Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

15 desventajas y ventajas de las redes sociales

Nuestro Psicólogo Alex Grandío, experto en psicología forense y criminal, nos explica las ventajas y desventajas de las redes sociales en los tiempos que corren.
Las redes sociales son un arma de doble filo. | Imagen de: Jakob Owens.

 

Las redes sociales se han conformado como un portal que permite conectar a diferentes personas salvando la distancia que pueda haber entre ellas. No obstante, todo tiene sus desventajas y ventajas, y las redes sociales no iban a estar exentas de ello.

Hay opiniones encontradas de quienes defienden a capa y espada el uso de las redes sociales frente a aquellos que consideran que estos puntos a favor no compensan ni legitiman las redes sociales, debido a la vulnerabilidad de la información que puede filtrarse a través de ellas.

4 Ventajas a favor del uso de las redes sociales

Veamos con más detenimiento qué ventajas ofrecen las redes sociales. Además, hay que tener presente que lo importante no son la cantidad de ventajas o desventajas, sino la importancia que tienen cada una de ellas para nosotros.

1. Conocer gente nueva

Esta es una de las ventajas de las redes sociales que trataron de justificar el boom masivo que un día hubo. Las redes sociales son una ventana abierta al mundo, una oportunidad para ampliar nuestro círculo de amistades si nos es difícil (por cuestiones personales o circunstanciales) salir a socializar por ahí.

2. Reencuentro con personas

Antes de la llegada a nuestras vidas de las redes sociales, parecía que había personas que habían salido de nuestra vida y que, aparentemente, no íbamos a volver a ver. Ex-compañeros de colegio, de instituto, fugaces colegas de trabajo con las que había buena sintonía… A no ser que intercambiáramos teléfonos, seguíamos caminos diferentes que difícilmente volverían a cruzarse.

Sin embargo, las redes sociales tienen esta ventaja: recuperar, aunque sólo sea digitalmente, a estas personas en nuestra lista de amigos. Tal vez no hablemos, seguramente tampoco nos veamos, pero seguimos estando de alguna manera en contacto.

3. Permite estar informado

Muchos usuarios de Internet pasan horas y horas conectados, lo que les permite estar actualizados y enterarse en tiempo real de lo que ocurre en el mundo. Se podría decir, sin miedo a equivocarnos, que otros medios de comunicación, como la radio o la televisión, han perdido la batalla de las exclusivas en pro de las redes sociales; así que, ventaja para ellas.

4. Intercambio de opiniones

Foros temáticos, grupos de Facebook o Twitter… Ahora cualquiera puede expresar su opinión sobre cualquier tema candente de actualidad. Basta con tener un perfil en las redes sociales para disfrutar de una de sus ventajas más reconocidas.

Por lo general, siempre que sea desde el respeto,es posible decir lo que pensamos y debatir sanamente sobre cualquier asunto. Aunque siempre los hay que se escudan en el anonimato para ofender al prójimo, queremos creer que este tipo de individuos no abunda por estos lares.

11 Desventajas en contra del uso de las redes sociales

¿Son las redes sociales todo ventajas? ¿Qué desventajas tienen? Repasemos a grandes rasgos, las principales.

1.Sufrir ciberacoso

Las redes sociales son una ventana al resto del mundo, pero tienen una clara desventaja que representa toda una amenaza: el ciberacoso se ha convertido en una nueva forma de persecución a través de la red que es muy difícil de detener.

Existen personas con una obsesión malsana que se dedican a seguir a sus víctimas por todos los portales de Internet que visitan, llegando al punto de hacerlas sentir miedo por su integridad física y a temblar cada vez que utilizan un ordenador. No es para menos, ya que a través de la información que descubrimos en las redes sociales sobre nosotros, podemos facilitar el trabajo a este tipo de individuos.

2. Usurpación de identidad

Hay mucho troll suelto por Internet con demasiado tiempo libre y falto de una buena somanta de palos para que espabile.

Debemos advertir del peligro que entrañan las redes sociales ante la posibilidad de que alguien decida utilizar alguno de nuestros datos (nombre, dirección, lugar de trabajo o fotografías personales) para hacerse pasar por nosotros o para crear un perfil falso con tal de difamarnos.

3. Infoxicación

La necesidad de conectarnos día tras día a las redes sociales ha provocado que el contenido de lo que en ellas se publica no sea lo que realmente importa, como sí lo es la necesidad de estar indagando y haciendo scroll en la pantalla, sin profundizar apenas en lo que se lee.

De igual forma, estamos saturados de información irrelevante proveniente de las publicaciones de nuestros contactos, algunos de los cuales han pasado a vivir la vida a través de la pantalla de sus dispositivos móviles y ordenadores. Ver imágenes sobre lo que uno come, los lugares que visita, su actividad diaria… ¿añade algún valor a nuestra existencia? ¿lo necesitamos si acaso?

La respuesta es no, este tipo de contenido cubre una necesidad de atención que se ha generado de forma artificial a través del exhibicionismo imperante en las redes sociales. Lo mismo podríamos mencionar sobre los selfies, fotografías de escapadas o de salidas nocturnas, de fin de semana, etc. El problema es que tenemos ya tan asumido que tenemos que transmitir este tipo de informaciones que a nadie le importan que, si los demás no ven lo bien que lo pasamos, parece que nuestra vida está incompleta.

4. Bulos

Una de las desventajas más perjudiciales de las redes sociales es la viralización de contenido falso, como noticias fraudulentas o bulos que corren como la pólvora en cuestión de segundos, dándose como verdad sin cuestionarse solo por el mero hecho de haberse subido a la red.

Si bien este no es un peligro como lo sería el estar cerca de un objeto enchufado a la corriente mientras nos duchamos, las consecuencias que acarrea a nivel social sí que pueden ser severas; y es que en lugar de protegernos contra esto, la tónica general es la de abrazar las afirmaciones que corretean por Internet como auténticas, haciendo gala de una increíble falta de criterio personal para distinguir cuándo nos están intentando engañar de cuándo nos dicen la verdad.

La idiotización y manipulabilidad de las masas aborregadas se hace más plausible que nunca con este tipo de fenómenos.

5. Censura de opiniones a contracorriente

Otra de las desventajas de las redes sociales que las han convertido en un arma de doble filo es la censura de aquellas opiniones que se salen de una corriente ideológica mayoritaria, algo que se ha bautizado con el nombre de “neocensura”.

Aunque sus ventajas aparentes eran justo lo contrario (la posibilidad de los usuarios de poder dar su opinión sin miedo), sitios como Facebook y Twitter en gran medida, han sido convertidos en foros donde reina el pensamiento único, en los que se persiguen y hostigan a aquellos que difieren de cierta ideología. Así pues, este ruidoso grupúsculo ha formado una especie de secta que se ha adueñado de las redes sociales y que actúa como la policía del pensamiento de la novela 1984, censurando a los que osen a salirse de esta tendencia.

Dicho lo cual, las redes sociales actualmente no sirven más que para vomitar una serie de consignas pregrabadas y repetidas hasta la saciedad por loros que utilizan Twitter y demás pozos de indigencia mental para vomitar su diarrea cerebral y llenar su sentimiento de vacío con tal de autorrealizarse; bajo la falsa creencia de que a alguien pueda importarle su opinión, cuando únicamente lo haga (y tal vez ni eso), al resto de usuarios de su misma cuerda para sentir así que, entre todos, hacen piña.

6. Ser sometido al escarnio público

La falsa libertad de expresión que se estila hoy en día, y que es una de las grandes desventajas de las redes sociales, conlleva a que pueda comprometerse la identidad de quien ha cometido el grave crimen de opinar libremente en una red social aunque moleste a los demás.

¿Cómo? Mediante el hostigamiento, insultos y acoso al que se somete a esos usuarios con opiniones menos aceptadas por ciertos sectores de Internet a los que luego se les llena la boca hablando de los derechos fundamentales de las personas.

7. Pérdida de intimidad

Estamos viendo que las redes sociales no son todo ventajas, sino que sus desventajas las superan y por mucho. Cada uno es libre de subir a ellas lo que desee y exponer en mayor o menor grado todos los aspectos de su vida, pero no todo el mundo se da cuenta de las repercusiones que esto puede tener para los más pequeños.

7.1. Exponer a menores como monos de feria

Hace poco veíamos que el Tribunal de Roma daba la razón a un menor que había denunciado a su propia madre, cansado de ver cómo ésta subía constantemente a Facebook e Instagram fotos de él sin su consentimiento.

Este es uno de los miles ejemplos con que nos topamos a poco que ahondemos en cualquier red social y que son una pandemia a erradicar: padres instrumentalizando a sus pequeños como táctica para que sus imágenes reciban más pulgares hacia arriba, sin respetar su identidad y priorizando su ego paterno. ¿Qué pensará cualquier hijo cuando vea que toda su infancia consta en un álbum de fotos digital que ha sido vista por a saber cuántos usuarios? ¿Es eso lo mismo que tenerlas en un álbum, en una estantería, en casa?

8. Información comprometedora de nuestra vida

Opinar en las redes sociales y subir fotografías comprometedoras tiene sus repercusiones en otros ámbitos de nuestro día a día.

8.1. Entrevistas de trabajo

Actualmente, una práctica habitual que hacen las empresas cuando presentamos nuestra candidatura, es buscar nuestro nombre en Google y ver qué aparece. Si nuestro perfil de Facebook o Instagram es público, y lo que en ellos se ve no gusta a los responsables, puede ser motivo de descarte; así que más vale no tenerlo público.

8.2. Filtración de información útil para ladrones, secuestradores, pedófilos

La exhibición constante en las redes sociales, conlleva una gran desventaja en contra: poner a disposición de gente sin escrúpulos material que les sirva para consumo propio o para distribuir (pedófilos o pervertidos); para estar informados de nuestros movimientos porque planeen hacernos daño (secuestradores) o robar en casa (en estos casos, siempre se recomienda no anunciar en nuestros perfiles dónde ni cuándo nos vamos, para no dejar constancia a los ladrones sobre cuándo pueden actuar).

Comentarios