Cultura japonesa: 10 costumbres y curiosidades

La cultura japonesa es una gran desconocida para muchas personas de occidente. Aprende sus costumbres y algunas curiosidades en este interesante artículo.
Japón tiene unas características culturales únicas en el mundo.
Japón tiene unas características culturales únicas en el mundo. | Imagen de: Andre Benz.

 

Japón es un país muy singular, y aunque sea de los más avanzados del mundo, muchas veces desconocemos sus particularidades. Por este motivo hoy os hablaremos de la cultura japonesa, a partir de 10 de sus costumbres o curiosidades, para conocer más profundamente a la población japonesa.

Cabe destacar que muchas de estas costumbres vienen a partir de momentos particulares en la história del país, y algunas de ellas, aunque nos cueste de entender, son extendidas por todo el continente asiático. Con esto podemos concluir que la cultura japonesa no deja a nadie indiferente, sea para bien o para mal.

Costumbres inusuales

En muchos casos, la cultura japonesa es muy parecida a la nuestra, y con el ya más que desgastado término de la globalización, aún hay más similitudes, adaptando tanto la cultura japonesa u oriental como la occidental, rasgos de la anterior. Aún así, muchas diferencias son mínimas o son en aspectos no muy relevantes, mientras que alguna otra si es más importante. Aquí os dejamos con 8 costumbres y curiosidades de la cultura japonesa.

1. Temor al número 4

Como el número 13 en la cultura occidental, el número 4 tiene implicaciones negativas por un elemento bastante trivial, y  es su pronunciación. Tanto el número 4 como la palabra muerte se pronuncian /shi/, y por este motivo, en la cultura japonesa pocas veces encontramos habitación, piso o asiento de tren con ese número, debido a que se cree que es proveedor de mala fortuna.

Otra curiosidad referente a los número es que cuando se realiza un regalo, o la entrega de dinero en una boda, no se debe entregar una cantidad de dinero terminada en 4, por el motivo anterior, pero además, debe ser una cantidad impar, que no se pueda partir entre 2, para que el matrimonio se mantenga unido.

2. Sonarse los mocos en público

Si algún día tienes la oportunidad de viajar a Japón y te adentras en el metro o en cualquier método de transporte público, verás que la gente en lugar de quitarse los mocos con un pañuelo, los aspira y se aguanta, por lo que el sonido que aquí parece muy desagradable, ahí es habitual. Esta cultura del respeto se extiende en ejemplos como el de utilizar mascarillas cuando estas enfermo, para evitar molestar al resto.

3. Nada de propinas

Aunque en otras culturas, sobre todo la americana, no está mal visto, y en muchas ocasiones es incluso obligatorio, en la cultura japonesa está muy mal visto dejar una propina, y por dos motivos diferentes. Primero, porque se considera que cualquier regalo que sea una cantidad de dinero debe ser entregado de manera formal y en un sobre, y la segunda porque desprestigia a los trabajadores.

Esto se explica cuando entendemos que en la cultura japonesa se sobreentiende que cualquier persona en su trabajo da lo mejor de sí misma, por lo que se supone que en el precio del restaurante o servicio que hayas consumido, se incluía el mejor trato personal o el mejor servicio posible, por lo que la propina es innecesaria.


4. Comer mientras andas

Antiguamente en la cultura japonesa, comer fuera de casa era un lujo que solo los más ricos podían permitirse. Con el paso del tiempo, los restaurantes y tiendas son cada vez más accesibles, pero aún así, el comer mientras andas, sigue siendo mal visto, excepto en casos muy puntuales, como son los festivales, y donde muchas de las concepciones japonesas habituales se ignoran temporalmente.

5. Problemas de cabida en el metro

Muchas veces vemos videos virales de eventos espectaculares o de cosas a las que no estamos acostumbrados, y uno de los más habituales es ver videos de gente a rebosar de los vagones de metro, y en el caso de Japón, de un señor o señora encargados de empujar a la gente que no cabe del todo dentro del mismo. Parece surrealista, pero es completamente necesario, puesto que cada día más de 5 millones de personas usan el metro solo en Tokyo.

6. Dormir en el metro o tren

La cultura japonesa es sinónimo de esfuerzo, dedicación a una causa y sobre todo por el esfuerzo colectivo. A causa de esto, los japoneses tienden a dormir pocas horas, y a estar sometidos a un esfuerzo extremadamente alto, por lo que es habitual ver a gente dormida en el metro y los trenes, y como si de magia se tratara, despertarse en el momento exacto en el que tienen que bajar (o eso, o bajan en la estación en la que se encuentran en ese momento, no está muy claro).

7. Cambio de zapatos en casa

En Japón, la casa es un lugar muy reservado y privado, y partiendo de esta base, entendemos muchos de los requerimientos o procedimientos que se realizan en el hogar, como cambiarse los zapatos al entrar. Tanto en la cultura japonesa como en el resto del continente asiático es habitual ponerse zapatillas al entrar en casa, ya que está muy mal visto entrar con calzado de calle al interior del habitaje.


8. Servirte bebida

Cuando te encuentras en Japón, si te encuentras en un ámbito más bien formal, es de muy mala educación servirte la bebida a ti mismo. Se espera que tu mismo sirvas la bebida a otras personas en la cena, y que cuando alguno de los otros presentes se de cuenta de que no tienes bebida, te sirva.

En un nivel mucho más formal, la cultura japonesa define que la persona en el rango inferior de la escala jerárquica de los presentes es el encargado de servir las bebidas en ese momento, lo que puede parecer muy negativo, pero se entiende como que un trabajador raso, tiene la oportunidad de intercambiar unas palabras con sus superiores, considerándolo una oportunidad más que una obligación.

9. Hacer ruido comiendo

A pesar de que en el mundo occidental se considera de pésima educación hacer ruido mientras se come, sea lo que sea, en la cultura japonesa comer fideos o ramen haciendo ruido es lo habitual. Incluso, se puede llegar a ver de mala educación no hacer ruido mientras comes, debido a que se puede interpretar como una falta de respeto al cocinero, ya que el hacer ruido significa alabar las dotes culinarias del mismo.  

10. Máquinas expendedoras

En Japón hay más de cinco millones de máquinas expendedoras situadas por todo el país, y las mismas, son una de las fuentes de ingresos más importantes del lugar. Hay máquinas expendedoras o jidohanbaiki por doquier, y las encuentras en los lugares más inhóspitos, donde venden desde bebidas refrescantes a platos de ramen o pizza caliente. Hace falta desmentir el mito de que también se puede encontrar ropa interior usada en las máquinas, ya que no es cierto.



Comentarios

envía el comentario