Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

5 Ventajas y 4 desventajas de viajar solo

Si eres una persona atrevida seguro que has querido hacer algún viaje solo. Ten en cuenta estas ventajas y desventajas de viajar solo y lánzate a la aventura.
Aquí algunas de las ventajas y desventajas de viajar solo. Tenlo todo en cuenta y toma tu decisión. | Imagen de: Manuel Meurisse.

 

Viajar es una de las experiencias más maravillosas que cualquier ser humano debe poder experimentar alguna vez en la vida. A menos que el viaje salga mal, siempre estará cargado de buenos momentos que recordaremos para siempre, incluso aunque viajemos solos.

De hecho, viajar solo se puede convertir en la mejor manera de experimentar una gran aventura al cien por cien. Por eso, para ver los pros y los contras, hemos escrito este artículo de ventajas y desventajas de viajar solo; tanto para los que aún no se han atrevido, como para los que son adictos a esta práctica.

Ventajas de viajar solo

Empezaremos viendo las ventajas. Sin duda, viajar suele tener más ventajas que desventajas, incluso cuando no todo sale a pedir de boca. Esto se debe a que el simple hecho de planificar el viaje ya suscita emociones positivas, incluso antes de haber partido.

A continuación, vamos a enumerar algunas de las principales ventajas de viajar solo.

1. Ganas autonomía

Atreverse a dar el salto de viajar solo es un gran acontecimiento en la vida. Si se consigue dar sin caer, el resultado será por lo general muy satisfactorio.

Una de las principales ventajas de dar este paso es que la persona gana autonomía. Se dará cuenta de que no necesitamos estar siempre rodeados de gente conocida para hacernos un camino, e incluso, cuando las cosas van mal, aprenderemos que no todo está perdido y que siempre podemos luchar para sortear los obstáculos que nos depara el futuro.

2. Autoconocimiento

Mucha gente invierte demasiado poco tiempo en escucharse y aprender de uno mismo. Una de las mayores ventajas de viajar solo es el autoconocimiento.

Desde descubrir qué es lo que más nos gusta, qué cosas nos hacen sentir bien o incluso cómo reaccionamos ante distintos tipos de situaciones, son algunas de las facetas del autoconocimiento que adquirimos al viajar solos.

3. Planificación

Las personas que se acostumbran a viajar con amigos o familiares suelen depender de las planificaciones de otros. Tal vez aporten su granito de arena al grupo, pero no se puede comparar con ser quien organiza el 100% de la aventura.

Es posible que al principio tengas una sensación de que las responsabilidades y tareas superan tus capacidades, pero será solo al principio; bastará con intentarlo e ir poco a poco.

Pequeñas actividades como elegir los mejores destinos, las escalas, los vuelos, los alojamientos e incluso qué visitar en cada lugar supondrán pequeñas victorias que mejorarán la capacidad de planificación de la persona para el resto de su vida.

4. Paz

Dependerá bastante del destino en cuestión, pero por lo general, cuando se viaja solo se tienen muchos momentos a solas (por no decir casi todos). Esos momentos en los que no tienes que dar explicaciones ni justificar tus decisiones, pueden hacerte sentir una paz que te inundará.

Desayunar tranquilamente viendo tu entorno, disfrutar de un museo que te gusta (y tal vez a la mayoría de personas que conoces no), quedarte en la cama pensando en tu vida un tiempo más, escuchar tu música favorita viendo una puesta de sol.

Incluso puedes imaginar cualquier plan que harías normalmente con otras personas pero esta vez haciéndolos tú solo/a. ¿Te atreves?

5. Viaja a tu estilo

Aunque viajes con gente que sea idéntica a ti, siempre habrá que hacer pequeñas (o grandes) acciones para complacer al resto de acompañantes.

Olvídate de tener que elegir hoteles, restaurantes, monumentos o cualquier otra lugar/actividad que a ti no te guste. La mayor ventaja de viajar solo es que no hay límites.

Puedes decidir cancelar el vuelo y quedarte más tiempo, no dormir en toda la noche, o quedarte un día entero en el hotel si te apetece. No tendrás que rendir cuentas a nadie y tendrás una sensación de libertad que jamás habrás experimentado. Un servidor recomienda hacer esto alguna vez en la vida.

Desventajas de viajar solo

No todo podían ser ventajas al viajar solos. De hecho, debemos avisar que muchas de las ventajas antes comentadas se pueden convertir en desventajas si la persona no está preparada para afrontar la aventura, por el motivo que sea.

Es entendible que hayan personas que no se sientan cómodas estando solas, que se puedan sentir angustiadas al encontrarse esa libertad que tanto vértigo puede dar (sobre todo si no hay experiencias previas) o incluso que no sean capaces de planificar y aprovechar la experiencia. Si crees que eres una de estas personas, recomiendo que hagas un viaje no muy lejano y de corta duración, para “romper el hielo”.

1. Peligro

Como no podría ser de otra forma, una de las mayores desventajas de viajar solo es el peligro que se corre. De nuevo, dependerá mucho del destino y el país al que se viaje.

En el caso de viajar a países inseguros, las estadísticas confirman que aquellas personas que viajan solas (especialmente las mujeres) corren más riesgo de sufrir diferentes tipos de altercados que van desde los robos hasta los secuestros o asesinatos.

2. Soledad

Una gran desventaja de viajar solo es la soledad. Debemos admitir que no todas las personas están preparadas para disfrutar de la soledad.

La principal variable aquí a tener en cuenta es el tiempo. Tal vez la mayoría de personas pueden estar unos días a solas, pero cuando se trata de viajes más largos es posible que el sentimiento de soledad aparezca y con él la angustia o incluso la ansiedad.

3. Aislamiento (no-escape)

Esta desventaja de viajar solo es la contraposición a la ventaja antes mencionada de libertad. La palabra aislamiento no es precisa para describir la situación que puede sentir una persona al viajar sola. Intentaré explicarme:

En realidad aquí hablamos de una sensación de “no-escape”. Similar a la que puede sentir un agorafóbico al salir a la calle o a espacios abiertos.

Esta sensación aparece en raras ocasiones, pero puede ser muy desagradable. Ocurre como fruto de la alta libertad que sufre la persona de manera más o menos súbita. Esto le hace sentir sin rumbo y sin una “guía” a seguir, dando una sensación de no-escapatoria, alimentada en parte por no disponer de conocidos cercanos a los que acudir.

4. Dinero

Uno de los ejemplos más intuitivos de desventajas de viajar solo. Muchos de los gastos se reducen cuando se viaja acompañado. Algunos pueden ser: taxis, hoteles, alquiler de coches, gasolina…

Comentarios