Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Los pelirrojos tienen 4 superpoderes, de acuerdo a un hallazgo científico

Antiguamente se consideraba mala suerte ser pelirrojo. Ahora una mutación genética les da superpoderes.
Sophie Turner es una de las mujeres pelirrojas más famosas hoy en día, gracias a la aclamada serie Juego de Tronos. | Imagen de: GTRESONLINE.

 

En el pasado, fueron rechazados por la sociedad debido a que se consideraba que encontrarse con uno era el equivalente a un mal presagio. Superadas ya estas supersticiones sin fundamento, hoy en día los pelirrojos siguen situándose en una fina franja entre lo atractivo y lo peculiar.

Sin embargo, la ciencia ha hablado en favor de las personas con pelo anaranjado y pecas. Al parecer, los pelirrojos (cuya proporción representa apenas un 2% de la población mundial respecto a las que no tienen esta condición), podrían tener en su genética la clave para ciertos “superpoderes” que el resto de mortales no poseería.

Las mujeres pelirrojas resisten mejor el dolor

La teoría de que los pelirrojos están hechos de una pasta especial no es algo nuevo; y es que los resultados de un estudio en mujeres pelirrojas llevado a cabo por la Universidad McGill en 2003 ya apuntaba a esta idea.

En este trabajo se pudo demostrar que las mujeres con esta particular pigmentación en el cabello y piel, tienen una mejor respuesta a los calmantes. Sin abandonar la idea de que el nivel de dolor percibido es el mismo para todas las mujeres, aquellas que cuentan con estos rasgos tan característicos fueron las que mejor respondieron a la administración de analgésicos para el dolor de todo el grupo. En la muestra, también había hombres y aún así, sus respuestas seguían sin ser tan buenas como las de cualquier pelirroja del conjunto.

Un gen mutado, el causante de las diferencias

Todo apunta a la existencia de un mecanismo cerebral para el dolor exclusivo en mujeres. Los receptores cerebrales (llamados ‘K-opioides’) a los que se adhieren los analgésicos en esta vía, funcionan únicamente en individuos del sexo femenino. Mediante avanzadas técnicas de detección, los profesionales dieron con un gen (el Mc1r), cuya mutación está asociada tanto con la pigmentación pelirroja del cabello como con la piel pálida; y que es el detonante de esta diferencia entre mujeres y hombres.

¿Cómo incide este gen en la tolerancia al dolor?

Los investigadores probaron las secuelas del analgésico específico para los receptores opioides, aplicando a ratones alterados genéticamente una versión inactiva del receptor Mc1r, equivalente al subtipo exclusivo para las personas pelirrojas.

Aunque se apreciaron diferencias típicas en los efectos paliativos en función del sexo en el caso de los roedores normales (ellas aguantaban más que ellos); éstas sí que desaparecieron en los ratones que habían sufrido variaciones genéticas. A continuación, los profesionales aplicaron un analgésico muy utilizado para los receptores k-opioides (la pentazocina), en hombres y mujeres que tenían diferentes modificaciones del gen Mc1r; lo que se manifestaba en diferentes tonos de pelo y piel.

Como era de esperar, las diferentes variaciones en el gen Mc1r en hombres no afectó para dar una mejor respuesta analgésica a la pentazocina. Ahora bien, la mutación del gen Mc1r sí que provocó una mayor respuesta en mujeres pelirrojas. Este hallazgo dio a entender que el citado gen incide de alguna forma especial en las vías para los receptores opioides únicamente en estas mujeres, hecho que haría que se desplegara dicha acción analgésica y aumentase su resistencia al dolor.

Los otros 3 "superpoderes"

Visto lo visto, las mujeres pelirrojas tienen un umbral de tolerancia al dolor más elevado (hasta un 25% más), gracias a esta alteración del gen Mc1r, causante de su aspecto; pero no es lo único que esta mutación aporta. Aquí tienes más ejemplos de las cualidades excepcionales reservadas a los ginger:

1. Mayor resistencia a los sedantes

A las conclusiones del estudio de McGill de 2003, se suman las extraídas por la Universidad de Louisville, que determina que se requiere de un 20% más de anestesia para sedar a una persona pelirroja que a otra con un color de pelo y piel diferentes. Más aún, un pelirrojo suele necesitar entre dos y tres inyecciones de Novocaína (un sedante muy usado para las intervenciones dentales); mientras que una persona morena únicamente necesita una dosis.

2. Necesitan menos vitamina D

Tostarse al sol para conseguir un tono de piel bronceado es prácticamente el objetivo de la mayoría durante la época de verano. Sin embargo, parece que nuestros queridos “zanahorios” no necesitan exponerse tantas horas bajo el sol para producir la misma cantidad de vitamina D.

3. Sensibilidad a los cambios de tiempo

Además de su función analgésica, la versión mutada del Mc1r convierte a estas personas en una fuente fidelísima para detectar los cambios de temperatura del entorno. Así pues, ya sabes: si un pelirrojo te dice “se acerca el invierno”, más vale que te lo creas.

Para saber más:

McGill University. (2003, March 25). Redheaded Women Respond Better To Painkilling Drug. ScienceDaily. Retrieved December 13, 2017.

Comentarios