta llegar a Tollan, donde se estaba realizando un sacrificio para su hermano dios Tezcatlipoca. Enfurecido por tal brutalidad, detuvo el acto y explicó al pueblo que a partir de aquel momento, mientras él estuviera con ellos, Tollan florecería como ninguna.

Relieves en un templo mexica. | PxHere.

 

3. La casa del trueno

Esta leyenda de México corta cuenta que antaño siete sacerdotes celebraban, cada cierto tiempo, un tributo al dios trueno en una cueva situada en una región solitaria y deshabitada. Pero pasaron los años y empezaron a llegar pobladores totonacos a esas tierras, para habitarlas y cosecharlas.

Los sacerdotes, enfurecidos por los habitantes y porque sus tierras ya no eran deshabitadas, decidieron invocar al dios trueno y pedirle que lloviera y no parase hasta que se fueran los nuevos habitantes. Y así ocurrió durante varios días.

Los totonacas al verse desesperados por la situación, se vieron obligados a llegar a un acuerdo con los sacerdotes para así detener la lluvia. Aceptaron construir un templo en esas tierras y adorarlos en él.

4. Leyenda de los volcanes

Esta leyenda de la mitología mexicana intenta proporcionar una explicación para la presencia de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl en el Valle de México. Según cuenta esta leyenda, el pueblo de Tlaxcalteca se enfrentó contra el imperio Azteca para detener la opresión que estos ejercían sobre ellos y así obtener su libertad.

Popocatépetl era un joven guerrero que estaba enamorado de Iztaccíhuatl. Su amor era correspondido, y antes de que él se fuera a la guerra contra el imperio Azteca, se comprometió en matrimonio, posponiendo su celebración hasta que él llegara de la guerra.

Pero pasó el tiempo y la falta de noticias del ejército Tlaxcalteca y de Popocatépetl hizo que un antiguo enemigo de Popocatépetl le dijera a Iztaccíhuatl que su amante estaba muerto. La joven cayó en una profunda tristeza y murió. Al poco después, regresó victorioso el Popocatépetl con el resto del ejército.

Al enterarse de la noticia, Popocatépetl cogió el cuerpo de su amada y la llevó a lo más alto de un monte. La recostó para que ella descansara en paz mientras que él, arrodillado ante ella, velaría por el sueño eterno de la bella Iztaccíhuatl.

5. La flor de Cempasúchil

Este mito de México cuenta el origen de la flor de Cempasúchil. Según se explica, Xóchitl y Huitzilin fueron dos jóvenes aztecas enamorados desde pequeños. En su juventud subían cerros y ofrecían flores al dios sol Tonatiuh.

Pero cuando Huitzilin cumplió edad para luchar, tuvo que abandonar su pueblo para unirse al resto de guerreros y combatir. Por desgracia, el joven fue muerto en batalla. Cuando su amada Xóchitl se enteró, esta subió a una montaña y le suplicó al dios sol que la dejara estar con su amado.

Tonatiuh le hizo caso y lanzó un rayo de sol sobre ella, convirtiéndola en una bonita flor de color naranja. Huitzilin, convertido en colibrí, se podría acercar a ella y besarla. Y este es el origen de la flor de Cempasúchil, utilizada en la tradición prehispánica para guiar a los muertos al mundo de los vivos.

Leyendas mexicanas de terror

Tanto en la cultura maya como mexica, abundan las leyendas de terror protagonizadas por fantasmas y espíritus. Era una manera de dar explicación a cosas extrañas que sucedían en los pueblos, como desapariciones, ruidos y muertes. 

1. La mujer del chamán

Es una historia mexicana de terror que se sitúa en la selva de Chiapas, donde había un chamán que curaba a la gente del pueblo y alrededores. Las mujeres, agradecidas por haberlas curado a ellas o a algún familiar suyo, le obsequiaban con fruta, maíz, verduras y otra especias. La mujer del chamán, celosa y creyendo que le querían quitar a su marido, se adentró en lo más profundo de la selva para pedir ayuda a los espíritus.

Después de una serie de conjuros, se arrancó la piel y se convirtió en un jaguar. Esa misma noche mató a una de las mujeres que el chamán había curado y a toda su familia. Esta acción la repitió cada noche con todas las mujeres que se habían acercado a su marido. A día de hoy, aún se dice que el jaguar habita en la selva y que se aparece a todo el que se le cruza en su camino.

2. El mensajero de la muerte

Esta leyenda maya cuenta la historia de un tecolote, una especie de búho de México, que era considerado el más sabio de las aves. El resto de pájaros siempre acudían a él, para pedirle consejo o para que le solucionara algún problema. Pero un día, el resto de aves lo invitaron a una fiesta y éste se emborrachó.

Un hombre que pasaba por allí lo vio borracho y se burló del búho. Fue tal el dolor que sintió el tecolote, que decidió vengarse de todos los humanos. Para ello decidió elegir su mejor virtud, el olfato. Fue todas las noches al cementerio para aprender a reconocer el olor de la muerte. Desde entonces, el búho anuncia la muerte a las personas, cantándole la hora de su fatídico momento.

3. Youaltepuztli o el hacha nocturna

Este mito mexicano prehispánico de la cultura mexica cuenta que por la noche cuando se escucha una hacha cortar madera, es el ente Youaltepuztli, que se aparece para asustar a la gente y atormentarlos. Esto significaba mal presagio, pues si te lo encontrabas nada bueno te podía pasar.

A los valientes que quisieran ir a descubrir de qué se trataba exactamente ese ruido, se encontrarían con una silueta fantasmal. Si lo retaban y forcejeaban con el ente, este se mostraría tal y como era, un cuerpo sin cabeza con el pecho abierto por un hachazo. Si el valiente vencía, Youaltepuztli le ofrecía riqueza, fama y gloria para recompensar su valentía. Pero si el hombre no podía vencer a Youaltepuztli, caería en miseria de por vida.

Algunas de estas leyendas te pueden provocar escalofríos. | Unsplash.

 

4. Fantasmas de la noche

En la cultura mexica se cuenta que por la noche los fantasmas que se aparecían eran representaciones del dios Tezcatlipoca. Eran varias las formas que adoptaba para asustar a la gente y a los pueblos de México.

Podía adoptar la forma de Cuitaplaton, una mujer enana con pelo largo y con andar parecido al de los patos. Se aparecía a los hombres, que al verla volvían a casa temblando de miedo y con la convicción de que tarde o temprano les sucedería alguna desgracia.

Otros fantasmas que se presentaban a la noche era un ente con forma de calavera, que saltaba por la pantorrilla y hacía un ruido estremecedor, persiguiendo a los que huían de él. También se  presentaba como un difunto tumbado en el suelo que gemía y se quejaba. Si alguien intentaba cogerlo, descubriría que era un fantasma.

La última forma que adoptaba era a de Sahagún, un coyote que impedía el paso a los viajeros, para advertirles de alguna desgracia que sucedería en su camino o algún peligro.

5. La Xtabay

Una de las leyendas de terror mexicanas más popular es la leyenda de la Xtabay. Esta era una mujer, de cabello largo y ataviada con un vestido blanco, que asustaba a los hombres ebrios y lujuriosos, los cuales eran conducidos a Xibalbá, un mundo donde reina la enfermedad y la muerte.

Esta leyenda de Yucatán cuenta la historia de dos hermanas mayas. Una era Xtabay, bella y bondadosa que se entregaba al amor y que recibía críticas y era rechazada por todo el pueblo por sus pecados. La otra era Utz-Colel, fría y orgullosa que nunca cometió ningún pecado y era muy admirada por todos.

Cuando Xtabay murió, de su tumba se desprendía un delicado perfume y florecieron bonitas flores. Nadie se creyó lo que ocurría, pues un cuerpo pecador solo podía desprender mal olor. Cuando Utz-Colel murió, su tumba desprendió pestilencia y nació un cactus con largas espinas.

El espíritu de Utz-Colel, celoso de la flor de Xtabay, pensó que todo lo bueno que le había pasado a Xtabay después de muerta era porque en vida se había entregado al amor y no comprendió que en realidad fue por su bondadoso corazón.

Por esta razón, decidió entregarse a todos los espíritus malignos para que le pasara lo mismo que a Xtabay. Fue de esta manera cuando estos le permitieron volver en forma de ente al mundo de los vivos, para enamorar a los hombres y llevarlos al mundo de la muerte.

Referencias bibliográficas

Meza, O. (1988). Leyendas prehispánicas mexicanas. Panorama Editorial.

Riva Palacio, V., Peza, J. D. D., & Ortiz Monasterio, J. (1996). Tradiciones y leyendas mexicanas. Obras escogidas.

Sodja, C. F. (1993). Leyendas mexicanas de antes y después de la conquista (Vol. 10). Libros Para Todos.

Barlow, G., & Stivers, W. N. (1989). Leyendas mexicanas: a collection of Mexican legends. National Textbook Company.

✅ Descubre los últimos estrenos de NETFLIX, HBO, Amazon Prime y Movistar+