Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Consejos para viajar a Japón: ¿Cuál es la mejor época?

Si tenemos en cuenta factores como cuál es la mejor época para visitar la isla y otros consejos para ahorrar algún dinero, viajar a Japón barato puede dejar de ser una utopía.
Te descubrimos la mejor época para viajar a Japón y algunos consejos. | Imagen de: Masashi Wakui.

 

El país nipón está escalando posiciones como uno de los destinos predilectos por los amantes de lo exótico. Gracias a la proliferación de buscadores de billetes de avión por Internet a precios más asequibles para el bolsillo medio, viajar a Japón barato puede convertirse en una realidad disponible para todos.

Planificar un viaje a la isla de Japón que no suponga un gran desembolso es posible si elegimos bien en qué temporada queremos ir y seguimos algunos consejos para que no nos llore la cartera.

Algunos consejos previos para viajar a Japón barato

Contrariamente a lo que ocurre con otros países asiáticos, Japón es más barato de lo que en un principio podría parecer.

1. Calcular el presupuesto de que disponemos

Antes que nada, conviene revisar nuestra hucha y establecer la cantidad de dinero que tenemos previsto gastar, tanto diariamente como en el total de días que pasemos fuera. Aproximadamente, el turista medio no debería dejarse más de 90 euros (105 dólares) por jornada, aunque si tiramos por lo bajo, la cantidad puede ajustarse hasta una media de 30 euros (35 dólares).

2. Comprar con tiempo

Como suele suceder, si queremos viajar a Japón barato sin que nos cueste un dineral, lo mejor será adquirir los pasajes con el suficiente tiempo como para que su valor no se dispare, ni nos encontremos con la desagradable sorpresa de que quedan plazas disponibles en el avión.

3. Precio de los billetes

En páginas como Skyscanner, podemos encontrar billetes a un precio moderado (menos de 500 euros en temporada baja).

4. ¿En qué lugar nos hospedaremos?

En función de que escojamos pasar las noches en un hotel de estilo occidental, en un albergue o de si preferimos disfrutar de la experiencia como un japonés orondo en un ryokan, el importe del alojamiento variará consecuentemente.

5. ¿Qué comeremos?

Comer bien en Japón y a por una módica cantidad no son conceptos opuestos. Si eres de esas personas que disfrutan del sushi, la pieza apenas nos cuesta 1 euro, por lo que podrás atiborrarte sin dejarte los ahorros de ese día. A esto contribuye también el hecho de que en los restaurantes, las bebidas no se cobran, por lo que es razonable entender que no cueste el mismo dinero que en otros sitios. 

¿Cuál es la mejor época para viajar a Japón?

A pesar de que siempre se ha tenido a Japón como uno de los destinos más caros de Asia, con un poco de paciencia y perseverancia pueden encontrarse vuelos a precio de ganga, pero nuestro presupuesto también puede verse fuertemente condicionado según la temporada elegida para la escapada.

Atención al clima

Lo primero que no hay que perder de vista si queremos viajar a Japón, es que es un país donde las condiciones climatológicas de las cuatro estaciones son muy acentuadas, por lo que la transición de la temperatura puede cambiar drásticamente de un mes para otro: el calor húmedo será prácticamente constante en verano, época de lluvias monzónicas; mientras que el frío seco estará presente durante el invierno.

En este sentido, si el clima es un factor importante a la hora de decidir la mejor época para viajar a Japón, es en primavera y otoño cuando se goza de una temperatura más suave, en comparación con las otras dos estaciones. No obstante, es precisamente en estos meses cuando tienen lugar algunas de las celebraciones más esperadas en todo el país, lo que conlleva a una mayor afluencia de público.

Japón, un destino al alza

En segundo término, tampoco hay que olvidar que las zonas urbanas de Japón se han convertido en áreas muy cosmopolitas, debido a la llegada masiva de turistas de todos los rincones del mundo; además de congregar elevados índices de población autóctona. Por ello, hay que tener en cuenta que las grandes aglomeraciones serán una constante en las calles de ciudades como Tokyo, por ejemplo.

Por otro lado, ser el destino de moda implica tener que convivir también con los forasteros recién llegados. De esta manera, será mejor mentalizarnos de antemano de que, si lo que buscamos es un viaje alejado del bullicio, deberemos trasladarnos a los pueblos de la periferia y huir de los puntos más ajetreados; principalmente urbes como la citada Tokyo o Kioto, una de las ciudades que más turismo acoje de todo Japón.

Las fechas clave en primavera

Es importante también considerar no sólo el dónde, sino cuándo viajar a Japón. Durante la primavera, la isla recibe multitud de visitantes que esperan ser testigos del florecimiento de los cerezos, acontecimiento que ocurre durante dos semanas y que dicen es uno de los más hermosos que nadie podría contemplar jamás.

Este y otros eventos como la Golden Week, una festividad durante la cual se paraliza toda la actividad comercial y en la que confluyen varias fechas señaladas, reunen tanto a los locales como a los extranjeros que no se quieren perder las siguientes citas, que se celebran entre finales de abril y comienzos de mayo.

29 de abril: Showa no hi (“Día de Showa”)

Conmemoración del nacimiento del emperador Hirohito o ‘Showa’ (1901 - 1989), regente durante los años de la convulsa Segunda Guerra Mundial.

3 de mayo: Kenpo Kinenbi ( “El día de la Constitución”)

Después de la derrota de Japón, el tercer día de mayo de 1947 entró en vigencia la Constitución, que supondría, entre otras cosas, el fin de la era de los grandes emperadores.

4 de mayo: Midori no hi (“El día verde”)

Los amantes de la naturaleza que vayan a viajar a Japón no pueden perderse la festividad tradicional dedicada a adorar el medio ambiente.

5 de mayo: Kodomo no hi (“El día de los niños”)

Jornada en la que se venera a los más pequeños de la casa, se les desea salud y prosperidad en su vida adulta.

Las fechas clave en otoño

Tal y como ocurre en la estación de las flores, los japoneses también festejan el paso al otoño, para algunos mejor época para ir a Japón, tanto por la bajada de las temperaturas con respecto al caluroso y húmedo verano, como porque es cuando tienen lugar los siguientes eventos.

Momiji (“el enrojecimiento de las hojas”)

Las hojas de los árboles de parques, jardines y montañas pierden su color verde durante la transición al otoño, adquiriendo tonalidades que varían entre el rojizo y parduzco. Esta muda de color comienza en las zonas del norte, descendiendo hacia el sur con el paso de las jornadas. Durante el momiji, las zonas verdes se iluminan con una luz que da un tono más mágico a la experiencia.

Halloween

En Japón tampoco han dudado en adoptar la festividad yanqui más internacional. Al igual que los norteamericanos, miles de nipones se preparan para disfrazarse de horripilantes criaturas o de sus personajes anime favoritos y recorrer así vestidos las calles, en un ambiente de jolgorio que dura desde el fin de semana anterior al 31 de octubre hasta la misma noche de ese día. Especialmente popular es el Halloween de Shibuya, uno de los barrios de Tokyo.

El baile de las geishas y las maikos

A lo largo de los días entre finales de octubre y comienzos de noviembre, las geishas y las aspirantes (o “maikos”) honran la llegada del otoño tocando música tradicional y moviéndose al son de danzas típicas en los teatros de los cinco principales barrios de Kioto.

Una reflexión final sobre viajar a Japón

A lo largo de estos días señalados, las áreas rurales reciben a los habitantes de las grandes urbes y a los forasteros en constante peregrinación. Por ello, recomendamos ser consecuente con lo que vamos a encontrar al viajar a Japón: aquellos a los que no les importen los espacios abarrotados de personas o la circulación en procesión y sin prisas, no tendrán problemas en gozar de la experiencia única de contemplar los cerezos en flor o de asistir a las solemnes ceremonias de la Golden Week.

No lo pasarán tan bien quienes no soporten la idea de desplazarse en un transporte público a rebosar, ni de encontrarse gente en prácticamente todos los rincones. Además, en las fechas indicadas aumentan las reservas de hoteles y los pasajes se agotan rápidamente; todo ello con el encarecimiento correspondiente de los precios, algo que interesa saber en caso de no disponer de mucho capital.

Comentarios