Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Suiza se prepara para un colapso a nivel mundial

Suiza es un país neutral, pero es también uno de los más preparados en caso de conflictos bélicos a gran escala.
Sus cordilleras le permiten adoptar una posición defensiva estratégicamente perfecta. | Imagen de: Gabriel Garcia Marengo.

 

Desde que fuera declarado como país en perpetuo estado de neutralidad, Suiza se ha mantenido como tal desde el Congreso de Viena, que tuvo lugar finalizadas las Guerras Napoleónicas, allá por 1815.

Si bien no han estado implicados en ningún conflicto armado desde hace 150 años, los suizos han hecho suyo el lema de “en tiempos de paz, prepárate para la guerra”, tomando medidas que les preparen para un posible desastre mundial.

Conozcamos el alcance de estas disposiciones, pues parece que Suiza se prepara para convertirse en el último reducto de nuestra civilización.

Territorio neutral en tiempos de guerra

Debido a su difícil situación geográfica (entre Francia, Alemania e Italia), el pequeño y montañoso país de Suiza ha tenido que ser muy cuidadoso de no enemistarse con ninguna de estas naciones, históricamente enfrentadas en diferentes conflictos.

A finales de la Revolución Francesa (1798), Suiza servía a Francia como salvaguarda ante posibles ofensivas. Cuando las fuerzas austriacas y rusas sitiaron el país, en un intento por llegar a Francia, los suizos se negaron a luchar para los franceses, haciendo de mediadores en el conflicto. Ya en la Segunda Guerra Mundial, Suiza se parapetó para protegerse de los ataques constantes entre Aliados y las potencias del Eje, mientras intentaban mantener su frágil condición de nación neutra.

A pesar de lo inestable que representaba el dar fe de su neutralidad, tanto en guerras decimonónicas, como en la 1ª y 2ª Guerra Mundial del pasado siglo;  Suiza ha sido capaz de no posicionarse a favor de nadie, a la vez que ha mantenido a raya a los hostiles fuera de sus fronteras cuando se han visto hostigados.

7 medidas que prepara Suiza en caso de cataclismo mundial

No es que esperen entrar en batalla con ningún otro país, pero en Suiza se organizan para una posible debacle mundial. Veamos qué medidas están tomando:

1. Cantidad de fuentes por doquier

A lo largo de toda Suiza se pueden encontrar múltiples fuentes de agua, alimentadas por manantiales naturales. En Zúrich hay unas 1.200 fuentes, la gran mayoría pequeñas y simples, de las que se puede beber agua.

El propósito no es otro que servir de abastecimiento de agua potable si los depósitos de agua centrales fuesen destruidos, pues las aguas de dichas fuentes fluyen por una red alternativa.

2. Territorio descentralizado

Al igual que su red de aguas, el sistema político suizo está también descentralizado.

Si su gobierno fuese tomado o cayese, ello no afectaría a la situación de sus conciudadanos. Aun sin estar amparados bajo un único gobierno, los pueblos y aldeas suizos forman una intrincada trama que les mantienen conectados, como si se tratara de una gran tela de araña. A continuación veremos cómo.

3. Servicio militar

Aun siendo zona de paz desde 1815, los habitantes de Suiza se preparan para una posible guerra.

Los suizos son llamados para cumplir con el servicio militar obligatorio (aquellos que no puedan por cualquier circunstancia, deben pagar un impuesto especial), lo que asegura que, en caso de verse inmersos en una guerra, los suizos estén preparados para defender su país.

4. Presas ocultas

Aunque suene exagerado, la preparación de Suiza ante cualquier amenaza parece ir en serio. Prueba de ello son las centenares de presas hidroeléctricas ocultas, que han sido construidas dentro de algunas de sus montañas. En caso de bombardeo, estos diques continuarían proporcionando electricidad a toda Suiza, si se cortaran los generadores principales.

5. Búnkers militares

Bajo la superficie de Suiza hay una intrincada red de túneles que desembocan en múltiples búnkeres militares, cuyo fin es proteger a los suizos de las consecuencias de un posible ataque nuclear.

Se calcula que existen unas 20.000 de estas instalaciones militares esparcidas por todo el país, que servirían para repeler a cualquier ejército enemigo.

6. Refugios y almacenes con comida

Suiza se prepara para lo peor desde hace siglos. Además de las presas y los búnkeres ocultos subterráneos, existen aproximadamente 310.000 refugios y depósitos de comida que permanecen ocultos bajo sus montañas.

Estos emplazamientos son capaces de albergar durante largos periodos de tiempo a los 8 millones de ciudadanos de Suiza si hubiera una guerra nuclear, gracias al aprovechamiento de las viejas vías de tren que cruzan todo el país.

7. Bibliotecas

Junto a las presas hidroeléctricas, los refugios y almacenes de comida, Suiza ha construido también bibliotecas en las que se almacena el conocimiento necesario para recomenzar la civilización.

Entre sus estantes hay instrucciones que indican cómo construir dispositivos que posibiliten leer todos los datos acumulados en los diferentes formatos, incluidos los disquetes de antaño. El fin no es otro que permitir recuperar a las generaciones futuras el conocimiento perdido y que éste sea fácilmente decodificable. ¿Queda alguna duda de que Suiza es la nación mejor preparada para un escenario apocalíptico?

Comentarios