Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: hola@psicologiaymente.net

Los 11 tipos de células: más allá de eucariotas y procariotas

Te presentamos un listado completo con todos los tipos de células que existen en el planeta Tierra. Además, te enseñamos las subclasificaciones dentro de las dos grandes categorías. Las células eucariotas y las células procariotas.
Estos son los tipos de células y sus subtipos. | Imagen de: GTRESONLINE.

 

En este artículo vamos a analizar y descubrir los diferentes tipos de células que existen. Desde la famosa distinción entre células eucariotas y procariotas, hasta las células animales, vegetales, arqueas y bacterias.

Existen muchos niveles de profundidad en el mundo de la biología y la vida de la Tierra, pero estos tipos de células son los más básicos que todo amante de las ciencias debe conocer. Para conocerlos y entenderlos, vamos a dividir el escrito en dos partes, según los dos grandes tipos de células fundamentales.

1. Tipos de células procariotas

Las células procariotas, también conocidas como procariontes, son un organismo unicelular.

La característica principal de este tipo de células es que no cuentan un núcleo definido. De esta forma, la información genética se encuentra “flotando” de forma dispersa por dentro de la célula dentro del llamado citoplasma. Este espacio del que hablamos donde está el material genético se llama nucleoide.

Entre los distintos tipos de células procariotas encontramos dos grandes familias que procedemos a comentar a continuación.

1.1. Células de arqueas

Las células arqueas son un tipo de microorganismo unicelular (como todas las células procariotas) de origen muy primitivo.

Tienen en común con las bacterias que carecen de núcleo. De todas formas, entre las arqueas y las bacterias hay una gran cantidad de diferencias, hasta tal punto, que las células arqueas se parecen más a las células eucariotas que a las bacterias mismas.

1.2. Células tipo bacterias

La segunda gran familia de células procariotas. Tienen un tamaño reducido y existen en una cantidad elevada de formas (barras, hélices, sacacorchos, etc).

Son mucho más evolucionadas que las células arqueas y están consideradas como los organismos más abundantes del planeta Tierra (unas cinco por diez elevado a treinta). Se pueden encontrar en ambientes extremos, terrestres y acuáticos.

2. Tipos de células eucariotas

Lor organismos que están compuestos por este tipo de células se les llama eucariontes. Las células eucariotas, son el otro gran tipo de células que podemos encontrar en la Tierra.

Las características que identifican este tipo de células y que las diferencian de las células procariotas es que, cuentan con un núcleo organizado y que dicho núcleo está limitado por una envoltura nuclear que protege la información genética.

Esta información es indispensable para conseguir que haya una herencia genética entre generaciones.

El hecho de que en la Tierra apareciesen este tipo de células, frente a las procariotas, supuso un salto a nivel de complejidad y de oportunidades para la supervivencia de los organismos vivos.

2.1. Células animales

Como su propio nombre indica, es un tipo de célula eucariota que compone y estructura los tejidos y órganos de los animales. Para entender este tipo de célula debemos tratar, aunque brevemente, sus distintas partes.

Estructura de las células animales

Estos son las tres grandes partes de las células animales, uno de los principales tipos de células eucariotas.

1. Estructura celular: compuesta por la membrana celular y la membrana plasmática.

2. El citoplasma: sumergido en el mismo se encuentran los distintos orgánulos celulares. Estos los podemos considerar como los “órganos” que permiten que la célula funcione. Entre ellos están las mitocondrias, los lisosomas, los ribosomas y los centriolos, entre otros.

3. El núcleo celular: la parte más importante y característica de las células animales. donde se encuentra el contenido genético. Requiere de una membrana nuclear que permite englobar el nucleoplasma, compuesto a su vez por la cromatina y el nucléolo.

2.2. Células vegetales

Análogamente al anterior tipo de células, las vegetales son la segunda gran familia de células eucariotas. Estas conforman los tejidos de los organismos vegetales que existen en la Tierra. Cabe destacar los tipos de células vegetales que existen, ya que son claramente diferenciables.

2.2.1. Células del parénquima

Se encarga fundamentalmente del almacenamiento y el soporte para conseguir que la fotosíntesis y el transporte de nutrientes tenga éxito.

2.2.2. Células del colénquima

Cobran vida durante la madurez del vegetal. Inicialmente se parece a la parénquima. Su función principal es dar flexibilidad y ayudar en el crecimiento de los tejidos.

2.2.3. Células del esclerénquima

Se encargan de ofrecer mecanismos de defensa y protección a la planta, ya sea a través de la construcción de tejidos resistentes que no puedan atravesar otros depredadores u otras armas.

2.3. Hongos

Conocidos técnicamente como fungi, hace referencia a una gran familia, claramente diferenciada de las plantas, los animales y las protistas.

La diferencia radical es que los hongos o fungis, son un tipo de célula eucariota heterótrofa, no como las plantas. Y de los animales en que tienen paredes celulares, como las plantas.  

2.4. Protistas

Es un grupo más inespecífico si lo comparamos con los anteriores. Contiene, por así decirlo, todos aquellos organismos celulares que no pueden clasificarse entre los hongos, los animales ni las plantas.

Así mismo, este tipo de células eucariotas no está compuesto exclusivamente por células de un mismo antepasado común como sí puede suceder con otras clasificaciones. Por ejemplo, se pueden encontrar tanto organismos unicelulares como pluricelulares, tanto, autótrofos como heterótrofos...

Comentarios