Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

¿Cuáles son las 8 cárceles más seguras del mundo?

Hay poco que hacer 23 horas al día en una celda de tres metros cuadrados. Repasamos las ocho cárceles más seguras de todo el mundo y analizamos su funcionamiento.
ADX Florence, uno de los centros penitenciarios más seguros. | Imagen de: The Nation.

 

Todo aquel preso que se plantee una fuga a lo Alcatraz debe saber que las prisiones han cambiado, y mucho. Estas son las ocho cárceles más seguras del mundo, complejos inexpugnables de los que es imposible salir, a menos que uno haya cumplido su condena. Los centros penitenciarios de la lista albergan los criminales más peligrosos del mundo, aquellos que han atentado con la humanidad o que han cometido actos que escapan a toda lógica humana. La vida entre sus muros, en la mayoría de casos, se convierte en un auténtico infierno.

Las 8 prisiones más seguras del mundo

Estas son las ocho penitenciarías que, por un motivo u otro, ocupan un puesto destacado en los rankings de seguridad. Repasamos su historia.

1. Qincgheng (China)

En el primer puesto de la lista encontramos la prisión china de Qincheng, un colosal centro penal ubicado a 3.000 metros sobre el nivel del mar y construido con la inestimable ayuda de la Unión Soviética. Todo aquél que intente escapar sabe que se enfrenta a unas condiciones durísimas del entorno, sinónimo de una muerte segura. La cárcel cuenta con un equipo de 5.000 trabajadores en constante vigilancia.

La mayoría de los presos que conviven en este centro son considerados como “presos políticos” por la oposición de la República Popular China. En su mayoría, son personas que participaron en las protestas de Tiananmen en 1989 o miembros de partidos opositores al régimen.

2. Guantánamo (Cuba)

Guantánamo es, sin duda alguna, una de las cárceles gestionadas por Estados Unidos más famosas y seguras del mundo, aunque su nefasta fama se debe a la filtración de métodos de tortura contra sus presos, en su mayoría terroristas detenidos durante la invasión de Irak y Afganistán. A pesar de que varios presidentes de los Estados Unidos han planeado su cierre, la prisión sigue en activo.

Estados Unidos considera a los presos de Guantánamo “combatientes enemigos ilegales” y no prisioneros de guerra, por lo que no tiene la obligación de aplicar la Convención de Ginebra, que protege los derechos de los presos de guerra. Entre sus paredes sigue Jálid Sheij Mohammed, autor intelectual de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

3. Delfín Negro (Rusia)

La región del Óblast de Oremburgo, en Rusia, alberga una de las prisiones más frías y solitarias de todo el mundo, la conocida popularmente como Delfín Negro. Se trata del centro más viejo de toda la lista, y es que los primeros registros datan del 1745, aunque desde entonces se ha reformado innumerables veces. La cárcel acoge peligrosos criminales entre los que se encuentran pedófilos, asesinos, caníbales y delincuentes con diversos trastornos.

Delfín Negro también es conocido como Centro Penitenciario IK-6-. | Imagen de: RT Actualidad.

 

En 2000, cuando Vladimir Putin llegó al poder, la prisión permitió el acceso a las cámaras de televisión e hizo una importante reforma, convirtiéndose en una de las más seguras del mundo. De esta forma pudimos ver que en la puerta de cada compartimento hay una lista con los crímenes del reo, para que los funcionarios no olviden con quién están tratando.

4. ADX Florence (EE.UU.)

Entre los muros de ADX Florence, cerca del pueblo de mismo nombre, se encuentran algunos de los criminales más peligrosos del planeta. Algunos de ellos son Zacarias Moussaoui, otro de los autores del 11-S, o Theodore Kaczynski, el terrorista estadounidense conocido como Unabomber. Sus funcionarios han sido acusados en varias ocasiones de malos tratos contra los presos, aunque esa es una historia que se repite en casi cada una de las prisiones de esta lista.

Con todo, ADX es un complejo de máxima seguridad del que es imposible escapar. Los reos pasan 23 horas en una celda de ocho metros cuadrados y la hora restante confinados en una jaula de metal, dentro de un patio rodeado de muros de seis metros de altura.  

5. Khao Bin (Tailandia)

Este monstruoso complejo en Tailandia está equipado con la última tecnología. Por ejemplo, ha instalado inhibidores en las celdas para prohibir el tráfico de drogas entre los 400 presos que ocupan las instalaciones, algo difícil de llevar a cabo en un centro tan superpoblado. Con los años, ha conseguido entrar en la categoría supermax, reservada solo a unos centros penitenciarios.

6. Fuchu (Japón)

Japón es un país que siempre está a la vanguardia de la tecnología y no podía ser menos en cuestión de seguridad penitenciaria. Fuchu es un enorme penal a las afueras de Tokio pensado para convertir a sus convictos en personas productivas para la industria. Sin embargo, Fuchu ha adquirido fama por sus métodos de castigo, que van desde la agresión verbal y física a mirar una pared en blanco durante seis meses.

Lo peculiar de esta cárcel es que no se permite a los presos “estar sin hacer nada”. Cuanto menos, deben leer un libro o ver la televisión. Cualquier muestra de distracción o vagancia es castigada severamente.

7. Souza Baranowski (EE.UU.)

Otro correccional de Estados Unidos en la lista, aunque se ha ganado por méritos propios estar en cualquier ranking de prisiones más seguras del mundo. Su nombre se debe a una sangrienta revuelta de presos que tuvo lugar en 1972 y que se saldó con la muerte de dos de sus guardias: James Souza, de 29 años, y Alfred Baranowski, de 54. Desde entonces, los crímenes se han ido sucediendo en el centro penitenciario. Por ejemplo, el violador y monje católico John Geoghan fue estrangulado entre sus muros en 2002.

En vista de estos sucesos, la prisión se ha modernizado y ha actualizado su sistema seguridad. En la actualidad, es una de las más seguras del mundo y alberga peligrosos criminales. En las imágenes podemos ver los momentos posteriores a una revuelta de internos.

8. Terre Haute (EE.UU.)

Durante mucho tiempo ha rivalizado en seguridad con el centro penal federal ADX Florence, pero gracias a la implementación de la última tecnología en seguridad, Terre Haute se ha convertido en la prisión más segura del mundo. La principal peculiaridad de esta cárcel es que cuenta con un complejo sistema de videovigilancia, dotado de cientos de cámaras de 360 grados, sensores de movimiento, reconocimiento facial y candados biométricos. Todo preparado para hacer de Terre Haute un sitio hermético.

Entre sus presos más célebres encontramos al líder del narcotráfico Juan Raül Garza o al terrorista Timothy McVeigh, autor de un atentado en Oklahoma que dejó nada más y nada menos que 168 víctimas. Gran parte de los reos pasan sus últimos días en el corredor de la muerte.

Comentarios