Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Necronomicón: así es el libro de los muertos

Descubre todas las curiosidades, secretos y pasajes del Necronomicón o libro de los muertos, un manuscrito que muchos aún creen que es real.
Los secretos más oscuros del Necronomicón o libro de los muertos. | Imagen de: Youtube.

 

El Necronomicón, también conocido como el libro de los muertos, es una obra totalmente ficticia, pero su creador, el escritor de novelas de terror fantástico H. P. Lovecraft, consiguió situarlo en la frontera entre la realidad y la ficción.

Así, muchos aún siguen creyendo en la existencia real del Necronomicón, un compendio de rituales ancestrales que se cree que lleva a quien lo lee a la locura y la muerte.

CONTENIDO DEL ARTÍCULO

1. ¿Qué es el Necronomicón?

2. ¿Cómo es el Necronomicón?

3. Fragmentos del Necronomicón.

¿Qué es el Necronomicón, el libro de los muertos?

H. P. Lovecraft, escritor estadounidense autor de exitosas novelas de terror-ficción, se hizo famoso por su acierto en crear un mundo que, siendo falso, pura ciencia ficción, abría una puerta a la existencia real de monstruos y extraterrestres. Su mezcla de ficción y realidad creó una auténtica legión de seguidores de los Mitos de Cthulhu.

En 1921, en una de las novelas, hablaba de Abdul Alhazred, autor de un supuesto libro maldito de conjuros y rituales ancestrales, cuyo nombre reveló en 1922 en el relato El sabueso. Aunque el propio Lovecraft reiteró en diferentes ocasiones la inexistencia del libro, los amantes de lo oculto han especulado siempre con su existencia real.

El propio autor había abierto la puerta a la existencia real del libro en El horror de Dunwich (1929) donde aseguraba que quedaban algunos ejemplares en la Universidad de Buenos Aires, en la Biblioteca de Widener, en Harvard, en la Biblioteca Nacional de París, en el Museo Británico, y en la inexistente Universidad de Miskatonic, en la ciudad mítica de Arkham.

El entusiasmo por encontrar el Necronomicón, el libro maldito del que se decía que llevaba a la muerte y la locura a quien lo leía, pareció tener resultado cuando en 1962 Lyon Sprague de Camp, escritor de ciencia ficción y discípulo de Lovecraft, anunció el hallazgo del códice en unas excavaciones al norte de Irak.

Expertos ocultistas relacionaban las inscripciones de fórmulas mágicas y rituales antiguos en lengua críptica duriana (una forma de sirio arcaico) con el contenido del Necronomicón auténtico, aunque muchos años después una investigación de Carl Tusk en Viena demostró que se trataba de un error.

¿Cómo es el Necronomicón?

Según los Mitos de Cthulhu, el libro fue escrito en el año 730 con el título Kitab Al-Azif (“el rumor de los insectos por la noche”), aunque etimológicamente la versión griega Necronomicón está compuesta por las palabras “muertos” y “ley” (“la ley de los muertos”). En la tradición árabe, el ruido de los insectos por la noche es atribuido a demonios y malos espíritus.

El Kitab Al-Azif fue escrito por Abdul Alhazred justo antes de su misteriosa muerte, y se cree que responde a las revelaciones que recibió de seres de otros mundos durante su exilio en el desierto. Tras su muerte, el manuscrito pasó por las manos de varios ocultistas hasta llegar Theodorus Philetas, que lo tradujo al griego en el siglo X.

Tanto su versión en griego como las posteriores versiones en latín fueron prohibidas por las autoridades eclesiásticas y las copias de las que se tenían conocimiento fueron quemadas. Pero, ¿por qué se considera un libro maldito?

El Necronomicón consta de cuatro partes. En los 42 capítulos de la primera parte cuenta las grandezas de los Primigenios, mientras que en la segunda parte, formada por 19 capítulos, se describe lo acontecido en el año de la muerte; la información más importante se recoge en la tercera parte, donde se compendian una serie de conjuros y rituales.

El contenido nigromántico del Necronomicón lo emparenta con otros libros antiguos de la tradición ocultista y recoge hechizos, revelaciones, rituales y conjuros de magia negra que abren la puerta a otro mundo, y que permitirían, entre otras cosas, hablar con los muertos.

Sin embargo, y esto es fundamental para comprender el espíritu del Necronomicón, el contenido del libro maldito de los muertos es inaccesible. Y es que Lovecraft insinúa en muchas ocasiones su contenido, y revela algunos de los fragmentos menos dañinos, pero nunca revela las partes aparentemente más endiabladas, y eso aumenta el misterio que lo rodea.

Fragmentos del Necronomicón

Según las crónicas de H. P. Lovecraft, el matemático, astrólogo y ocultista John Dee tradujo el Necronomicón al inglés en 1600 en una versión de la cual se extraen, a continuación, los fragmentos más interesantes.

1. Acerca de los que proceden del exterior

"Y entre ellos hubo quien decidió imperar sobre varias estrellas y mundos de este universo, pero muchos otros descendieron sobre esta Tierra. Y los Dioses mayores juraron perseguir a sus vasallos rebeldes hacia cualquier rincón de la existencia a la que hubieran huido, donde caerían sobre los así llamados Primigenios y los atraparían con poderosos hechizos y dejarían para siempre prisioneros a Aquellos que se habían atrevido a desafiar a sus Creadores."

2. Para erguir las piedras

"Para formar la Puerta a través de la cual Ellos pueden manifestarse desde el Vacío Exterior, deberéis situar las piedras configurando un cercado de once.

Primero erigiréis las cuatro piedras cardinales y éstas marcarán la dirección de los cuatro vientos como rugen sus estaciones.

Al norte colocad la piedra de la Gran Frialdad que dará forma a la Puerta del Viento de Invierno, grabando en ella el signo del Toro de la Tierra.

Al dur erigieréis la piedra del Calor Intenso, a través de la cual soplan los vientos de veranos, y haced sobre la piedra la marca del León-Serpiente.

La piedra del aire arremolinado se colocará al Este, donde aparece el primer equinoccio y se esculpirá con el signo de aquel que lleva las aguas.

La puerta de los Torrentes Impetuosos haréis que se abra en el punto occidental más interior, donde el Sol muere al atardecer y retorna el ciclo de la noche. Blasonad la piedra con el Signo del Escorpión cuya cola llega a las estrellas."

3. La voz de Hastur

"Escuchad la Voz del temido Hastur, escuchad el lúgubre suspiro del torbellino, la loca impetuosidad del Viento Último que se arremolina oscuramente entre las silenciosas estrellas.

Escuchadlo a Él, el de dientes de serpiente que aúlla entre las entrañas del mundo. Él, cuyo rugido sin fin siempre colma los cielos eternos de la escondida Leng.

Su poder es capaz de arrancar el bosque y aplastar la ciudad, pero ninguno conocerá la mano que golpea y el alma que destruye, porque el Maldito vaga espantoso y sin cara, con Su forma desconocida por los hombres. Escuchad entonces Su Voz en las horas oscuras, contestad a Su llamada, inclinaos y rezas a Su paso, pero no pronunciéis Su nombre en voz alta."

4. Para hacer polvo de Ibn Ghazi

"Tomad polvo de la tumba (en la que el cuerpo haya yacido por los menos doscientos años), tres partes. Tomad polvo de amaranto, dos partes; hojas de la Hiedra de la tierra, una parte; sal fina, una parte. Maceradlo todo junto en un mortero abierto en el día y la hora de Saturno. Haced sobre estos ingredientes así mezclados en Signo de Voor y encerrad el polvo dentro de una urna de plomo sobre la cual se grabará el sello de Koth.

Siempre que deseéis observar la etérea manifestación de los espíritus, soplad un pellizco del polvo en la dirección de su llegada, ya sea la palma de la mano o de la hoja del Bolyne Mágico. Tener bien en cuenta hacer el Signo Mayor en el momento de su aparición, porque de lo contrario los zarcillos de la oscuridad penetrarán en vuestra alma."

5. La abjuración del Gran Cthulhu

"Una súplica al gran Cthulhu para aquellos que quieran tener poder sobre sus favoritos. En el día y hora de la Luna con el Sol en Escorpión preparad una tablilla encerada y grabad en ella los sellos de Cthulhu y Dragón; fumigad con incienso de Kzauba y apartadla.

En la víspera de Todos los Santos deberéis ir hasta algún lugar solitario donde se vea el océano desde una tierra alta. Alzad la tablilla con vuestra mano derecha y haced el signo de Kish con vuestra mano izquierda.

Recitad el encantamiento tres veces, y cuando la palabra final de la tercera alocución muera en el aire, arrojad la tablilla a las olas diciendo: 'En su mansión de R’lyeh el Difunto Cthulhu espera soñando, pero Él se levantará y Su reino cubrirá la Tierra'."

Comentarios