Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

10 videojuegos clásicos de terror y supervivencia imprescindibles

Videojuegos de miedo y terror hay muchos, pero que pasen a la historia, solo unos pocos.
Bioshock es probablemente uno de los grandes logros de la industria del terror. | Imagen de: Bioshock.

 

No hay muchos videojuegos que nos sugestionen hasta tal punto como para conseguir hacernos sentir que realmente estamos dentro de ellos. En el caso de algunos videojuegos de terror, sabemos que han logrado su cometido cuando consiguen que nos vayamos a dormir y no queramos apagar la luz.

A continuación desplegamos una lista con los videojuegos más míticos y más must de terror y supervivencia a los que hay que jugar para pasar verdadero miedo.

10 videojuegos clásicos de terror y supervivencia

¿Eres capaz de jugar a alguno de estos juegos, a oscuras y sin mirar detrás de ti, por si las moscas? Comienza la partida:

1. Clock tower (1995 - 2003)

La primera entrega de esta breve franquicia nos llegó para la plataforma Super Nintendo, a comienzos de los años 90. Este tétrico videojuego de supervivencia nos trae la historia de Jennifer Simpson y otros huérfanos que son adoptados por un acaudalado que vive en la torre del reloj que pone título al entretenimiento.

Una perfecta combinación de terror psicológico y una ambientación opresiva que sigue poniendo los pelos de punta. Lástima que la saga terminase en 2003 y no lo pudiéramos disfrutar en plataformas más allá de la Play Station 2.

2. Eternal Darkness sanity’s requiem (2002)

Nos vamos a una mansión situada en Rhode Island. A raíz de la muerte de su abuelo, seguimos a Alexandria en una investigación a fondo para descubrir las causas que han acabado con la vida de su ser querido. Pronto descubre un libro guardado (“El Libro de la Eterna Oscuridad”) en una de las estancias de la casa. Según este antiguo documento, ella está de alguna forma vinculada a personajes de otra época y tiene que evitar que antiguas fuerzas oscuras resurjan y campen a sus anchas por nuestro mundo.

El terror de este videojuego, basado en dimensiones que se entremezclan con la realidad para tratar de confundir al jugador y criaturas demoníacas, está lleno de referencias lovecraftianas que encantarán a los fans de la ambientación gótica.

3. System shock 2 (1999)

Uno de los que podríamos decir es un precursor que inspiró a futuras sagas como Bioshock. Presentado como un videojuego en primera persona, despertamos en lo que aparenta ser una nave abandonada. Solos y sin ayuda, debemos movernos por sus pasillos, evitando que los supervivientes, que han mutado en asquerosos seres ávidos de sangre, nos encuentren. Por si fuera poco, la nave ha sido tomada por una inteligencia artificial que no nos pondrá las cosas nada fáciles.

Aunque no es estrictamente de terror, creemos que la mezcla de angustia, sobresaltos y horror; más el estar localizado en un escenario atípico como es el espacio (tal y como Ridley Scott hiciera con su película Alien, de 1979), hacen merecedor a este videojuego de un puesto en la lista de los más aterradores.

4. Forbidden Siren (2004)

Conocido en Estados Unidos como simplemente Siren, se trata de uno de los videojuegos de la pasada década que logran un tono de lo más sombrío y que peor cuerpo dejan.

Tras sobrevivir a una tragedia que ha acabado con todos los habitantes de un pueblo japonés, un grupo de 10 personas desarrollan una conexión especial que les permite ver y oír lo que el resto experimenta gracias a una habilidad llamada “Sightjack”. Estos supervivientes deberán pasar tres días en la isla, sin armas y obligados a esconderse de los terrores que alberga el lugar.

5. Dead space (2008)

Volvemos a salir al espacio abierto para dar con un videojuego de supervivencia bastante inquietante, con reminiscencias a la película Horizonte Final (1996) y deudor de System Shock (1999).

Es cierto que en este caso, estamos ante un videojuego tipo shooter que aboga más por la acción; pero no nos quedamos cortos al decir que consigue momentos de tensión en los que lo llegamos a pasar realmente mal y donde los sobresaltos están a la orden del día.

6. Condemned: criminal origins (2005)

Un agente del FBI especializado en dar caza a asesinos en serie tiene que hallar las pistas necesarias que le permitan descubrir quién está detrás de una oleada de asesinatos en su ciudad.

¿Hay algo que dé más miedo que un videojuego en primera persona? Sí, que tu única fuente de luz sea la de tu linterna mientras te mueves por oscuros pasillos en los que no se oye nada, hasta que...

7. Silent hill 2 (2001)

El pueblo imaginario de América más estremecedor es, sin duda alguna, Silent Hill. En una entrega que supera al original, seguimos a James Sunderland, que se adentrará en las calles de esta misteriosa localidad en busca de su esposa fallecida, de quien ha recibido una carta.

Únicamente los verdaderos gamers saben por qué Silent Hill es uno de los mejores videojuegos de terror jamás ideados. ¿Te atreves a jugar?

8. Slender: the eight pages (2012)

Slender Man es el nombre de un popular personaje del folclore americano, una especie de variación del  famoso “Hombre del Saco” que también se dedica a secuestrar a niños.

La mecánica del videojuego es sencilla: nos sueltan en mitad de un bosque y debemos reunir ocho páginas que hay desperdigadas por la zona. Durante la búsqueda, Slender Man nos acechará en cada rincón a la mínima que bajemos la guardia.

Ideal para pasar un muy (buen) mal rato.

9. Amnesia: the Dark Descent (2010)

Despertamos sin saber cómo hemos llegado al Castillo de Brennensburg. Sin más armas que nuestra agudeza mental, debemos explorar sus recónditos pasadizos y estancias, evitando que nos devoren los monstruos necrófagos que pasean por el edificio.

Si ya de por sí la idea aterra, el hecho de que no llevemos ningún arma y que únicamente podamos escondernos para esperar que pase el mal, convierten a Amnesia: the Dark Descent en uno de los videojuegos más horrorosos.

Puedes estar tranquilo, no le diremos a nadie que has jugado llevando pañales para adulto mientras jugabas.

10. Project Zero (2002)

Puede que lo hayas conocido por su nombre americano, Fatal frame. El argumento es el siguiente: Con tal de encontrar a su hermano, una pequeña niña se adentra en la Mansión Himuro, poblada de espíritus malignos y armada con una antigua cámara fotográfica capaz de exorcizar a estas almas en pena.

Project Zero es capaz de hacernos sentir absoluto pánico recurriendo a pocos elementos, entre ellos el entorno lúgubre que impregna la mansión. Todo un referente del género por el cual no pasan los años.

Menciones especiales

Antes de que nadie nos salte al cuello, sí, nos hemos dejado algunos muy míticos. Tranquilos, vamos a enmendar nuestro error seguidamente:

Alone in the Dark

Clasicazo de los años 90 donde los haya. Un juego pionero que merece ser considerado como uno de los grandes precedentes del género de terror y survival horror y que allanó el terreno para que sagas como Resident Evil o Silent Hill fueran posibles.

Editado para jugar en PC, en Alone in the Dark nos metemos en la piel del investigador Edward Carnby o en la de Emily Hartwood. Independientemente de la elección, se trata de lo mismo: escapar de una mansión en la que estamos atrapados, plagada de criaturas del inframundo. Para dar con la salida, tendremos que solucionar todo tipo de enigmas.

Saga Resident Evil

Probablemente muchos habíais entrado a la lista esperando encontrar esta mítica serie de videojuegos y ya estabais entrando en cólera pensando que la habíamos dejado fuera. ¿Cómo íbamos a hacer eso? Resident Evil es una de las sagas más longevas hasta la fecha y que más miedo dan.

No hace mucho salió al mercado Resident Evil: Biohazard, la séptima entrega de la franquicia que, para hacer la experiencia incluso más inmersiva y tensa, incorpora una novedad hasta ahora inédita: se puede jugar en primera persona gracias a unas revolucionarias gafas de realidad virtual que nos meten de lleno en la trama. Parece que a los amigos de la Corporación Umbrella y a sus mutantes aún les queda mucho por decir.

Comentarios