Las 15 peores películas de 2017 que no debes ver

Estas son las peores películas tanto para el público como para la crítica. No pierdas el tiempo viéndolas y haz otra cosa o elige una película mejor.
Bright contaba con el aclamado Will Smith pero eso no le ha salvado del caos.
Bright contaba con el aclamado Will Smith pero eso no le ha salvado del caos. | Imagen de: Bright.

 

Aunque no ha sido un mal año, cinematográficamente hablando, este 2017 nos ha dejado un sabor agridulce, ya que algunos films que llegado a las carteleras han sido verdaderos bodrios.

Repasemos las peores películas del año 2017, tanto del cine como de Netflix.

Los 15 peores filmes del año 2017

A continuación, desplegamos una lista con las películas más flojas y decepcionantes que nos ha dejado 2017.

15. Geostorm (Geostorm)

2017 nos dejaba la correspondiente dosis innecesaria de cine de catástrofes con Geostorm, una película sobre una tormenta eléctrica que está a punto de azotar a la Tierra.

Si pensábamos que el absurdo había alcanzado cotas insuperables con 2012 o San Andreas, Geostorm nos ha servido para darnos cuenta de que, en cuestiones de ridiculez, siempre hay espacio para una película más. Sin duda, de lo peorcito de 2017.

14. La gran muralla (The Great Wall)

Matt Damon producía uno de los peores chascos de taquilla y crítica de 2017. Una historia ambientada en la época medieval china, con tintes de ciencia ficción y con actores consagrados como la del mencionado Jason Bourne, Willem Dafoe o Pedro Pascal.

El talentoso Zhang Yimou se ponía a los mandos de una de las películas más fracasadas de 2017.

13. Diré tu nombre  (The Last Face)

Por increíble que parezca, Sean Penn es el director de esta película y la pareja protagonista son los oscarizados Charlize Theron y Javier Bardem, cuyas actuaciones hacen que uno se pregunte si las estrellas de éxito que solíamos conocer tal vez hayan sido suplantadas por dos impostores sin dotes para la actuación. Una historia de amor que nace en mitad del horror y que pretende llegar al corazón de una forma bastante cursi y azucarada.

12. Rings (Rings)

Con ánimo de explotar la gallina de los huevos de oro, la saga sobre la cinta de vídeo maldita regresaba a la gran pantalla con el pretexto de servir de precuela para el The Ring americano de 2002. Como era de esperar, la novedad aportada es nula.

No podía faltar en nuestra lista de peores films del pasado año.

11. Underworld: Guerra de sangre (Underworld: Blood Wars)

Conclusión precipitada y mal rodada de la milenaria guerra entre vampiros y licántropos. Ni la presencia de Kate Beckinsale puede lograr salvar este disparate con tufo descarado a serie B de la mala.


10. xXx: Reactivated (xXx: Return of Xander Cage)

Recuperar a Vin Diesel no ha servido para evitar que esta tercera parte de XXX caiga en la repetición y se apoye demasiado en la espectacularidad para tratar de darle cuerpo a la película. No esperábamos mucho, pero la verdad es que el conjunto es de lo peor que vimos en 2017.

9. Resident Evil: El capítulo final (Resident Evil: The Final Chapter)

Parece que la fórmula se ha agotado definitivamente. La última parte de la saga postapocalíptica de zombies sirve más para conocer el final de la historia de Alice contra la corporación Umbrella que como otra cosa.

Un montaje demasiado videoclipero hace que la acción sea confusa y que el espectador acabe desconectando de lo que le están contando. Contentará únicamente a los fans acérrimos.

8. Emoji: La película (The Emoji movie)

Si hablamos de las peores películas de 2017, no podemos dejar fuera a la aburrida Emoji: La película, un burdo intento de servirse de la manida premisa de “El patito feo” que se traslada al mundo de los iconos que habitan en un teléfono móvil.

Un crimen para el cine de animación.

7. A 47 metros (47 meters below)

El verano siempre es una ocasión perfecta para estrenar filmes sobre tiburones. Si el año pasado, Jaume Collet-Serra nos brindaba la correcta Infierno Azul, un film disfrutable aunque poco creíble sobre una surfista contra un enorme tiburón blanco; en 2017 llegaba a las pantallas A 47 metros.

Sin duda, es uno de los mayores patinazos cinematográficos que hemos visto durante el verano de 2017, una película con efectos especiales que dejan mucho que desear y actuaciones bastante justitas.

6. Valerian y la ciudad de los mil planetas

Este blockbuster veraniego, a cargo del veterano Luc Besson, ha sido sin duda uno de los mayores batacazos de 2017, haciendo que algunos la cataloguen como una firme candidats para los Razzie (los anti-Óscar).


5. Transformers: el último caballero (Transformers: The Last Knight)

Quinta incursión en el cine de los Autobots y los Decepticons, con el sello de Michael Bay tras la cámara. Pirotecnia y un gran despliegue de efectos especiales que no logran evitar el bostezo del espectador, ni que éste hunda la cara entre las manos en algunas secuencias, invadido por la vergüenza ajena. Sin duda, la fórmula está ya más que desgastada.

4. Los vigilantes de la playa (Baywatch)

Más allá de cuerpos perfectamente torneados, la incursión de los vigilantes de la playa en el cine se vendía como un cóctel de acción y comedia ideal para la época veraniega, quedándose en un caos que ni hacía gracia, ni emocionaba con sus secuencias más trepidantes. Ni los esculturales cuerpo de los actores y actrices la salvan de ser una de las peores cintas del año 2017.

3. Bright (Bright)

Parece que David Ayer tenía ganas de castigarnos de nuevo perpetrando uno de los últimos crímenes cinematográficos de 2017, mezclando el mundo de fantasía de El Señor de los Anillos con el cine policíaco, en busca de ser un alegato anti-racismo.

Que esté Will Smith no es ninguna garantía, el mismo actor aparecía en el despropósito del mismo director del año pasado, Escuadrón Suicida, así que que nadie se llame a engaño. Bright sólo la sufrirán aquellos que tengan cuenta en Netflix, pero lo peor es que ya hay anunciada una continuación… Dios mío, ¿qué te hemos hecho?

2. Power Rangers (Powers Rangers)

Había toda una generación de jóvenes que crecieron en los noventa viendo la serie de televisión de los Power Rangers, de modo que gran parte del público estaba expectante ante la posibilidad de verlos de nuevo en una película de gran presupuesto y efectos especiales.

Sin embargo, su duración excesiva, la escasa psicología y nulo carisma de sus personajes, su trama plana y el humor facilón representan una patada en el estómago a una legión de seguidores que crecieron con los auténticos Power Rangers, dándole un puesto de honor entre lo peorcito del año.

1. 50 sombras más oscuras (50 shades darker)

Poco se puede decir de lo que no es nada: la segunda parte de la adaptación cinematográfica del consolador con páginas escrito por E.L. James es peor que la primera película; la historia no contribuye con nada nuevo y la pareja protagonista suspende en química.

¿Lo peor? Pensar que habrá tercera parte. Sin dudar, le concedemos a 50 sombras más oscuras el oro de peor película de 2017.



Comentarios

envía el comentario