Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 15 películas más WTF de todos los tiempos

Las películas más raras, bizarras y WTF del cine. ¡Disfrútalas! (si puedes).

Si tu objetivo es que se te derrita el cerebro, presta atención a este ranking de películas WTF. | Imagen: Anticristo (2009).

Nos enganchan y nos repelen a partes iguales. Hablamos de films que podríamos catalogar de películas “raras”, esas que no dejamos de pensar que qué es lo que está ocurriendo y que no tenemos muy claro adónde quiere llegar el director con una historia tan extravagante.

Si alguno piensa que las películas extrañas son un fenómeno reciente producto de la creatividad de algunos directores un tanto peculiares, cansados de las típicas historias lineales y sencillas de entender, está muy equivocado. Prueba de ello son las películas que conforman nuestra lista de hoy; títulos de lo más estrambóticos que, por más que los veas una y otra vez, corres el riesgo de que te explote la cabeza intentando descifrar su argumento.

Las 15 películas más estrambóticas

A continuación te presentamos los filmes más surrealistas y que son capaces de dejar al público con más dudas que las que tenía antes de disponerse a verlas. Abre bien los ojos, porque lo que viene a continuación es verídico:

15. Enemy (Denis Villeneuve, 2013)

El genial director canadiense adapta la conocida novela de José Saramago (El hombre duplicado, 2002) en esta versión para la gran pantalla protagonizada por Jake Gyllenhaal y Mélanie Laurent.

En Enemy, Adam está obsesionado con encontrar a un doble suyo, famosa estrella del cine a quien vio de casualidad en una película y que no sabe bien de quién se trata. Un confuso film sobre usurpaciones de identidad que cuenta con uno de los finales más enigmáticos de los últimos años.

14. THX 1138 (George Lucas, 1971)

Antes de darse a conocer con la saga galáctica más célebre de todos los tiempos, George Lucas firmaba esta distopía futurista en la que, en una sociedad esclavizada que mantiene a sus habitantes bajo control (gracias a una poderosa droga que inhibe sus impulsos más humanos), dos sujetos enamorados deciden rebelarse y huir de este régimen tiránico.

13. Cómo ser John Malkovich (Spike Jonze, 1999)

El siempre arriesgado Spike Jonze (cuyo nombre real es Adam Spiegel) cuenta con una filmografía que incluye obras tan interesantes como Adaptation, Donde viven los monstruos, Her o ¿Cómo ser John Malkovich?, en la que conocemos a Craig, un marionetista de la ciudad de Nueva York que está hastiado de su vida. Un día, logra evadirse del mundo gracias a un portal que encuentra en un edificio de Manhattan que le permite tener acceso, literalmente, a la cabeza del actor John Malkovich.

12. Caché (Michael Haneke, 2005)

Un interesante e inquietante film que nos mantiene en vilo durante todo el metraje tratando de descifrar el enigma que nos plantea desde el comienzo: una familia francesa recibe asiduamente cintas de video que contienen imágenes de su casa grabadas desde la calle y que, a medida que avanza la trama, revelan cada vez detalles más personales de Georges y su mujer.

La inteligente puesta en escena de Haneke pretende implicar al espectador, sirviéndose de planos subjetivos que simbolizan la cámara con la que el vouyeur acosa a Daniel Auteuil y Juliette Binoche, las estrellas de la función.

11. Rubber (Quentin Dupieux, 2010)

Prepárate para una delirante película en la que el protagonista es, ni más ni menos, ¡un neumático! Sí, no nos ha traicionado el autocorrector del ordenador: Robert, que así se llama este particular personaje, descubre que posee poderes telepáticos. Mientras va dejando un reguero de destrucción a su paso, nuestra querida rueda de caucho se enamora de una atractiva mujer.

El artífice de esta original idea es Quentin Dupieux, director de cine francés y también productor musical que responde al alias de Mr. Oizo.

10. Donnie Darko (Richard Kelly, 2001)

Cuando preguntamos o pedimos consejo para que nos recomienden una película de esas que hacen pensar, tarde o temprano sale a colación Donnie Darko, título que puso en el punto de mira al actor Jake Gyllenhaal (aunque ya había protagonizado otros films anteriores a este).

Tras escapar por los pelos de un accidente que casi le cuesta la vida, el protagonista que pone título a la película comienza a tener visiones de un extraño personaje enfundado en un traje de conejo que le conmina a realizar todo tipo de delitos.

En Donnie Darko obtenemos una respuesta final que pretende responder a todas las incógnitas que se han ido planteando a lo largo de la trama. Ahora bien, la forma de resolverlo del director es tan ambigua que casi preferiríamos que nos hubieran dejado con todos los interrogantes por responder.

9. Mind Game (Maindo Gêmu, Masaaki Yuasa 2004)

El género de la animación nipona es uno de los más prolíficos y constituye un mundo en sí mismo. Por eso, consideramos de justicia incluir el primer largometraje de Yuasa, quien ya había dirigido un episodio de la serie Vampiyan Kids, en 1999.

Para los aficionados a las películas psicodélicas, Mind Game es una excelente propuesta que mezcla diferentes estilos de animación que se van utilizando en el psicodélico viaje en el que se embarca el personaje principal (Nishi), junto al amor de su vida y sus amigos.

Como dato adicional, mencionar que Masaaki Yuasa es también artífice de la célebre serie Hora de Aventuras. Viendo este primer trabajo suyo, no nos extraña nada: ya apuntaba maneras.

8. Gummo (Harmony Korine, 1997)

El debut como director del guionista de la genial Kids (1995) es esta enloquecida película sobre un grupo de jóvenes de ambiente marginal que, tras el azote de un tornado que dejó destrozado su pequeño pueblo, vagan por este paraje desolado intentando darle sentido a sus aburridas vidas de las formas más poco convencionales que puede haber, mientras coquetean con las drogas y reflexionan sobre su papel en la vida.

7. Canino (Yorgos Lanthimos, 2009)

Un drama familiar a través del que conocemos a tres adolescentes que viven confinados sin poder salir de su casa, debido a la estricta educación impuesta por sus sobreprotectores padres, que tratan de mantenerlos ajenos a la realidad del mundo exterior.

Canino es una de las enésimas películas que utiliza como premisa el Mito de la Caverna de Platón, representado por este entorno cerrado que es la casa donde los jóvenes pasan todo el tiempo recibiendo su particular educación paternal.

6. Un perro andaluz (Luís Buñuel, 1929)

Está bien, no es una película propiamente dicha, sino un cortometraje de apenas 20 minutos, pero esta obra de Buñuel, en colaboración con el pintor Dalí, merece ocupar un puesto en nuestra selección de títulos pintorescos.

Buñuel se propuso rodar una historia que fuera deliberadamente confusa y cargada de simbolismo, un producto que resultase de sendos sueños que tuvieron él y Salvador Dalí. Y vaya si lo logró. Un perro andaluz es todo un ejercicio de imaginación sin constricciones que todo estudioso del cine debe ver para entender que, ya a comienzos del siglo pasado, había quienes estaban dispuestos a romper con los convencionalismos de la época y a quienes no les importaba (incluso les gustaba) ser tachados de controvertidos.

5. Enter the void (Gaspar Noé, 2009)

Puede que más de uno vincule el nombre de Gaspar Noé con la provocativa cinta Irreversible (2002), una de las que se dice es de las más crudas que el cine francés ha dado a conocer jamás.

Parece ser que el director le cogió el gusto a la polémica, de ahí que nos ofrezca esta película, que relata cómo el espíritu de un malogrado traficante de drogas de poca monta vaga por la ciudad en la que ha sido asesinado para intentar revivir y proteger a su hermana, que continúa con vida.

4. Eraserhead (David Lynch, 1977)

David Lynch siempre se ha caracterizado por ser un director muy particular a la hora de narrar sus historias. Aunque algunas son más sencillas que otras, predominan en su filmografía films como este Cabeza borradora, una perturbadora historia en blanco y negro que mezcla la realidad con el mundo onírico.

 

Eraserhead nos presenta a Henry, un joven que descubre que es padre de un bebé deforme e indeseado. Los gritos de la criatura, sumado al mal genio de su chica y las pesadillas recurrentes que Henry sufre, harán que se desquicie y comience a deformar la realidad como respuesta a una situación que le ha tocado vivir a regañadientes.

3. Holy Motors (Léos Carax, 2011)

Pretenciosa por el mero hecho de serlo u obra maestra transgresora, Holy Motors sigue la metamorfosis que experimenta su protagonista (llamado “Monsieur Oscar”) durante la noche, ya que el enigmático personaje va adquiriendo diferentes personalidades hasta que vuelva a hacerse de día.

Holy Motors fue la ganadora del festival de Sitges 2012, una fábula desorientadora en la que es fácil perderse como se parpadee demasiado.

2. Repulsión (Roman Polanski, 1965)

Tras sufrir una amarga experiencia, Carol se traslada a vivir con su hermana y su novio. Aunque intenta olvidar lo que le ocurrió, la presencia del novio de su hermana no deja de recordarle lo que le pasó. Cuando la pareja se vaya de viaje y la dejen a ella sola en casa, comenzará un descenso a la locura que la sumirá en alucinaciones y visiones vinculados a su trauma.

Un thriller psicológico y surrealista que invita al espectador a sumergirse (junto con la protagonista), en su perturbadora experiencia. Los efectos visuales son utilizados para ilustrar que la ventana a la locura de Carol ha quedado abierta; además, el uso de las imágenes, descontextualizadas si no tenemos en cuenta lo desquiciada que está la joven, hacen que nos estemos preguntando todo el rato si lo que vemos son visiones reales o sueños que tienen lugar en su cabeza. 

Las pocas palabras que pronuncia Carol tampoco contribuyen a hacer más tranquilizadora la película, al contrario, inquietan más a la audiencia, que está en ascuas por saber qué demonios ocurre

1. Anticristo (Lars Von Trier, 2009)

De nuevo, un director dado a la provocación. Anticristo fue muy criticada por sus explícitas escenas, gratuitas e injustificadas para unos y necesarias para los partidarios que defienden el film.

Anticristo es una patada al estómago del espectador que contemplará con horror como un matrimonio debe lidiar con la trágica pérdida de su hijo pequeño. Para lograrlo, se escapan a su cabaña en el bosque, con la esperanza de que alejándose del ritmo frenético de la gran ciudad puedan superar su dolor. Sin embargo, la naturaleza del lugar comienza a ejercer una malvada influencia en la mujer, que comenzará a experimentar grandes cambios en su personalidad.

No contamos nada más; este experimento ha de verse, puesto que se hace difícil intentar analizarlo y darle una lógica al conjunto. Ahí queda la pregunta: ¿es Anticristo un ejercicio de pedantería sin más a través del cual el director intenta inflar su ego o es una pieza maestra del celuloide?

Comentarios