Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Qué ver en Lisboa y alrededores (en 1, 2 y 3 días)

Guía completa para visitar Lisboa. Todo lo que tienes que ver en esta ciudad y sus alrededores.
Qué ver en Lisboa dependiendo de los días que tengas. | Wikimedia Commons.

 

Lisboa, está de moda, y tanto es así que se ha convertido en una de las ciudades de Europa más visitada por los turistas en los últimos años, batiendo récords. Destaca su historia colonialista, su arquitectura colorida y la tradición de la música fado.

Contemplar sus espectaculares vistas desde la cima de Graça o desde el Castillo de San Jorge, el clima agradable durante todo el año y los lugareños amigables, convierten a Lisboa como el destino turístico favorito para pasar unos inolvidables días.

Para disfrutar de esta ciudad, se recomienda llevar calzado cómodo, ya que la calzada portuguesa puede dar algún que otro dolor de cabeza si no se llevan unas cómodas zapatillas. Si se dispone de tiempo, también os recomendamos que hagáis una excursión de un día a Sintra, para visitar el famoso Palacio da Pena y la Quinta de la Regaleira.

Para que no os perdáis las mejores cosas que hacer y visitar en esta ciudad y en sus alrededores, hemos elaborado una guía con todas las cosas que ver en Lisboa.

Qué ver en Lisboa en 1 día

Aunque se dispone de poco tiempo, lo cierto es que si empezamos el día temprano, podremos aprovechar y visitar bastantes cosas de Lisboa. A continuación os detallamos todas las atracciones turísticas que no os debéis perder si visitáis esta ciudad por 1 día.

Plaza del comercio. | Wikimedia Commons.

 

1. Castelo de São Jorge

El castillo de São Jorge se encuentra en la cima de una colina y es una de las imágenes más emblemáticas de Lisboa. Aunque sólo se conservan las murallas y una pequeña parte, son las vistas que hay desde él por lo que vale la pena visitarlo. Observar la abundancia de tejados rojos de la ciudad y el río Tajo de fondo es una de las experiencias más emocionantes de Lisboa.

2. Pasear por Alfama

Alfama es uno de esos lugares donde todo lo que necesitas hacer es pasear, a tu propio ritmo. En el barrio de Alfama puedes respirar el pasado de Lisboa: el vecindario sobrevivió al terremoto de 1775 y es la zona más antigua de la ciudad, así que os aconsejamos que guardéis el mapa y caminéis por los callejones y las calles estrechas sin rumbo fijo. No os podéis perder el mirador de Portas do Sol, donde contemplaréis una maravillosa vista de la ciudad. Una vez hayáis terminado el paseo, os recomendamos que visitéis la Catedral de Lisboa.

3. Praça do Comércio

Lisboa no carece de plazas impresionantes, pero la más importante y la más especial de todas es la Praça do Comércio. Antes del terremoto de 1755, era aquí donde se ubicaba el palacio real. Hoy en día, con sus edificios de color amarillo girasol, sus arcadas y su imponente estatua de Dom José I, el aura es igual de majestuosa. Este es un lugar ideal para comenzar cualquier aventura en Lisboa. No se tarda mucho en recorrer la plaza, pero cuando estamos en ella sentimos de inmediato su poderosa personalidad y su emocionante historia.

4. Elevador de Santa Justa

Este elevador vertical fue diseñado por Mesnier du Ponsard, alumno de Gustave Eiffel, por lo que no es de extrañar que esté hecho de hierro fundido y adornado con filigrana, ostentando un estilo francés distintivo de principios de siglo. Vale la pena subirse en él y contemplar las maravillosas vista que ofrece del barrio de Baixa.

5. Convento do Carmo

Subiendo por el elevador de Santa Justa, llegamos al Convento do Carmo, que fue uno de los edificios parcialmente destruidos durante el terremoto de 1755. En el interior, podréis ver muchas cerámicas en exhibición, una colección de tumbas, mosaicos y estatuas.

Qué ver en Lisboa en 2 días

Si disponéis de 2 días para ver Lisboa, tenéis que dejaros perder por miradouros, ferias y subir en un tranvía. Os contamos que es lo que tenéis que visitar en 2 días:

Feira da Ladra. | Wikimedia Commons.

 

6.Tranvía 28

Una de las mejores opciones para desplazarte en algún momento por la ciudad es subiendo al Tranvía 28. Estos tranvías remodelados de época, de madera y pintados de amarillo, son un retroceso a otra época. Aunque depende de la época en que visites Lisboa, puedes llegar a esperar hasta 1 hora para subir en él. Pero esa sensación retro, encaramada en un banco mientras el tranvía recorre las estrechas calles de la ciudad y hace sonar su bocina, no tiene precio.

7. Miradouro da Senhora do Monte

El Miradouro da Senhora do Monte es un mirador de ensueño. Es el mirador más alto de Lisboa y se encuentra ubicado en el barrio de Graça, cerca de una parada del tranvía 28. Desde él se tiene unas vistas asombrosas del castillo, de la ciudad y del río Tajo. Aprovechad la visita al mirador para dar una vuelta por el ajetreado barrio de Graça.

8. Feria de Ladra

En el mismo barrio de Graça, los martes y sábados se realiza el mercadillo más famoso de Lisboa. Podréis encontrar cientos de puestos que venden infinidades de cosas, desde objetos de segunda mano, artesanía y reliquias.

9. Mercado da Ribeira

Es el mercado de alimentos más famoso de Lisboa. En una parte del mercado podréis encontrar vendedores locales de frutas y verduras y por el otro lado encontraréis una extensa oferta de puestos de comida modernos, a menudo extravagantes, y restaurantes de vanguardia.

10. La vida nocturna de Bairro Alto

Lisboa tiene una animada vida nocturna, variada y acogedora. La mejor zona para experimentar una noche en Lisboa es en Bairro Alto, un laberinto de bares, clubes pequeños y locales de música en vivo donde a partir de las 23 horas sus calles se llenan de gente bebiendo y disfrutando de la noche como si fuera una gran fiesta. De jueves a sábado son los días donde encontraréis este ambiente tan festivo.

Qué ver en Lisboa en 3 días

A continuación os detallamos todo lo que no os podéis perder si disponéis de 3 días en esta ciudad europea.

Palacio dos Marqueses da Fronteira. | Wikimedia Commons.

 

11. Palácio dos Marqueses de Fronteira

Ubicado en el barrio de Benfica, este palacio del siglo XVII, posee un jardín lleno de estatuas, con bancos de azulejos y una fuente. La Galería de los Reyes, con una colección de bustos que rinde homenaje a los reyes portugueses del pasado, es especialmente majestuosa. El interior del palacio incluye una biblioteca, una capilla y un comedor adornado con azulejos holandeses.

12. Museu Nacional do Azulejo

Es imposible salir de Lisboa sin ser cautivado por las exhibiciones magistrales de azulejos de la ciudad que adornan edificios y calles. Estas bellezas pintadas a mano se exponen en el Museo Nacional de Azulejo, un convento del siglo XVI. Aquí, podréis disfrutar de obras tan espectaculares como la única panorámica que se tiene de Lisboa antes del terremoto de 1755 y que ocupa dos paredes.

13. Mosteiro dos Jerónimos

Ubicado cerca de la Torre de Belém, el Monasterio de los Jerónimos es una obra maestra de estilo manuelino vestida de piedra caliza que se construyó para conmemorar el afortunado regreso de Vasco de Gama de la India. Fue construido en el sitio de una antigua iglesia, en la que Vasco da Gama y su tripulación pasaron su última noche en Portugal antes de su famosa estadía marítima hacia la India. La estructura masiva, que comenzó a construirse en 1501, tardó un siglo en completarse. Su visita no deja a nadie indiferente, y no es de extrañar que haya sido declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

14. Torre Belén

Declarada Patrimonio de la humanidad por la UNESCO, la Torre de Belém fue construida en la orilla norte del río Tajo entre 1514 y 1520 para defender la ciudad. Más tarde, la fortaleza adquirió nueva vida como faro y oficina de aduanas.

15. Padrão dos Descobrimentos

El monumento a los descubrimientos marca la orilla del estuario del Tajo con su gran arquitectura y piedra beige. Ha estado aquí desde principios de la década de 1960 y es un testimonio ornamentado de los éxitos de la exploración portuguesa durante la Era del Descubrimiento. Cerca de aquí, en el mismo barrio, se encuentra la pastelería más famosas de Lisboa: Pastéis de Belém, donde podréis comer los originales pasteles de nata de Lisboa.

Qué ver en los alrededores de Lisboa

A las afueras de Lisboa podemos seguir contemplando belleza. Si podéis realizar una excursión por los alrededores de la ciudad, os recomendamos que visitéis los siguientes lugares:

Cascais. | Wikimedia Commons.

 

16. Sintra

Esta villa, declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO, es toda ella un monumento. Sus místicas montañas, sus elegantes iglesias barrocas, sus coloridas mansiones y los grandes palacios de antiguos reyes y reinas portugueses no dejan a nadie indiferente. Os recomendamos que visitéis el Palácio Nacional da Pena y la espectacular Quinta da Regaleira.

17. Caparica

La playa de Caparica se encuentra al otro lado del río Tajo. Es una de las mejores playas cerca de la capital y ofrece una longitud infinita de fina arena y dunas salpicadas por olas desafiantes.

18. Cascais

Cascais es la ciudad de playa más popular cerca de Lisboa, para ir de compras y disfrutar del paseo marítimo. Este popular destino es famoso por su encantador centro, con bonitos edificios de colores pastel y su costa.

Comentarios