Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Cómo ayudar al medio ambiente de 20 formas sencillas

Diferentes formas fáciles de ayudar al medio ambiente, reducir la contaminación, así como los residuos tóxicos y muchas veces ahorrando en gastos innecesarios.
Trucos fáciles y útiles para que los pueda aplicar cualquier persona. | Imagen de: Diego PH.

 

El cambio climático y el calentamiento global son dos fenómenos que se están dando a día de hoy y son respaldados por la mayoría de científicos y expertos en la materia, con las terribles consecuencias que esto puede significar para la vida en la Tierra.

Por esto, es indispensable que todos pongamos de nuestra parte para mejorar la situación y conseguir, al menos, decelerar los procesos que deterioran el planeta. Para saber qué podemos hacer, traemos este listado de cosas para averigüar cómo ayudar al medio ambiente desde casa y de forma sencilla.

20 cosas para ayudar al medio ambiente

Muchas veces queremos hacer algo para contribuir al medio ambiente y disminuir el impacto que tiene nuestro paso sobre la madre naturaleza, pero desconocemos cómo conseguirlo. Esperamos que con estas simples indicaciones consigamos hacer un mundo un poco mejor.

Es muy probable que conozcas algunos de estos consejos para ayudar al medio ambiente, de todos modos, hemos decidido reunir los básicos para que todo el mundo (o la mayoría de la gente) los pueda llevar a cabo.

1. Apagar aparatos eléctricos

No vale con darle al botón de off. Lo recomendable, tanto a nivel económico como a nivel ecológico es desenchufar el aparato de la corriente eléctrica del hogar. Si hacemos esto con la mayoría de elementos del hogar, sobre todo, si nos vamos de viaje, puede suponer una diferencia importante.

2. Apagar las luces

Suena a obviedad, pero incluso cuando estamos entrando y saliendo de una misma habitación, lo recomendable es siempre apagar la luz, basta con que la luz esté encendida de 1 a 10 segundos (dependiendo del tipo de bombilla) para que sea más rentable apagar y encender que dejarla encendida.

3. Instalar bombillas de bajo consumo

Un clásico que no puede faltar, pero es que la diferencia es sencillamente abismal. Contar con bombillas de bajo consumo supone un ahorro energético increíble. Además, duran más tiempo que las normales, por lo que compraremos menos, reduciremos los desechos y ayudaremos todavía más al medio ambiente.

4. Energía renovable

Si disponemos de los recursos suficientes, pensar en poner placas solares o incluso un pequeño molino de viento puede ser una gran idea. Es cierto que en muchas ocasiones (y países), no es nada fácil, pero si aparece la oportunidad, puede ser una gran estrategia para ayudar al medio ambiente.

5. Filtro en el coche

Para quienes vayan a tardar aún bastante tiempo en comprarse un coche eléctrico, poner un filtro en el tubo de escape reduce considerablemente la contaminación.

6. Comprar con la cabeza

Y no con el estómago. Se ha demostrado que comprar con hambre hace que compremos más cosas de las que necesitamos. Por tanto, asegúrate comprar con la cabeza, haz listas y cíñete a ellas. Es muy triste acabar tirando la comida porque ha caducado.

7. Alimentos sostenibles

Existen alimentos que van acompañados con un certificado que asegura su producción sostenible. Esto ayuda a cuidar el medio ambiente de manera notable, ya que la mayoría de los gastos energéticos y la contaminación procede de la producción, transporte y distribución de los productos alimenticios.

8. Alimentos cercanos

En relación con lo anterior, una buena forma de ayudar al medio ambiente y reducir la contaminación es comprar los alimentos y productos en general que hayan sido cultivados o construidos cerca de donde vivimos. Esto hace que se ahorren miles de litros de combustibles y la contaminación resultante de haberlos transportado hasta nosotros.

9. Goteo de grifos

Con el tiempo, los grifos y las juntas de estos pueden deteriorarse. La goma que los recubre y evita escapes acaba desgastándose haciendo que puedan aparecer pérdidas. Revista que los grifos de tu casa no gotean e incluso avisa a los encargados de los lugares que frecuentes (bibliotecas, colegios, etc); seguro que más de una persona te lo agradecerá.

El agua potable es un bien muy preciado y escaso, conservarlo y gastarlo de manera responsable es una buena vía para proteger el medio ambiente.

10. Reutilizar

Cualquier ecologista es consciente de que reutilizar es una de las principales herramientas que tenemos para reducir la contaminación.

Cualquier producto que hayas comprado o conseguido puede tener más usos de los que piensas, antes de tirarlo al contenedor correspondiente, asegúrate que no puedes darle un segundo uso, o incluso, que otra persona no se lo puede dar.

11. Separar desechos

Para mejorar y facilitar el proceso de reciclaje, dividir los desechos que generamos en varios tipos aumenta la cantidad de desechos que se pueden reciclar.

12. Compra/venta de segunda mano

Gracias a algunas apps e incluso, a la nueva función de Facebook, podemos comprar productos que otra gente ya no necesita o vender los nuestros para prolongar sus vidas.

13. Transporte público

Resulta obvio que cuanta más gente utiliza el transporte público, menor es la cantidad de energía que se necesita. Pero no solo eso, ya que indirectamente también disminuyen los atascos en las grandes ciudades y el tiempo que permanecen los vehículos en circulación.

14. Alimentos de temporada

Consumir los alimentos de la temporada en la qu estamos evita que se tengan que importar artículos desde otros territorios lejanos (en los que están viven en otras temporadas).

Para muchos supondrá un gran esfuerzo no poder disfrutar de todos los alimentos durante todo el año, pero para otras personas supone una oportunidad de conocer mejor los alimentos, su ciclo y lo que es mejor, disfrutar de ellos al 100%, ya que al comprarlos en temporada mejora su calidad y frescura.

15. Lavavajillas

Lavar los utensilios de comida a mano aumenta considerablemente la cantidad de agua que gastas. Además, ahorrarás en dinero y tiempo.

16. Riego por goteo

Si dispones de un pequeño jardin (o grande), el riego por goteo no solo suministra una fuente de agua constante para las plantas (mejorando el crecimiento), sino que se aprovecha mucho más, reduciendo el consumo.

17. Entradas digitales

Si te gusta ir al cine, al teatro, o a cualquier otro sitio al que se necesita acceder con una entrada previa, debes saber que en la inmensa mayoría de sitios basta con tener descargada la entrada en tu celular.

El papel supone un gran gasto energético para su creación y requiere (ni qué hablar de la tinta), como todos sabemos, de la madera de los árboles. Una de las formas más sencillas de ahorrar y ayudar al medio ambiente.

18. Votaciones sensatas

Lejos de querer posicionarnos en un lado u otro, todos los partidos políticos destinan una parte de sus proyectos a objetivos medioambientales, asegúrate de elegir al que considerás que mejor respalda los intereses del planeta a corto y largo plazo, por el bien de todos. Una cosa más a tener en cuenta a la hora de elegir.

19. No uses secadora

No solo deteriora la ropa, sino que gasta cantidades importantes de energía. Un producto que saldrá caro tanto a nivel medioambiental como a nivel económico.

20. Botella dentro del inodoro

Una forma de ahorrar mucho agua cada vez que utilizamos el inodoro es colocar una botella llena (para que no flote) dentro del depósito de agua. Esto hará que cada vez que se llena y vacía la cantidad de agua será menor (equivalente al volumen de la botella).

Comentarios