Qué ver en Mallorca y cuáles son sus mejores calas

Los lugares, playas y calas imprescindibles que no te debes perder este verano en Mallorca.
Cala Agulla de Mallorca | Pixabay.com

 

Las mejores cosas que hacer en Mallorca giran en torno al impresionante paisaje natural de la isla y su larga historia. Las extensas playas de arena blanca, como Cala Llombards y Playa de Muro, rodean gran parte de la isla, pero se rompen por escarpados acantilados y por la cordillera de la Serra de Tramuntana, amada por excursionistas y ciclistas. 

Para los amantes de la cultura y la historia, la capital de las Islas Baleares, Palma, está llena de tesoros, como la catedral gótica de Palma y el castillo circular de Bellver. Sin embargo, no debemos olvidarnos de los pueblos pintorescos como Alcúdia, de gran belleza y tranquilidad.

Si viajáis este verano a la isla, os recomendamos que sigáis la siguiente guía para visitar Mallorca dependiendo de los días que estéis en ella.

Qué ver en 1 día

Si solo disponéis de un día para visitar Mallorca, o bien porque hacéis escala con algún crucero o porqué el resto de días lo queréis dedicar a la playa, os dejamos con la mejor ruta para disfrutar de una jornada en la isla:

1. Catedral de Palma La Seu

La Catedral-Basílica de Santa María de Palma de Mallorca, también conocida como La Seu, o simplemente la Catedral de Mallorca, se construyó encima de una mezquita. Después de siglos de trabajo para construirla, el producto final es una obra maestra gótica, que domina la bahía de Palma hacia el sur y presenta un frontón espectacular que representa la Última Cena. 

En el interior, las visitas obligadas incluyen el gigante rosetón circular (una de las ventanas con vidrieras más grandes del mundo) que mide casi 12 metros de diámetro, y el dosel de Antoni Gaudí que flota sobre el altar mayor.

2. Castell de Bellver

Construido por orden de Jaime II de Aragón en el siglo XIV, el castillo circular de Bellver reina sobre una colina boscosa al oeste de Palma y ofrece a los visitantes una vista de 360 grados de la ciudad y la bahía. Aunque el castillo fue inicialmente construido como una casa real, también sirvió como prisión militar.

Hoy, junto con una vista inmejorable desde la parte superior, también ofrece a los turistas una línea de tiempo visual de Mallorca gracias a su Museo de Historia de la Ciudad, que cuenta la historia del pasado de Palma hasta el presente. Además, contiene varias cerámicas, estatuas y otros artefactos.

Qué ver en 2 días

Para el segundo día de nuestro recorrido, podemos dedicarlo a explorar bonitos pueblos pintorescos con los que finalizaremos nuestra jornada de playa y sol. 

3. Alcúdia

Como gran parte de la isla, Alcúdia ha experimentado muchos reinados diferentes, desde fenicios hasta romanos y vándalos. Cuando los árabes tomaron el control alrededor del año 800, construyeron una fortaleza y la llamaron Al-Kudia o "en la colina”.

Más tarde, se convirtió en un centro de comercio y, actualmente, es un casco antiguo cuidadosamente restaurado con una arquitectura antigua, jardines ocultos y restaurantes deliciosos.

Palma de Mallorca | Pixabay.com

 

Qué ver en 3 días

El tercer día lo dedicaremos a la Sierra de Tramuntana, donde podremos realizar diferentes senderos y acabar bañándonos en alguna de sus calas escondidas. 

4. Sierra de Tramuntana

La Serra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se encuentra en la costa norte de Mallorca y ofrece a todo aquel que la visita la oportunidad de caminar, ir en bicicleta o conducir por un paisaje de profundas gargantas, acantilados y el pico más alto de la isla, Puig Major.

Playas de Mallorca

El gran reclamo de Mallorca son sus playas, así que a continuación hemos elaborado una lista con las playas y calas que no debéis perderos si visitáis la isla este verano:

5. Playa de Muro

Arenas blancas y aguas claras y poco profundas, junto con algunos restaurantes y hoteles de calidad, hacen de Playa de Muro una de las franjas favoritas de arena entre los viajeros. Aparte de sus aguas seguras también es la preferida por las familias con niños por sus comodidades, que incluyen sombrillas, baños y acceso para personas con discapacidades. 

Además, su proximidad al Parc Natural de s'Albufera de Mallorca, una reserva natural conocida por atraer a los observadores de aves de toda Europa, permite realizar un sendero cuando queramos cambiar de pantalla.

Sierra de Tramuntana | Pixabay.com

 

6. Cala Llombards

Las olas de color aguamarina que se extienden sobre Cala Llombards, ubicada en la costa sureste de Mallorca, son cálidas y suaves, y es una de las zonas de baño favoritas entre las familias por esa razón. Su pintoresca ubicación es otro punto a su favor: enmarcada por pinos y naves flotantes, Cala Llombards cuenta con fina arena blanca, además de un bar de playa que sirve bebidas frías y platos de pescado.

Entre el esnórquel y tomar el sol, puedes estirar las piernas en un paseo hacia Cala Santanyí, donde serás recompensado con una vista de Es Pontas, un afloramiento de roca natural que se asemeja a un puente.

7. Cala Agulla

Cala Agulla es una playa rodeada de un pinar de grandes dimensiones y de fina arena blanca. Se encuentra situada en la zona de Capdepere, al nordeste de la isla, cerca de la urbanización Cala Lliteres.

Aunque es muy visitada por turistas, sus aguas son limpias y cristalinas. También está recomendada para familias con niños, ya que la profundidad del mar va bajando progresivamente y las aguas suelen estar tranquilas.

Esta cala, junto con las de su alrededor, Cala Moltó y Cala Mesquida, fueron declaradas Área Natural de Especial Interés en 1991.

✅ Descubre los últimos estrenos de NETFLIX, HBO, Amazon Prime y Movistar+

Comentarios