15 rasgos de una persona con la que no te debes casar nunca

Evita casarte con cualquier persona que tenga estos rasgos de personalidad. Es probable que tarde o temprano te dé muchos problemas.

El amor es ciego, o al menos eso dicen. Cuando se quiere a alguien incondicionalmente no es raro imaginarnos con esa persona por siempre jamás. Hay quienes consideran que casarse con su gran amor es la prueba necesaria que fortalece el vínculo existente entre los dos; de la misma manera, para que un matrimonio prospere, hay que alimentar el fuego con detalles que enamoren a la pareja como la primera vez.

No obstante, ¿qué hacemos con esa persona que no nos merece? No es raro encontrar parejas en las que uno de los dos desmerece al otro  o le trata de forma irrespetuosa, cosa que hace que nos preguntemos qué se le puede ver a alguien así. Por ello, hemos confeccionado una lista con los 15 rasgos de una persona con la que nadie tendría que casarse.

No te cases con la persona que tenga uno de estos 15 rasgos

Antes de que te decidas a dar el gran paso de casarte, conviene considerar siempre todo el conjunto, no sólo los pequeños pormenores. Así pues, aquí van 15 cualidades que una persona no debería si te vas a casar.

Remarcar que hablaremos de “personas”, así que esta lista no hará ninguna distinción por sexos:

15. Es de mente cerrada

La confianza es la base de toda relación, de modo que no conviene emparejarse con alguien que esté continuamente sospechando de todo lo que hacemos. Este tipo de personas no tendrán en consideración las muestras de lealtad  hacia ellas, al contrario, las suelen desvalorizar.

Bien sea por miedo a lo que pueda pasar, por desconfianza o por forma de ser, alguien así tratará de condicionarnos la existencia. Por ello, es mejor quedarse solo antes que arruinarnos de por vida, así que este es un rasgo a evitar en nuestro futuro marido o futura mujer.

14. Odia a los animales

Puede deducirse mucho de cómo es una persona por cómo trata a los animales. Alguien que odia a los animales es alguien carente de empatía, una cualidad muy importante cuando se convive o se está casado.

Cuidado, no hablamos de una persona alérgica que, por su salud, no pueda estar bajo el mismo techo que un animal de compañía; odiarlos es algo muy diferente que nada tiene que ver. Si tu pareja ha manifestado su odio o desagrado por tener animales en casa y hay planes de boda de por medio, reconsidéralo.

13. No valora el compromiso

Toda relación tiene una serie de normas, que cada partenaire acuerda. Si nuestra pareja no es capaz de mantener este compromiso, significa que tanto tú como lo que tenéis no significa nada. Lo realmente alarmante es cuando este tipo de desdenes ocurren demasiado a menudo, prueba de que no merece ni tu tiempo ni tu dedicación. Otra característica que debes evitar si pretendías casarte.