Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

El resumen de Juego de Tronos antes de la temporada final

Todo lo que necesitas saber sobre Juego de Tronos, y sus personajes más importantes, antes del estreno de la temporada 8. El resumen definitivo de la serie.
El resumen que necesitas de todas las temporadas de Juego de Tronos. | HBO.

 

Hay pocas series con una trama tan compleja como Juego de Tronos. Si acabaste la séptima temporada hace ya un tiempo y no recuerdas dónde estaban o qué hacían cada uno de los personajes, no te apures. Te presentamos el resumen definitivo de Juego de Tronos antes del estreno de su temporada final. El invierno ha llegado.

Arya

Arya.

 

La pequeña Stark es la que más ha rodado por Poniente. Huyó de Desembarco del Rey tras la ejecución de su padre y vivió en primera persona los horrores de la guerra. Primero fue capturada en Harrenhal, luego estuvo bajo la tutela de la Hermandad sin Estandartes y más tarde actuó como moneda de cambio de Sandor Clegane.

Tras conocer que parte de su familia había muerto y abandonar el Perro a su suerte, viajó a Braavos para ponerse al servicio de los Hombres sin Rostro. La cosa se torció bastante en la Casa de Blanco y Negro, hasta el punto de ser la presa de una incansable y letal asesina. Por otra parte, obtuvo el entrenamiento necesario para convertirse en una hábil espadachina y, de paso, tachar algunos nombres de su lista.

De vuelta a Poniente, Arya regresó a Invernalia para reencontrarse con Sansa. El omnipresente Petyr Baelish intentó ponerla en contra de su hermana, pero esta vez Meñique no se salió con la suya.

Jon Nieve

Jon Nieve.

 

Jon ha pasado de ser el bastardo de Invernalia a ser el legítimo heredero al Trono de Hierro, así que visto en perspectiva no le ha ido tan mal. Como todos los hombres de la Guardia de la Noche, pasó por un arduo proceso de adaptación en el Castillo Negro. Más allá del Muro, conoció a Ygritte e incluso llegó a ganarse el respeto de los salvajes, también conocidos como el Pueblo Libre.

De vuelta al Castillo Negro, luchó contra sus antiguos aliados y vio morir en sus brazos a Ygritte. Con el ejército de Stannis Baraheon de su parte, se volvió a ganar la confianza del Pueblo Libre y ascendió a Lord Comandante, todo un desafío para algunos de sus hermanos juramentados. Una serie de desencuentros provocaron el apuñalamiento colectivo de Jon, aunque (gracias al Señor de Luz) la hechicera Melissandre le trajo de nuevo con los vivos.

Poco después, Jon abandonó el Muro y la Guardia de la Noche para recuperar Invernalia junto a Sansa. Tras salir victorioso de la Batalla de los Bastardos, se proclamó Rey en el Norte y acudió a Rocadragón para forjar alianzas con la recién llegada Daenerys.

Aunque lograron llevar un Caminante a Desembarco del Rey para mostrar a la reina regente que el peligro era real, Cersei no dió su brazo a torcer. Gracias a las investigaciones de Sam, también pudimos saber que Jon es, en realidad, el hijo secreto de Raeghar Targaryen y Lyanna Stark.

Sansa

Sansa.

 

Un personaje que siempre ha estado a merced de otros, excepto en la séptima temporada. Primero víctima de la crueldad de Jeoffrey, luego obligada a casarse con Tyrion y por último convertida en una pieza más de las conspiraciones de Meñique. Tras su huída de Desembarco del Rey y la muerte de su tía Lysa, Meñique la entregó a Ramsay Bolton, quien tampoco la trató con especial cariño.

Por suerte, Sansa logró escapar de las garras de Ramsay y reunió a los caballeros del Valle para decantar la Batalla de los Bastardos. Con Jon buscando el apoyo de Daenerys, Sansa tuvo la difícil tarea de mantener Invernalia unida. Aunque Baelish trató de enemistarla con Arya, Sansa fue lo suficientemente hábil para hacer lo correcto. Y lo correcto fue ordenar que le cortaran la garganta Meñique. Por fin.

Daenerys

Daenerys.

 

Khaleesi, madre de dragones, liberadora de cadenas y muchos nombres más. No hay duda de que Daenerys se ha ganado a pulso ser la legítima heredera al Trono de Hierro. Para ello, tuvo que ganarse el respeto de los dothrakis, ver morir a su amado Khal Drogo y liberar las ciudades en la Bahía de los Esclavos. Claro que, con la ayuda de tres dragones enormes, las cosas siempre son más fáciles.

En cualquier caso, Daenerys logró hacerse con un poderoso ejército compuesto por jinetes dothraki, Inmaculados, mercenarios y tres dragones, recursos más que suficientes para vencer a los esclavistas y los Hijos de la Arpía. Una vez instalada en Mereen conoció a Tyrion, a quien nombró Mano de la Reina, y se reconcilió con ser Jorah.

Ya en Poniente, se instaló en Rocadragón y recibió al nuevo Rey el Norte. La expedición de Jon para capturar a un Caminante se torció un poco, así que Daenerys tuvo que acudir al rescate perdiendo por el camino a uno de sus tres dragones. La negativa de Cersei a forjar una alianza la obliga a liderar el ejército de los vivos en esta última temporada.

Tyrion

Tyrion.

 

El favorito de la audiencia tampoco lo ha tenido fácil, sobre todo porque ha sido el gran chivo expiatorio de la serie y el blanco de la ira de Cersei. Primero fue acusado de querer matar a Bran, aunque logró salir airoso gracias a un juicio por combate. Luego tuvo que defender Desembarco del Rey de la flota de Stannis, aunque nunca se le reconoció dicho mérito.

Más tarde fue acusado del asesinato de Geoffrey, motivo por el cual volvió a exigir un juicio por combate. Oberyn Martell es un personaje que nos encantaba (¿quien si no iba a defender a Tyrion?), pero cuando vimos que la Montaña aplastaba su cráneo, todo se fue al traste una vez más. Gracias a la ayuda de Varys, Tyrion logró escapar y cruzar el Mar Angosto, no sin antes acabar con la vida de Shae y la de su padre.

Cuando parecía que las cosas no le podían ir peor, su vida se cruzó con la de Daenerys Targaryen. Fue nombrado Mano de la Reina y logró importantes conquistas a su regreso a Poniente. Finalmente, intentó convencer a su hermana en la reunión de Pozodragón, pero el odio de Cersei Lannister es infinito. Veremos cuál será su papel en la última temporada.

Bran

Bran.

 

Se llevó la peor parte en el primer episodio. Con la inestimable ayuda de Hodor (también conocido como “hold the door”), escapó de Invernalia cuando el norte quedó a merced de los Greyjoy. Luego viajó al norte junto a Jojen y Meera hasta dar con los Niños del Bosque y el Cuervo de Tres Ojos. Tras varias visiones reveladoras, se convirtió en el nuevo Cuervo de Tres Ojos, un poder que le confiere la capacidad de ver el pasado, el presente y parte del futuro.

Acechado por el Rey de la Noche, abandonó el refugio de los Niños del Bosque y volvió a Invernalia, donde usó sus nuevas habilidades como vidente para acusar a Meñique. No obstante, hemos observado un inquietante cambio en su personalidad, un cambio que reafirma varias teorías de los fans para la última temporada.

Jaime

Jaime.

 

Una de las mejores cosas de Juego de Tronos es que los personajes evolucionan de formas que no imaginas. No podemos negar que Jaime nos caía fatal en las primeras temporadas, pero ahora se ha convertido en uno de nuestros favoritos. En cierto modo, empezó la Guerra de los Cinco Reyes al atacar a Ned Stark en Desembarco del Rey. Luego fue capturado en el campamento de Robb Stark y liberado por Catelyn a cambio de las jóvenes Stark.

En el camino de regreso a Desembarco, forjó una poderosa amistad con Brienne y perdió una mano, dos sucesos que le cambiarían por completo. Ya en la capital de los Siete Reinos, intentó complacer a su hermana y amante a cualquier precio. Intentó traer de vuelta a Myrcella y se enfrentó al fuego de los dragones en el Dominio, pero sabía que no estaba en el bando correcto.

Por ese motivo, ha prometido “luchar por los vivos” en esta última temporada. ¿Quiere eso decir que abandonará a Cersei para unirse a las filas de Daenerys? Esperemos que sí.

Sam

Sam.

 

Llegó a la Guardia de la Noche como “ese personaje indefenso que acababa degollado a las primeras de cambio”, pero ha adquirido una importancia capital en la serie. Compañero incansable de Jon, auydó a escapar a Elí del Torreón de Craster y se trasladó a la Ciudadela para iniciar su formación como maestre. Harte de limpiar las letrinas de los maestres, empezó a investigar por su cuenta hasta dar con la fórmula para acabar con los Caminantes Blancos.

Fue él quien descubrió que el vidriagón servía para acabar con los Caminantes y fue él quien averiguó que había una enorme reserva de este mineral bajo Rocadragón, así que no debemos menospreciar su papel en todo esto.

Cersei

Cersei.

 

No debe ser agradable para una madre perder a sus tres hijos, pero en el caso de Cersei Lannister no sentimos ninguna lástima. Primero se libró de Robert y luego intentó acabar con la vida de Tyrion, algo que no le perdonaremos jamás. Más tarde, en un intento por hacerse con el control de todo, colocó en el poder al Gorrión Supremo, el líder de una secta de fanáticos religiosos.

No obstante, la jugada se giró en su contra y fue acusada de adulterio, siendo obligada a pasear por las calles de Desembarco del Rey como Dios la trajo al mundo. Acabó de un plumazo con los Tyrell y el Gorrión Supremo volando por los aires el Septo de Baelor, y eso la convirtió en la mujer más peligrosa de los Siete Reinos.

En la reunión de Pozodragón, contempló la muerte a escasos centímetros cuando un Caminante se abalanzó sobre ella, pero aún así no quiso tomar parte en la guerra contra los muertos.

Brienne

Brienne.

 

¿Que por qué la incluimos en esta lista? Porque Brienne ha sido pieza clave en muchas de las tramas. Fue la encargada de escoltar a Jaime hasta Desembarco del Rey por orden de Catelyn, intentó por todos los medios defender a las Stark y acabó con la vida de Stannis Baratheon, cumpliendo así con su juramento. Brienne nos encanta por su fuerza y entrega, así que no podíamos pasar sin nuestro particular homenaje.

Comentarios