Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 10 leyendas españolas cortas más escalofriantes

Las siguientes 10 leyendas españolas son una muestra de historias cortas de terror, situadas a caballo entre la realidad y la ficción.
Una selección de leyendas españolas terroríficas. | Imagen de: Freestocks.

 

A pesar de vivir en una era en la que todo está informatizado, aún queda un halo de misterio que envuelve España y que ha dado lugar a algunas de las leyendas españolas más terroríficas de Europa. Tanto es así, que apenas hay un rincón de la Península Ibérica que no albergue alguna historia fruto de una rica tradición oral milenaria.

10 leyendas españolas cortas de terror

España está repleta de tenebrosos misterios tan inquietantes como estas 10 leyendas españolas cortas que hemos reunido a continuación.

10. Montserrat, la montaña embrujada

Las rocas desnudas que coronan la cima de esta montaña le han otorgado un aspecto único en toda la orografía catalana, una característica que probablemente ha contribuido a que se desprendieran multitud de leyendas españolas de tintes sobrenaturales que han tenido lugar en sus laderas y caminos. Además de sospecharse que pudo haberse ocultado el Santo Grial, se dice que ciertas fuerzas que emanan de sus peñascos convierten a este monte en  el epicentro de multitud de avistamientos OVNI.

Otra de las fábulas tiene que ver con la patrona de Cataluña, ‘La Virgen de Montserrat’, cuya imagen grabada en madera se descubrió en una de las cavernas de la montaña, después de que, siempre de acuerdo a la tradición oral, dos niños que paseaban por la zona, presenciaron una luz celestial que les guió hasta la gruta en la que se hallaba la figura. Fue allí donde se levantó el monasterio que visitan cientos de personas cada día.

9. El Santo Grial en España

El objeto más preciado del cristianismo junto al Arca del Alianza ha sido también materia de multitud de especulaciones a lo largo del globo. Varios son los enclaves en los que se dice que la copa sagrada estuvo custodiada durante su traslado de un lugar a otro a lo largo de los siglos; y en tantos otros se asegura que dormita la reliquia auténtica.

Entre estos lugares de referencia que fueron o son el lugar de reposo del cáliz de Cristo, se encuentran la Catedral de Valencia, el monasterio de Montserrat, en la provincia de Barcelona, donde acudió el mismísimo Himmler en su afán por recopilar grandes objetos con supuestas propiedades mágicas; o el templo de Santa María la Real, en Pedrafita do Cebreiro (Lugo), parada obligada de peregrinos, devotos y amantes de las leyendas españolas en general.

8. Trasmoz, el pueblo maldito

Tan sólo hay un pueblo de toda la geografía española que haya sido excomulgado por orden directa del Papa: se trata de Trasmoz, en Zaragoza. Allá por el siglo XIII, este municipio fue expulsado por la Iglesia Católica a raíz de una disputa territorial por el abastecimiento de leña. Tres siglos más tarde, Trasmoz recibió una maldición como castigo que los monjes del Monasterio de Veruela (la localidad rival) impusieron por haber salido perdiendo en otro conflicto, esta vez con el agua.

Imagen nocturna del pueblo de Trasmoz, en Zaragoza. | Imagen de: El Periódico.

 

Desde aquella noche de 1511 todavía pesan sobre el lugar las palabras del Salmo 108 que condenarían a la pequeña localidad zaragozana durante las siguientes generaciones. Según los lugareños, en el castillo situado en lo alto del monte se realizaban habitualmente aquelarres, magia negra y otras prácticas de brujería; algo que se ha utilizado como reclamo para atraer a aquellos turistas fascinados por las narraciones oscuras.

7. El Hombre del Saco

Para lograr que los más pequeños se porten bien, se coman todo lo que tienen en el plato o se acuesten temprano, es habitual recurrir a la figura del llamado ‘Hombre del Saco’, un personaje temible que secuestra a aquellos niños que no obedecen. No obstante, hay leyendas de terror a la española que tienen parte de verdad, y esta es una de ellas: la verdad acerca de este enigmático secuestrador hunde sus raíces en los llamados ‘sacamantecas’.

Hubo un tiempo en el que, en las villas alejadas de las grandes urbes, hombres sin escrúpulos se dedicaban a raptar a los infantes, para asesinarlos y extraerles el unto (la grasa). Estos asesinos a sueldo eran contratados por personalidades de la alta alcurnia, a quienes vendían los ungüentos y cosméticos destilados a partir de estos fluidos, pues existía la creencia popular de que contenían propiedades rejuvenecedoras.

6. El misterioso lago de Banyoles

El lago de Banyoles es la formación lacustre natural más importante de toda Cataluña, por sus implicaciones en el ecosistema. Sin embargo, es también el núcleo de multitud de sucesos extraños que han ido ocurriendo a lo largo de los siglos. Durante la Guerra Civil, un bombardero Katiuska acabó hundiéndose en sus más de 60 metros de profundidad y únicamente pudo recuperarse parte del motor. Medio siglo más tarde, en 1998, una embarcación de recreo con 141 turistas también naufragó, llevándose consigo 20 almas.

Durante mucho tiempo se contó que el estanque es el hogar de una criatura descendiente de los reptiles marinos de la era de los dinosaurios, el culpable de estos y otros incidentes reportados durante el siglo XIX. Más allá de esta historia, en el estanque suceden más fenómenos que lo convierten en el núcleo de una de las leyendas españolas más completas: luces que flotan en su superfície, el tañido de las campanas del antiguo campanario que yace sumergido en el lecho del lago o la aparición del cuerpo de un espeleológo que desapareció en el sur de Francia.

5. La Diabla, la mujer con patas de cabra

Por todas las comarcas de Extremadura han proliferado historias de la que llaman ‘La Diabla’, una efigie ataviada con largos ropajes negros y encapuchada que merodea por los bosques aledaños a las pequeñas villas de pastores.

Desde hace décadas, ha trascendido el relato de un campesino que aseguraba haber atisbado la silueta de una mujer caminando en mitad de la tormenta y, en un generoso acto de caridad, la invitaba a guarecerse en su cabaña. Sin mediar palabra y sin despojarse de su empapado hábito, la misteriosa invitada se sentaba ante la lumbre, revelando su oscuro secreto: en lugar de pies, tenía pezuñas como de carnero. Al darse cuenta de tan infernal estampa, el pastor se santiguaba y la figura se evaporaba, dejando en el ambiente un penetrante olor a azufre.

4. Romasanta, el licántropo

De toda la Península Ibérica, seguramente sean las tierras gallegas las que acogen gran parte de las leyendas españolas más tenebrosas. El caso de Manuel Blanco Romasanta es excepcional, porque lejos de ser pura fantasía, parece estar basado en un personaje que existió a finales del siglo XIX, aquejado de licantropía clínica, la creencia de ser un hombre-lobo y de necesitar sangre para vivir.

Manuel Blanco Romasanta, el licántropo más famoso de España. | Imagen de: Youtube.

 

Cuenta esta historia (y así parecen avalarlo los documentos de la época), que Romasanta tenía aterrorizados a los habitantes de la villa en la que vivía; nadie se atrevía a merodear de noche por las calles, mucho menos a adentrarse en el bosque, por temor a convertirse en la presa de la voraz bestia. En total, 17 personas murieron asesinadas por Romasanta, ya fuera por estar poseído por el espíritu de una bestia hambrienta de carne o por un irrefrenable impulso de matar. Que cada uno se quede con la versión que prefiera.

3. El duende de Zaragoza

El número 2 de la calle Gascón de Gotor de Zaragoza, fue durante el último trimestre del año 1934 el foco de una gran atención mediática. Del tubo de una vieja hornilla de gas salía una voz que, en un perfecto castellano, se comunicaba con los habitantes de la vivienda. La noticia se propagó por toda la ciudad, congregando a miles de curiosos que querían hablar con el misterioso ente, que era capaz de dirigirse con nombres y apellidos a todo el que entrara en la cocina, vecinos, policías y curiosos por igual.

Desde finales de septiembre hasta diciembre, el caso tuvo tanta repercusión que incluso los medios norteamericanos le dedicaron un espacio en los periódicos de mayor tirada. Se concluyó que ‘el duende’ era en realidad la criada que trabaja manteniendo la estancia, que poseía algún tipo de don para la ventriloquía. Sin embargo, la entidad siguió profiriendo amenazas de muerte contra todos los inquilinos del inmueble incluso cuando se expulsó a la mujer. Aún en la actualidad se sigue considerando un auténtico expediente X made in Spain.

2. La melancolía del fantasma de la Reina Cava

La tragedia y lo paranormal se dan la mano en la historia de la Reina Cava, una de las leyendas españolas más funestas y escrita con sangre inocente. Nos trasladamos al año 709, a la corte del Rey Don Rodrigo en Pedroche, Córdoba. Allí llegó Florinda, una joven de extrema belleza de la que el monarca quedó prendado al instante. A pesar de sus intentos por cortejarla, Florinda no hizo más que rechazar sus propuesta, por lo que, en un arrebato, él  decidió dejarse llevar por sus impulsos y violarla. Finalmente, la joven fue obligada a casarse con Don Rodrigo y tener al bebé.

Como venganza por semejante ultraje, el padre de Florinda urdió un plan en secreto para dejar entrar a los musulmanes sin ser vistos en la Península. Igual las aguas de un río embravecido, los invasores arrasaron con todo, pasando por la piedra a Don Rodrigo y a su hijo bastardo. Sumida en la tristeza, la Reina Cava se arrojó al fondo de un pozo junto con todas sus joyas. De acuerdo con esta triste leyenda popular española, desde entonces puede verse el fantasma de la joven saliendo del fondo de su tumba subterránea, como levitando, ataviado con ropajes harapientos y con el semblante roto de dolor.

1. La Santa Compaña, la procesión de las almas

En Galicia son muchos los que han oído a hablar de una comitiva de ánimas que, durante la noche, recorre las aldeas bajo un silencio sepulcral y envuelta en una neblina espectral. Cada una de estas figuras ensotanadas porta algún tipo de objeto religioso (candelabros, calderos de agua bendita o crucifijos) y, encabezando la procesión, camina el alma de un mortal condenado por una maldición. De esta manera, cada noche, su espíritu abandonará su cuerpo para realizar tan funesto cometido y, a no ser que otro despavorido se tope con el cortejo, el maldito se consumirá hasta morir.

La Santa Compaña es de las leyendas de España más famosas. | Imagen de: Wikimedia Commons.

 

Aunque es típicamente gallega, también existen otras leyendas españolas similares en diversas zonas del país (la de ‘La Huestía, en Salamanca, por ejemplo). Sea como sea, todas coinciden en que es mejor no estar cerca de este paso ni tratar de interactuar con ninguno de los penitentes. Según el folclore de cada lugar, en caso de encontrarnos con uno de estos desfiles, hay que dibujar un círculo de protección en el suelo y quedarse dentro hasta que pasen, o bien sostener un crucifijo y rezar. No obstante, los hay que son más prácticos y recomiendan salir huyendo del lugar en cuanto se comience a percibir el olor de los cirios quemando.

Comentarios