Los 21 tipos de agua que existen en el Planeta Tierra

¿Sabías que existen más de 20 tipos de agua en el mundo? Muchos de estos tipos de agua dependen de distintos procesos industriales y artificiales que varían los residuos de las aguas y sus variables químicas. Aquí te presentamos los principales tipos de agua que debes conocer para hablar con propiedad.

El agua es un elemento básico para la vida. El ser humano y la inmensa variedad de organismos vivos necesitan el famoso H2O para vivir, desarrollarse y multiplicarse.

En este artículo vamos a descubrir qué tipos de agua existen y qué las caracteriza a cada una de ellas. Como podrás observar,  los diferentes tipos de aguas no dependen de su composición química básica  (ya que el agua siempre es hidrógeno y oxígeno), sino de otras variables como veremos a continuación.

  • Quizás te interese: Lluvia ácida: qué es, causas y consecuencias.

Los 21 tipos de aguas

Seguro que te sorprende la gran cantidad de tipos de agua que existen en nuestro planeta. Muchas de ellas (la mayoría de hecho) son producto de diversos proceso artificiales producto de la influencia del ser humano.

1. Agua potable

Son todas aquellas aguas aptas para el consumo humano y por tanto, para el consumo animal. No hay riesgo de enfermedades ni daños para el organismo.

2. Agua contaminada

Al contrario que el agua potable, este tipo de agua sí entraña un riesgo para la salud. Dependerá del nivel de contaminación para que sea más o menos dañina para el organismo que la ingiere.

3. Agua dulce

Por definición, son un tipo de aguas con una baja o muy baja concentración de sales. Es la idónea para producir agua potable después de recibir un tratamiento de potabilización.

4. Agua salada

Como muchos de estos diferentes tipos de aguas,  existe la versión opuesta. El agua salada por contra, es aquella que tiene una concentración de sales elevada. Aproximadamente de más de 10.000 mg/l.

5. Agua salobre

Este tipo de agua está entre el agua salada y el agua dulce. Tiene una baja concentración de sales, pero más que el agua dulce.

6. Agua dura

El agua dura contiene una gran cantidad de iones positivos. Es decir, los átomos de calcio y de magnesio son los que alteran este número de iones.