Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Plantas de interior: tipos, cuidados y ejemplos

Estos son los tipos de plantas de interior que existen para el hogar y sus características. Cada uno de estos vegetales requiere unos cuidados distintos.
Estas son los tipos de plantas de interior que existen. | Imagen de: GTRESONLINE.

 

Ya seas un amante de la flora o simplemente desees darle una nueva imagen a tu hogar, puesto de trabajo o habitación, las plantas de interior son una magnífica posibilidad que embellecerá el lugar en el que las pongas. Únicamente preocúpate por que combinen con la decoración que tengan alrededor y que desentonen lo menos posible.

¿Qué es una planta de interior?

Con el apelativo de “plantas de interior” nos referimos a esas especies vegetales que es posible tener bajo techo, ya que el nivel de dióxido de carbono que desprenden por las noches es tan bajo que no supone ningún peligro.

  

  

las plantas de interior aumentan la concentración de humedad en el ambiente

Los 8 tipos de plantas de interior

Antes de decidir qué tipo de plantas de interior queremos, conviene que conozcamos algunas de sus características y necesidades para un buen cuidado. Al fin y al cabo, no tenemos que olvidar que se trata de seres vivos.

1. Bambú (Dracaena Braunii)

No confundir esta planta de interior con el bambú procedente de China (el que se comen los osos panda). Este bambú, que también se conoce como ‘bambú de la suerte’, es un subtipo de drácena proveniente de Camerún y emparentado con las cebollas, una variedad que cada vez es más frecuente ver como elemento decorativo en diferentes hogares.

Cuidados requeridos

Trata de que tu bambú reciba una buena cantidad de luz natural, pero no te preocupes porque también se mantienen con vida en zonas donde no reciban tanta. Eso sí, en este caso, el verde de sus hojas perderá saturación.

En lo que respecta a la temperatura, el bambú de la suerte es una de esas plantas de interior que requiere de un clima agradable, aproximadamente 20 grados.

2. Bromelias (género Bromeliaceae)

Esta familia de plantas de interior tiene la particularidad de poder adaptarse al medio en el que crecen, que puede tratarse de zonas de características climáticas opuestas.

Si eres de esas personas que no quiere tener que estar muy pendiente del mantenimiento requerido, las bromelias le darán ese toque exótico a tu hogar.

Cuidados requeridos

Como muchas otras plantas tropicales, las bromelias deben mantenerse a una temperatura de entre 20 y 21 grados.

Cuidado con cómo las regamos, pues aunque su tierra debe estar humedecida, ello no quiere decir que tengamos que saturar de agua a la planta.

En cuanto a la luz, trataremos de evitar que los rayos del sol incidan directamente sobre ella, especialmente durante las horas en las que el astro se encuentre en su punto álgido.

3. Plantas carnívoras

Siempre han tenido un atractivo especial, y es que las plantas carnívoras tienen la misma capacidad de atraernos que tienen para seducir a sus presas y que así caigan en sus fauces.

Una muy buena opción si buscas plantas de interior atípicas que no suelan verse.

Cuidados requeridos dependiendo de varios factores:

  • Tropical o no: primero de todo, tendrás que decidir si quieres optar por una especie tropical o no tropical. Aunque no lo parezca, esta decisión no debe tomarse a la ligera, pues condicionará los cuidados de tu planta de interior carnívora. Si te decantas por una tropical, deberás garantizar que la humedad y temperatura son ideales, por lo que si no dispones de un terrario que con estos mínimos, será mejor que optes por una no tropical.
  • Riego y temperatura: a diferencia de otras plantas de interior, las plantas carnívoras reaccionan bien si se añade musgo a la maceta, para que así se mantengan húmedas. Igual que otras, sería ideal tenerlas a 20 grados y en un espacio bien iluminado. Tampoco necesitan fertilizante.
  • Origen del agua: el agua con las que las reguemos debe ser recogida de la lluvia o destilada, NUNCA del grifo, debido al exceso de metales alcalinos, lo que podría desgraciar a tan bella planta.

NOTA IMPORTANTE: a estos prodigios de la naturaleza no hace falta darles de comer, pues necesitan cazar por sí mismas a sus presas. Igualmente, queda terminantemente prohibido tocar sus mandíbulas con el dedo para ver cómo reaccionan cerrándose, pues eso no hace más que estresar a la planta.

4. Composiciones de plantas y flores

Las composiciones de plantas y flores son pequeños pedazos de paisaje muy bonitos que aportarán color y alegría, especialmente para quienes busquen algo personalizado.

Cuidados requeridos

Dependiendo de qué plantas se haya empleado para realizar la composición, los cuidados variarán.

5. Orquídeas (género Orchidaceae)

Las orquídeas son una de las plantas de interior más bonitas que encontramos en cualquier rincón del planeta, con diferentes colores y formas, lo que las convierte en una de las familias más numerosas de la flora.

Optar por una orquídea para decorar un centro de mesa o una estantería es siempre una opción ganadora.

Cuidados requeridos

De nuevo, dependerá del tipo de orquídeas que hayamos decidido comprar, pero por lo general, con tenerlas en un sitio donde les dé bien la luz solar, evitando corrientes de aire excesivas y a temperatura agradable (no menos de 15 grados a poder ser), será suficiente.

6. Plantas con flor

Una de las elecciones predilectas por su colorido, son las plantas de interior con flor, pues siempre se ha considerado que hacen más agradable la estancia, gracias a su colorido y buen olor.

Contamos con un amplio abanico de posibilidades para diferentes espacios, así que aunque cueste decantarse por una, eventualmente daremos con la apropiada.

Si te da pena que luego se marchiten, puedes recurrir a plantas con flor perennes, así no verás cómo se ajan una vez llegados los meses de frío.

Cuidados requeridos

Las plantas de interior con flor suelen necesitar agua diariamente. No se trata de ahogar a la planta, pero sí de que no le falte.

Después de haber florecido, tocará sacarla al exterior, porque de no hacerlo, no volverá a salir flor. Una vez muerta la última flor, habrá que podarla y dejar unas pocas hojas a la altura del tallo, cercanas a la base.

7. Plantas verdes

Si las flores no te van demasiado y prefieres algo más uniforme, siempre te quedarán las plantas de interior verdes, pues no tendrás que ser un experto en cuidados vegetales, más bien al contrario.

Cuidados requeridos

Conviene prestar atención a las siguientes recomendaciones. En primer lugar, las plantas verdes se tienen que mantener en un rango entre 20 y 25 grados de temperatura, procurando que no haya demasiadas variaciones y siendo consecuentes con las necesidades de agua según el calor: cuanto más alto sea, más necesidad de humificación.

En los meses invernales, el riego será de 1 vez cada semana, y en los meses calurosos, de 1 a 2 veces a la semana.

8. Cactus y crasas

Esta espinosa planta de interior es la perfecta para las personas olvidadizas que no quieren tener que estarse preocupando por la frecuencia de riego, por la temperatura o la luz que reciben.

4 plantas de interior para decorar tu casa

Estas 5 plantas de interior aportarán el toquecito de vida a tu hogar que necesitas.

1. Tillandsia (Bromeliaceae)

Dentro de las bromelias, las tillandsia son la variedad más abundante y se alimentan del agua y de la luz que captan a través de sus hojas.

Como decíamos antes, podemos encontrarlas tanto en espacios tropicales como desérticos y son muy resistentes a parásitos

2. Orquídea mariposa (Phalaenopsis)

Las orquídeas mariposas son la variedad más recurrente de plantas de interior. Provienen del sudeste asiático, y viven en ecosistemas en los que se mantienen agarradas al tronco de los árboles.

3. Venus atrapamoscas (Dionaea muscipula)

Las plantas de interior carnívoras como esta venus atrapamoscas son una opción exótica por su peculiar naturaleza y forma de cazar. Su icónico aspecto es lo que atrae a muchas personas que desean algo no tan visto.

Eso sí, conviene no olvidar los consejos de mantenimiento de esta planta.

4. Begonias

Por ejemplo, una begonia de flor (o begonia elatior), un ejemplar con una vistosa corola de color rosa.

Lo bueno de estas plantas de interior es que no requieren de un cuidado permanente, únicamente basta con podar la flor una vez marchita y mantenerla humedecida. En cuanto al abono, bastará con echarle entre 2 y 3 gramos llegada la primavera, y semanalmente durante el proceso de floración.

Comentarios