Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Por qué el deporte es educativo en 10 claves

En este artículo analizamos por qué los deportes son educativos y los beneficios de los mismos, tanto si son deportes grupales como individuales.
Estos son los beneficios educativos de hacer deporte. | Imagen de: NeONBRAND.

 

Casi todas las personas realizan deporte, ya sea de manera reglada (como extraescolar, en una academia, perteneciendo a un equipo…) o de manera informal (jugando con los amigos, en el parque…). Pero ¿por qué el deporte es educativo y debería formar parte del sistema de educación de cualquier país?

Todo el mundo conoce los beneficios del deporte, pero aún así hay personas que defienden la idea de que debería practicarse de manera personal y no formar parte de la educación obligatoria y reglada.

¿Por qué el deporte es educativo?

Existen una infinidad de argumentos que defienden la práctica del deporte y su impartición como asignatura en las aulas de los colegios e institutos. Además, independientemente del debate sobre si se debe impartir clases de deporte en el aula o no, vamos a descubrir por qué el deporte es educativo; se practique donde se practique.

A continuación desarrollaremos algunos puntos que explican la repercusión de la práctica deportiva sobre los alumnos y por tanto, sobre el bienestar y salud de los mismos. Para ello, vamos a dividir en dos partes los beneficios del deporte a nivel educativo según sean en grupo o individuales.

1. Educación gracias al deporte: rasgos generales

Antes de nada vamos a ver por qué el deporte es educativo en general, sin contar el tipo de deporte y el lugar donde se practique.

1.1. Planificación

Cualquier tipo de deporte transmite al niño que la idea de que hay que pensar antes de actuar. Para llevar a cabo una disciplina deportiva, hay una base teórica que debemos conocer y dominar para poder desempeñar posteriormente la práctica.

De este modo, ya sea fútbol, baloncesto o tenis, el jugador debe planificar sus estrategias de juego para poder anticiparse a sus rivales.

1.2. No siempre se gana

Nada es más importante que saber que en esta vida, a veces se gana y otras veces se pierde. Un niño que ha aprendido esto reducirá sus niveles de ansiedad y estrés cada vez que no consiga sus objetivos, evitando caer en la desesperanza.

Al mismo tiempo, cuando el niño que ha sido educado mediante el deporte, aprenderá que cuando se gana, no significa que necesariamente sea el mejor y mucho menos para siempre, por lo que es necesario seguir esforzándose incluso cuando las cosas van bien.

1.3. Hay que esforzarse

Cuando alguien se pregunta por qué el deporte es educativo, sin duda, esta es una de las primeras respuestas que vienen a la mente.

Como cualquier actividad, para ser dominada, se requieren muchas horas de práctica, estudio y esfuerzo; sobre todo mucho esfuerzo.

Educar a un niño bajo la base del esfuerzo como ruta hacia cualquier objetivo (deportivo o vital) es fundamental para conseguir una educación completa y equilibrada en el futuro adulto.

1.4. La vida es impredecible

Cuando nos enfrentamos a distintos retos en el día a día, siempre existe la posibilidad de que las cosas salgan mal, incluso cuando pensemos que todo está escrito y bajo control.

El deporte es educativo en este sentido porque mostrará al niño que a pesar de que todo apunte a que saldrá victorioso, algunas veces las predicciones no se confirmaron. Y también al revés; habrán otras veces en las que se alzará con la victoria contra todo pronóstico.

Esto ocurre porque no podemos tener bajo control todas las variables y no todo depende de uno mismo.

2. ¿El deporte individual es educativo?

Muchos padres consideran siempre primero meter a sus hijos en deportes grupales o por equipos porque piensan que estos tienen más beneficios para los niños que los deportes individuales. Esto no es cierto: siempre hay beneficios y en ambos casos los deportes son educativos, pero por distintos motivos.

2.1. Autonomía

Cuando el niño no cuenta con un equipo ni nadie que “juege” a su lado aprenderá a sacarse “las castañas del fuego”, o dicho de otra forma: aprenderá a resolver los problemas y hacer frente a las situaciones sin depender de nadie.

  

  

coach

De este modo, el niño ganará en autonomía y será más independiente a la hora de solucionar problemas. Pero al mismo tiempo se recomienda que tenga siempre alguien ahí para ayudarlo en las situaciones más difíciles.

2.2. Atribución personal

El deporte es educativo porque, como hemos dicho entre otras cosas, muestra a los niños que no todo depende de uno mismo.

Este sentimiento puede ser negativo si es excesivamente elevado, ya que el niño puede sentir lo que en psicología se conoce como “indefensión aprendida”, que traducido de manera sencilla, es la sensación de: “nada de lo que haga tendrá un efecto sobre el mundo”.

En el caso de los deportes individuales se refuerza el sentimiento totalmente contrario. Es decir, el niño aprende que prácticamente todo depende de él; de si lo hace bien o no.

Las veces que gane sabrá que ha sido en gran parte porque ha sido mejor que el contrincante, mientras que las veces que pierda será por lo contrario; haciendo que se sienta responsable de sus actos.

2.3. Autocontrol

La presión en los deportes individuales suele ser mayor que la que se experimenta cuando el deporte es grupal. Todo el peso de la competición (en caso de que se compita) recae sobre uno mismo.

Es fácil que el estrés quiebre los nervios de más de uno al principio, pero con la práctica los niños que hacen deportes individuales se educan en el autocontrol y el manejo de las emociones para que estas no les desborden.

3. ¿El deporte grupal es educativo?

¿Quién no ha practicado deportes grupales alguna vez con sus amigos? Lo cierto es que la mayoría de nosotros hemos compartido mucho tiempo con compañeros de clase, amigos del parque o incluso familiares practicando deportes grupales. Pero, ¿por qué son educativos los deportes grupales? ¿Qué nos enseñan?

Aquí te mostramos 3 rasgos que nos transmiten los deportes grupales, además de las características generales de las que ya hemos hablado.

3.1. Delegar

A todos nos gusta ganar. A ser posible la mayor cantidad de veces. Esto puede hacer que algunos niños intenten hacer las cosas por sí mismos y tomar las riendas del equipo llegando a confrontar con el resto de sus compañeros.

Los deportes en equipo educan y enseñan a los jóvenes a confiar en las capacidades de los demás y a delegar la responsabilidad en sus compañeros. Rasgos muy útiles en la vida adulta.

3.2. Socialización

Este es con toda seguridad el rasgo más importante que todo el mundo piensa cuando se hacen la pregunta de por qué el deporte es educativo.

Sobre todo cuando se practica en equipos, los niños que hacen deporte de forma asidua aprenden a socializar y a relacionarse con sus iguales. Sin duda algo imprescindible para cualquier tipo de educación.

3.3. Comprensión

Tanto comprensión de los compañeros como comprensión del equipo contrario. En el momento que hay un rival, la tensión aumenta y las probabilidades de que aparezcan discusiones y conflictos se disparan.

Un niño que practica deportes grupales tendrá más facilidad para comprender al resto de participantes, mejorando así sus capacidades diplomáticas y asertividad.

Comentarios