Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

6 señales que indican que has encontrado a tu alma gemela

Si estás enamorándote de una persona de manera muy especial, presta atención a estos 6 puntos.
Una relación entre dos almas gemelas se sustenta en la comprensión mutua y la aceptación. | Imagen: Toa Heftiba.

 

Ese cosquilleo que nos entra en el estómago cuando les vemos, esas sensaciones que nos embriagan en el momento en que están cerca de nosotros… No podemos describirlo con palabras que hagan justicia a toda la ristra de sentimientos que un alma gemela nos despierta; simplemente es algo que hay que vivirlo.

No siempre uno llega a sentirse así con respecto a otro ser humano, aunque tarde o temprano, casi todo el mundo lo experimentará; si bien dependerá de cada caso. Ahora bien, cuando crees que has encontrado a ese alguien que despierta en ti lo que nadie ha conseguido, es cuando sabes lo mucho que puede llegar a significar para ti tener una unión tan especial.

El concepto de “alma gemela”, tan discutido como cuestionado por los más escépticos, es una denominación que recibe ese “alguien” con el que sentimos una conexión mística, espiritual y que trasciende lo meramente circunstancial. Veamos 6 claves que indican que podemos estar delante de esa persona.

6 señales que revelan que has encontrado a tu alma gemela

Parece que estáis hechos el uno para el otro, ¿no? Comprobémoslo con estas 6 pistas:

1. Superación de las adversidades juntos

Da la sensación de que la capacidad para salvar obstáculos se multiplica por diez cuando estamos con nuestro alma gemela, a pesar de la dureza de las dificultades. Sea cual sea la magnitud de las piedras con las que nos topamos por el camino, siempre nos acabamos reponiendo. Si bien una parte de nuestro ser cree que no ocurrirá así en todas las ocasiones, la verdad es que no hay impedimento que merme a dos personas con este vínculo tan especial.

Nunca se nos pasará por la cabeza abandonar a un alma gemela cuando ésta nos necesite, pues los dos juntos podemos superar los desafíos que la vida plantea y capear el temporal mejor que si lo hacemos en solitario.

2. Podéis leeros lo que os pasa por la mente

Este es uno de esos aspectos que no puede entenderse y que algunos creen exagerado si no se está en esta situación de complicidad tan singular. No hablamos de una capacidad telepática como tal, más bien de un presentimiento que viene a nuestra cabeza cuando intuimos qué es lo que el otro va a decir, cómo se siente o lo que va a hacer.

No hacen falta palabras, a veces basta con una mirada o un gesto para conocer qué es lo que el otro está pensando. Por ejemplo, cuando estamos enfadados, saben que deben hacerse a un lado y dejarnos a solas con nuestros pensamientos porque después volveremos a la normalidad. Este tipo de reacciones aparecen de forma natural, no hace falta empujarlas para que ocurran, simplemente fluyen.

3. Sigues siendo la misma persona

Y es que no importa lo mucho que paséis juntos, ya que sigues siendo el mismo individuo. Funcionáis como un todo, sin embargo, por separado cada uno no ha cambiado. Más allá del desarrollo físico propio de la edad, tu esencia se mantiene.

No es raro que en muchas relaciones tóxicas, uno de los dos o ambos miembros traten de moldearse como si de esculturas de arcilla se tratara; al igual que tampoco lo es el hecho de que, en ocasiones, una persona se entregue tanto a su pareja, que acabe perdiendo las cualidades que la hacían única. No hay que obviar que siempre debemos ser nosotros mismos. Si alguien es nuestra alma gemela, lo entenderá a la perfección y no tratará de cincelarnos con el pincel de los reproches.

4. Sueñas con tu alma gemela

Los sueños no son otra cosa que la proyección que realiza la parte no consciente del cerebro. Cuando alguien acapara gran parte de nuestros pensamientos, es muy probable que le dediquemos un espacio durante nuestras horas de sueño. Esta no es más que una señal que indica el anhelo de querer estar con el alma gemela.

5. Espíritu aventurero común

Parece ser que las ganas por descubrir el mundo se disparan cuando se ha encontrado a una verdadera alma gemela. Esas mariposillas del estómago que comentábamos al comienzo, nos mueven para hacer cosas que nunca hubiéramos imaginado que seríamos capaces ni siquiera de pensar.

El afán exploratorio se dispara, motivado por la idea de hacerlo junto a quien significa tanto para nosotros. Ampliar fronteras o descubrir nuevos enclaves cobra más trascendencia si lo hacemos acompañado por el amor verdadero.

6. Funcionáis mejor estando juntos

Finalmente, la señal que revela que probablemente estés ante tu alma gemela es cuando más la echas de menos. Si las circunstancias provocan que os tengáis que separar durante un tiempo y eso repercute en tu rutina, sientes que no rindes igual, estás como absorto, probablemente sea porque necesites que tu alma gemela vuelva para volver a funcionar con normalidad.

La mera presencia de una persona tan vital es un estímulo lo suficientemente poderoso como para que seas más eficaz todos los ámbitos de tu vida. No es que hagas las cosas mal por tener la mente en otro sitio; simplemente eres mejor ser humano mientras tu alma gemela está presente.

Comentarios