Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Dubai equipará a sus policías con motos voladoras

El futuro del aerotransporte llega primero a los policías de la ciudad de las ostentosidades.
Las nuevas motos revolucionarán la forma de capturar a los criminales. | Imagen: Roman Logov.

 

Amigos: el futuro ha llegado. La tecnología que hemos visto en películas como Blade Runner o Star Wars: el retorno del Jedi podría no estar tan lejos como imaginamos y dejar de ser una utopía.

La cantidad de avances con los que cada día nos sorprende la ciencia ha hecho posible que conceptos como “reconocimiento facial” o “dron”, formen parte de la cotidianeidad más común. No obstante, parece que pronto va a haber que incorporar a nuestro vocabulario tecnológico (cada vez más en aumento), un nuevo término: el de “moto voladora”.

Dubai, la ciudad prefabricada donde reinan las apariencias y donde existe la concepción de que el que más tiene es el que más vale, pronto incorporará a su extensa flota de vehículos policiales este revolucionario medio de transporte. Gracias a estas aeromotos se espera que sea más fácil detener a los conductores que circulen a más velocidad de la permitida o a los malhechores que se den a la fuga.

Conozcamos algo más de este prodigio de la ingeniería.

¿Qué es la Hoverbike?

Scorpion-3 es el nombre que recibe el prototipo con el que la compañía Hoversurf ha bautizado su nuevo juguete. Tomando como base el armazón de una motocicleta, su diseño incorpora elementos de un dron y de un helicóptero, lo que le da un aspecto de lo más futurista.

La Hoverbike es capaz de alcanzar los 50 kilómetros por hora y de alzarse más de 5 metros por encima del suelo; además de poder cargar con hasta 300 kilos de peso, según diversas informaciones. Su fuente de alimentación es eléctrica y puede ser controlada remotamente desde aproximadamente 6000 metros de distancia.

Sin embargo, se han pensado especialmente para que puedan ser tripuladas por los agentes de policía durante sus patrullas.

 

Otras firmas también probaron suerte con las motos voladoras

La carrera por lanzar al mercado estas motos hace tiempo que está teniendo lugar. Ya en los años 60 se intentó sustituir las dos ruedas de las motocicletas por dos aspas que permitieran elevarlas del suelo. Lamentablemente hubo que desechar la idea porque el artefacto no lograba sostenerse demasiado tiempo elevado.

Compañías como Aerofex, una de las competidoras directas de Hoversurf ya realizó un primer testeo en 2012 en el que parecía que habían salvado el obstáculo, logrando que su diseño sí respondiera acorde a los movimientos que realizase el piloto. Un año más tarde, repitieron la experiencia, esta vez sin que nadie estuviese a los mandos.

No obstante, ha sido Hoversurf quienes se han adelantado a la competencia (además de Aerofex también está otra grande como Malloy Aeronautics) y han sido los elegidos para equipar al cuerpo policial dubaití con los nuevos transportes.

Algunas limitaciones a superar

A pesar de lo futurista que supone la idea de pasear por Dubai y ver estos peculiares drones sobrevolando nuestras cabezas, parece ser que los amigos de Hoversurf van a tener que continuar trabajando para perfilar algunas imperfecciones de su artefacto.

El principal enemigo de las Scorpion-3 son las elevadas temperaturas de Dubai y la arena arrastrada por el viento cuando éste sopla fuerte; algo que puede inutilizar sus controles y que conviene reparar cuanto antes. Al fin y al cabo, las tormentas de arena son algo habitual en la ciudad (ni qué decir del calor extremo).

Otro obstáculo que conviene revisar cuanto antes, si se quiere que las Hoverbike no se queden en una buena idea mal llevada a cabo, es su autonomía. Por ahora, estas motos voladoras tienen una carga que únicamente dura entre 25 y 30 minutos, algo poco práctico si tenemos en cuenta las horas que deben estar patrullando los policías durante cada turno.

Al fin y al cabo, la idea de tener que estar parando para recargar la batería de sus vehículos cada media hora no parece que sea algo demasiado conveniente, mucho menos si se está en plena persecución de un fugado de la ley.

Planes de futuro para Dubai: una flota de aerotaxis

La agenda expansionista de los Emiratos Árabes no acaba aquí: desde el verano de 2017 ha comenzado la inclusión de taxis voladores que recorrerán el cielo de Dubai, lo que demuestra una vez más la voluntad por situarse a la cabeza de prácticamente todo.

El principal objetivo es que esta alternativa a las cuatro ruedas acabe suponiendo el 25% del transporte de la ciudad, algo que contrarrestará con el rugido de los motores de los coches deportivos que tan humildemente circulan por sus calles y que tendrá sus repercusiones positivas para el medio ambiente.

Puedes ver cómo fue el primer vuelo no tripulado con estos drones:

 

Una muestra más del alarde dubaití

Tras este aparente compromiso con el medio ambiente, hay quienes vemos una evidencia más del ego desmedido por parte de los gobernantes de los Emiratos, demasiado guiados por las apariencias y por ver quién tiene el chorro más largo.

Ejemplos como las Hoverbike o los aerotaxis no sirven más que para ilustrar (otra vez) la extravagancia que subyace ante tanta opulencia y fanfarroneo, que se utilizarán como reclamo para el turismo. Recordemos que, además de las innumerables tiendas de lujo, los coches de alta gama o los rascacielos inmensos; en el centro comercial Dubai Mall, se encuentra uno de los acuarios más grandes del mundo.

En esta enorme pecera habitan más de 65.000 especies marinas, incluidas varias especies de tiburones, que seguro que preferirán ser fotografiados por los curiosos a través de una mampara de cristal antes que estar nadando libres en el mar.

De la misma forma, el hotel Atlantis cuenta con un tanque de agua que, hasta no hace mucho, era el hogar de un tiburón ballena llamado Sammy y que fue liberado tras multitud de protestas animalistas. Muy necesario para un hotel, cuyo principal fin es dar cama y comida a sus huéspedes, el albergar tal colección de animales en cautividad, ¿no?

Comentarios