¿Cómo resolver el cubo de Rubik en 7 fáciles pasos?

¿Buscas una guía con pasos fáciles para resolver el cubo de Rubik? En este artículo te explicamos el procedimiento para hacer de forma fácil este rompecabezas.
Con estos vídeos seguro que consigues resolver el famoso rompecabezas.
Con estos vídeos seguro que consigues resolver el famoso rompecabezas. | Imagen de: Marko Blažević.

 

El cubo de Rubik es probablemente el rompecabezas en tres dimensiones más famoso en todo el mundo. Desde que fuera creado en 1974 por Erno Rubik, no han parado de surgir ideas sobre cuál es el mejor modo para completarlo y cuál es la forma más rápida.

Como cada uno tiene su técnica, nosotros hemos decidido aportar nuestro granito de arena proponiendo cómo resolver el cubo de Rubik en 7 sencillos pasos, para ayudar a quienes más atascados están con dicho puzzle.

¿Cómo resolver el cubo de Rubik siguiendo 7 sencillos pasos?

¿Tienes uno entre tus manos? Prepárate: te ofrecemos cómo puedes resolver el cubo de Rubik con este método definitivo.

Se trata de ir capa por capa, de manera que empezaremos por la superior, para luego ir bajando hasta la central y, finalmente, la inferior.

1. Forma una cruz en la parte superior

Tomemos como referencia una cara del cubo cualquiera por la que empezar y una por la cual acabar, por ejemplo, la amarilla y la blanca, respectivamente.

El primer paso de los siete para resolver el cubo de Rubik consiste en dibujar una cruz en la cara superior del color elegido por el que comenzaremos, independientemente del color que tengan los vértices de esa cara. De esta forma, las cuatro aristas que formarán la cruz han de ser del color amarillo en la parte superior. Igualmente, tampoco nos fijaremos en si el color lateral coincide con los centros, ya que al ser de la siguiente capa, nos centraremos en los próximos pasos.

En este video se nos proponen dos hipotéticas maneras en las que podemos encontrar las piezas:

2. Rellenar los vértices que han quedado de otro color para completar la cara superior

Estamos a 5 pasos de cómo resolver el cubo de Rubik en un total de 7. Ahora, el objetivo ahora son los 4 vértices de la cara superior donde tenemos la cruz amarilla. Tocará trabajar uno por uno y, además, nos fijaremos en que las piezas amarillas de las aristas laterales coincidan con el de los centros.

Las piezas del color que nos interesa (amarillo) quedarán justo en la cara inferior, así que rotaremos hasta que esté situada en la esquina que le toca. Esta acción hay que repetirla hasta que dicho color quede arriba. Luego haremos lo mismo con el resto de 3 esquinas.


3. Acabar la segunda capa

El tercer paso de cómo resolver el cubo de Rubik en 7 sencillos movimientos implica que tenemos que completar la segunda capa, así que nos centraremos en las 4 aristas que nos quedan pendientes.

Se trata de girar el cubo hasta que la cara coloreada de amarillo esté situada en la parte inferior. A continuación, haremos girar y rotar los cubos de la zona central de la cara superior para hacer que sus colores sean los mismos que con la cara central. Cuando la detectemos, ajustamos los centros girando la cara superior, hasta que la arista quede contigua al centro del mismo color.

Así, tendremos todos los vértices ya colocados.

4. Segunda cruz en la cara inferior

En este punto cuarto toca volver a dibujar una cruz igual que la del punto 1, pero de un color diferente al amarillo (habíamos dicho que blanco) y sin considerar esta vez que coincidan los colores con las capas laterales.

De esta forma, la cara amarilla de las 4 aristas que queden ha de estar en la última cara.

5. Hacer coincidir la segunda cruz con las caras contiguas

Para lograr este paso hay que girar la capa superior hasta lograr que, mínimo 2 colores laterales de la cruz queden en su supuesta posición.

Seguramente, lo más probable sea que únicamente lo logremos con no más de dos colores, pero puede ser que, por la combinación de las piezas, se consiga hasta con 4 colores.


6. A por los últimos vértices

Estamos a un paso de averiguar cómo resolver el cubo de Rubik en 7, ten paciencia. Lo que hay que hacer en este sexto paso es poner los 4 vértices restantes en su lugar correspondientes, independientemente de si están volteados o no. Estos últimos movimientos quedan reservados para el último paso.

7. Volver a girar los vértices para completar el cubo

Paso final. Tenemos que girar los vértices, que estaban mal posicionados, para poder así acabar de resolver este intrincado rompecabezas que es el cubo de Rubik.

La manera más sencilla, aunque laboriosa, consiste en girar todos los vértices uno por uno. No te preocupes si crees que así desencajarás todo el trabajo que hasta ahora has conseguido. Sigue estos pasos:

1. Hay que tomar el cubo de manera que el vértice que toque girar quede en la capa superior con la parte derecha y frontal.

2. No te apures si el cubo queda desencajado. Ahora vamos a por el siguiente vértice: hay que rotar la capa de arriba para que el siguiente vértice que toque girar quede en la parte de arriba, en el frontal y a la derecha. ¡OJO! No hay que girar todo el cubo, únicamente la capa superior.

3. Por último, giramos el vértice mencionado girando la cara superior y ya lo tenemos.



Comentarios

envía el comentario