Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

MGTOW: cuando los hombres ignoran a las mujeres

Descubre el movimiento social: Men Going Their Own Way
Cada vez son más los hombres que se unen a esta moda. | Imagen: Ryan Holloway.

 

 Entre ciertos sectores de la juventud,  mayoritariamente entre jóvenes varones, ha surgido la filosofía del MGTOW, o “Hombres que van a su rollo”, de acuerdo con su traducción inglesa Men Going Their Own Way. Este movimiento relativamente nuevo invita a centrar las energías que muchos dedican a encontrar pareja o a intentar captar la atención de las mujeres en otros menesteres, a priori más productivos.

Para estos hombres, tratar de seducir  a una mujer se ha convertido en una especie de competición en la que gana el que ofrece más y se vende mejor. Ante esta realidad, muchos han perdido la fe y han decidido abandonar esta carrera de obstáculos; desviando el foco de su atención hacia otros objetivos vitales.

La corriente MGTOW terminó de coger forma en foros de Internet dedicados a que los usuarios compartan sus experiencias a modo de terapia de grupo, así como los motivos que les han llevado a abrazar esta filosofía; generalmente malas experiencias con mujeres o sumar demasiados fracasos sentimentales y/o sexuales. A veces la razón de todo no es más que la timidez o la pereza.

En los siguientes apartados vamos a intentar profundizar más los detalles acerca de esta nueva corriente de pensamiento inconformista con el statu quo sentimental establecido.

Argumentos de los Men Going their Own Way

Para los MGTOW es una realidad que parte de la generación de varones actual está perdiendo interés en las relaciones convencionales y sintiendo rechazo por establecer ningún tipo de vínculo afectivo; mucho menos por querer casarse.

Para estos hombres decepcionados y desesperanzados, el amor (si tal cosa existe) no tiene sentido y no consideran que pueda haber algo positivo en una relación sentimental. Según dicen, establecer relaciones se ha vuelto demasiado difícil. La voluntad por demostrar su valía para que el sexo femenino se fije en ellos ya no es una motivación para interactuar con ellas, pues el miedo al rechazo es algo muy poderoso que ya no están dispuestos a tolerar.

Otro argumento sostenido y que se vincula con esta baja tolerancia al rechazo, es la percepción del entorno social como hostil y debilitador. Algunos de estos jóvenes no pueden con la vergüenza resultante de haber dado un paso en falso al tratar de acercarse a una chica, así que la opción que les queda es el retraimiento. Si además sumamos el pensamiento que algunos han asumido como cierto de que “únicamente los hombres que valen son los que tienen pareja”, su timidez aumenta.

Por todo esto, los seguidores del MGTOW se han propuesto dedicar los esfuerzos en otra ocasión hubieran dedicado a conocer a chicas, en desarrollar otro tipo de pasiones y hobbies que les reporten más beneficios. Al fin y al cabo, lo que vienen a proponer desde el movimiento es eso: dejar de perder el tiempo y las energías en buscar potenciales parejas o amantes y que aquellos que estén cansados de llevarse chascos sentimentales realicen actividades más satisfactorias.

Principios de los MGTOW

Estas serían a grandes rasgos las bases sobre las que se asienta el movimiento MGTOW:

  1. Los hombres no son protectores, sustento ni objeto sexual de las mujeres

Esta ideología rechaza frontalmente los estereotipos sobre roles culturalmente impuestos, en los que los hombres son categorizados como cuidadores y sostén económico de sus parejas; cosa que aún muchas mujeres continúan esperando de ellos.

  1. Es una posición de autoprotección y respeto

Ante la ridiculización y escarnio que muchas veces sufren los hombres por parte de algunas mujeres, el movimiento surge para reivindicar el respeto que parece haberse perdido y recuperar así la valía como personas que todos merecemos.

  1. No fair play? We go our own way

Traducido: “si no hay juego limpio, iremos por nuestro propio camino”. Es decir, que si no cambian ciertas concepciones que se dan por sentadas sobre los hombres y el trato no mejora, la opción que queda es renegar de las mujeres.

¿Los MGTOW apuestan por el celibato?

No necesariamente. Como en toda doctrina, los hay que se toman sus preceptos a rajatabla y otros que son más flexibles, de modo que en el caso del MGTOW ocurre lo mismo. Algunos reniegan completamente de las mujeres y del sexo, mientras buscan refugio en desarrollar otras aficiones. El problema es que algunos caen compulsivamente el consumo de pornografía, la masturbación excesiva o los videojuegos. Otros MGTOW simplemente optan por buscar sexo casual o de pago sin voluntad a implicarse en una relación.

La corriente MGTOW tampoco sugiere a sus adeptos refugiarse en el sexo homosexual; pues aunque no habría nada malo en ello, sus propuestas no tienen nada que ver. Se trata simplemente de que aquellos que estén dispuestos, cejen en su empeño por conseguir sexo con mujeres y se focalicen así en otras actividades que les llenen más. Ahora bien, que cada uno lo gestione como le venga en gana y se acueste con quien le plazca, tampoco vamos a juzgar a nadie.

¿Quienes están detrás del MGTOW?

Dentro del conjunto de varones que han escogido esta particular forma de vida hay tantas historias como variedad de personas en el mundo. Navegando por las plataformas cibernéticas MGTOW, uno se encuentra historias que van desde jóvenes retraídos e inseguros que no son capaces de entablar una conversación con ninguna chica (mucho menos flirtear); hasta adultos que, tras una relación larga (muchos son incluso divorciados), han optado por continuar el viaje de la vida en solitario.

La falta de experiencia de los primeros ante el arte de ligar, sumado a las historias de desencantos y rupturas de pareja de los segundos, les sirve de ilustración a las nuevas oleadas de jóvenes de que no les conviene vincularse con ninguna mujer, mucho menos casarse o tener hijos. Esto los diferencia de otros colegas de edades similares que aún conservan la esperanza de encontrar a una chica con la que formalizar algo serio.

Para aquellas personas que no están a favor de la corriente y que ven en ella una especie de secta antimujeres, estos individuos no son más que frustrados sexuales y reprimidos que se juntan y hacen piña para compensar estas carencias, dando así sensación de unidad y fortaleza. Sin embargo, creemos que el movimiento va más allá de simplemente ser un reducto donde los malogrados participantes vuelcan su ira contra quienes les han llevado a darle la espalda al sexo femenino.

¿Es el movimiento MGTOW misógino?

Como siempre, habrá quienes opinen que sí y que no. En principio, no se trata de una ideología que criminalice a las mujeres o que las señale como culpables de la situación en la que muchos hombres se encuentran, simplemente se apuesta por un estilo de vida que no otorga importancia a los vínculos sentimentales o que ya no encuentra ningún atractivo en emparejarse.

Puede que haya indeseables que sí se escuden en el MGTOW y vean en el movimiento una forma de justificar su odio hacia las mujeres, justificada por el aumento de simpatizantes; pero no es algo que se proponga per se o que vaya implícito. El problema es que las personas demasiado suspicaces tienen mucha habilidad para tergiversar según qué propuestas y utilizarlas a placer como les convenga para reforzar sus creencias.

Y que conste que esto último va especialmente dirigido tanto para aquellos que creen haber encontrado en el MGTOW una especie de grupo terapéutico donde refugiarse mientras escupen bilis contra las mujeres, como para quienes están al otro lado de la cuerda y consideran que un grupo de hombres se decida a seguir su propio camino en solitario es equivalente a algún tipo de discriminación sexista.

Comentarios