Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Los 8 misterios sobre la Luna más interesantes

A pesar de que la humanidad la ha visitado, no lo sabemos todo sobre ella. Os ofrecemos los ocho misterios más interesantes sobre la Luna.
Algunos de los misterios más interesantes sobre la Luna no se han resuelto. | Imagen de: NASA.

 

La luna, el único satélite la Tierra y fuente de inspiración para artistas y poetas, sigue siendo una desconocida en muchos aspectos. Os presentamos los ocho misterios sobre la Luna más interesantes, datos curiosos que no conocías y que cambiarán tu percepción sobre esta esfera reluciente.

Se trata del satélite más grande del Sistema Solar en relación con el planeta alrededor del cual orbita. La hipótesis más probable sobre su origen es que un enorme asteroide, del tamaño aproximado de Marte, chocó contra la Tierra hace 4.500 millones de años, y los restos que dejó el impacto se condensaron hasta formar un cuerpo celeste.

El hombre ya ha sido capaz de pisar su superficie, aunque existe la creencia popular de que Estados Unidos falsificó el alunizaje, engañando así a la población mundial para proclamarse el vencedor de la carrera espacial. Supuestamente, el Apolo 11 llegó a nuestro satélite el 20 de julio de 1969, tripulado por el comandante Neil Amstrong y el piloto Edwin F. Aldrin.

8 curiosidades sobre la Luna que desconocías

Estos diez datos son poco conocidos y cambiarán tu punto de vista sobre la Luna.

1. Cualquiera la puede explorar

El primer dato curioso sobre la Luna es que cualquier persona con fines pacíficos puede visitarla. Al menos, eso es lo que se estipula en el Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre, firmado en 1967 por Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Soviética. Lo interesante del caso es que el texto prohíbe la presencia de armas nucleares o de destrucción masiva, aunque permite la realización de pruebas de armas en nuestro satélite.

2. Es abrasiva

Más de uno habrá soñado con flotar en la superficie lunar, aunque darse un paseo por ella no es tan agradable como se piensa. Su superficie está recubierta de un polvo pegajoso y abrasivo que nos quemaría por completo si no lleváramos traje espacial. El polvo lunar es un material peligroso también para los equipos científicos, y es que se adhiere a todo con facilidad y levita en el aire.

3. No hay un lado oscuro

El gran misterio sobre la Luna siempre ha sido su lado oculto, aquél que nunca podemos ver en la superficie de la Tierra. Lo primero que debemos saber es que no hay un lado “oscuro”, y es que ambas caras del satélite están iluminadas por el sol, con su correspondiente día y noche. Fue un satélite soviético el que desveló su aspecto, poniendo de manifiesto que no tienen nada que ver.

El aspecto que ofrece el lado oculto de la luna. | Imagen de: Penn State.

 

Esto se debe a que la parte que podemos ver tiene una superficie más fina y fue golpeada con mayor violencia por los asteroides. Esto liberó basalto magmático del interior, formando los extensos mares secos que se pueden observar. El lado oculto está repleto de valles, cráteres y montañas, pero no hay casi ninguno de estos mares creados por el basalto.

4. Se aleja de la tierra

Cuando estés leyendo esto, la Luna estará un poquito más lejos de la Tierra. Este misterio lunar tiene que ver con su propia órbita, que se acelera progresivamente. Se calcula que nuestro satélite está 3,8 centímetros más lejos cada año que pasa. Es posible saber esto porque las naves Apollo y varias naves rusas no tripuladas dejaron cinco reflectores en la superficie lunar, unos espejos que sirvieron para medir la distancia desde la Tierra mediante un pulso láser.

5. No es redonda

Aunque desde la ventana de casa observemos una forma redonda y perfecta en el espacio, la Luna tiene forma de huevo. De hecho, uno de los extremos está apuntando directamente hacia nosotros. Este sigue siendo uno de los grandes misterios por resolver, y es que no hay explicación física posible.

6. Árboles de la Luna

En la Tierra hay más de 400 árboles que vinieron de la Luna. ¿Cómo es eso posible, si no hay ninguna forma de vida en ella? La respuesta es que en 1971 el científico y astronauta Stuart Roosa llegó a la Luna a bordo del Apolo 14, la octava misión tripulada del programa. Mientras paseaba por la superficie, Stuart llevó sus semillas en el traje. Esas mismas semillas volvieron a la Tierra y acabaron germinando. Con el tiempo, crecieron los llamados Árboles de la Luna, la mayoría de ellos fuertes y sanos.

7. Hay agua

Uno de los misterios que los científicos espaciales tratan de resolver es la presencia de agua en otros cuerpos extraterrestres. Ya sabíamos que existen depósitos de agua helada en el fondo de los cráteres lunares y moléculas de el elemento líquido en algunos minerales, pero recientemente se han encontrado trazas de agua en partículas de la superficie. Se trata de agua magmática, procedente de las profundidades.

8. Hay dos naves

Poca gente sabe que hay dos naves en la Luna, aunque están estrelladas. Son dos sondas espaciales que la NASA envió el 17 de diciembre de 2012 con el objetivo de elaborar un mapa de gravedad del satélite. Cuando no tuvieron más combustible para seguir con sus investigaciones, cayeron en las redes de la gravedad lunar y se estrellaron en alguna montaña del polo norte de la Luna.

Otros 5 datos curiosos sobre la Luna

A continuación te ofrecemos otros datos muy interesantes que quizás no conocías. ¿Te atreverías a pisar la Luna algún día?

  1. Con 3.475 kilómetros de diámetro, la Luna es más grande que Plutón.
  2. En la cara visible de la Luna podemos ver una figura humana que, según la tradición, es un condenado enviado ahí por cometer un horrible crimen.
  3. La palabra “luna” procede del latín y significa “luminosa”.
  4. La Luna no gira en torno a la Tierra, sino que ambas giran en torno a un centro de masas único.
  5. En 1980, el empresario Dennis Hope compró la Luna, y desde entonces se ha dedicado a vender parcelas en suelo lunar.
Comentarios