Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 15 mejores películas basadas en hechos reales

Estas son las mejores películas basadas en hechos reales de la historia del cine y la televisión. Estos films abarcan diferentes géneros y estilos.
Existe una gran cantidad de películas basadas en hechos reales de la Segunda Guerra Mundial. | Imagen de: El Hundimiento.

 

De forma recurrente, el cine se ha encargado de plasmar sucesos verídicos de la crónica de la Humanidad en algunas de las mejores películas basadas en hechos reales.

Gracias a muchos de estos títulos, hemos podido conocer capítulos de la historia que, bien por desconocimiento o por no haber nacido, no sabíamos cómo habían ocurrido, por qué ni a quién o quienes implicaban.

15 películas basadas en hechos reales

Biografías sobre importantes personalidades, hechos decisivos en la Historia o acontecimientos que sacudieron el mundo. Estas son las 15 mejores películas basadas en hechos reales.

15. Todos los hombres del presidente (Alan J. Pakula, 1976)

El escándalo Watergate, que significó la dimisión del presidente Nixon, fue un asunto que agitó a la sociedad americana de 1972 y que tendría gran repercusión posterior. Sería gracias a la labor de dos espabilados periodistas del Washington Post, que este caso se dio a conocer.

Unos jovencísimos Dustin Hoffman y Robert Redford, dan vida a los intrépidos reporteros protagonistas.

14. Mi nombre es Harvey Milk (Gus Van Sant, 2009)

El camaleónico Sean Penn encarnó a Harvey Milk, político y activista homosexual por los derechos de este colectivo, en una época en la que nadie alzaba la voz por las personas de esta condición. Harvey Milk no se dejó amedrentar y fue toda una personalidad que consiguió movilizar a las masas.

Dirige el particular Gus Van Sant, a quien muchas personas recordarán por Elephant (2003), otra de sus películas inspiradas en sucesos reales como lo fue la trágica matanza del instituto Columbine.

13. Mi pie izquierdo (Jim Sheridan, 1989)

La vida del pintor Christy Brown fue llevada al cine gracias al irlandés Jim Sheridan, que tuvo la genial idea de seleccionar al monstruo interpretativo, Daniel Day-Lewis para el papel protagonista.

Aunque pasó toda su vida con una parálisis cerebral que le imposibilitó para hablar o mover su cuerpo, salvo por su pie izquierdo, Christy Brown logró dedicarse a la pintura y a escribir en máquina. De esta forma, consiguió cerrar las bocas de quienes creyeron que estaba sentenciado a no poder hacer nada.

12. 127 horas (Danny Boyle, 2010)

Danny Boyle dirige esta agónica película basada en hechos reales, protagonizada por James Franco en el papel de Aaron Ralston, un aficionado al senderismo y a la escalada que queda atrapado en una grieta en los cañones de Utah. Con el paso de los días, va percatándose de que no puede esperar eternamente a que le rescaten, por lo que sus opciones se van reduciendo drásticamente.

AVISO: estamos ante una cruda película que incluye una de las escenas más gráficas e insoportables vistas últimamente en el cine, que provocó varios desmayos en las salas, incluido el de un servidor.

11. Spotlight (Thomas McCarthy, 2015)

Una película de denuncia social tan buena como necesaria es esta Spotlight, que se estrenó en un momento idóneo, básicamente por ser pionera en su “foco” (si se nos permite la gracia) de interés: los abusos cometidos por varios sacerdotes de la Iglesia.

En concreto, la ganadora del Oscar 2015 a mejor película, cuenta el escándalo destapado por los periodistas del Boston Globe, sobre varios casos de pederastia ocurridos en 2002 y que implicaban a importantes personalidades de la archidiócesis de esa ciudad.

Ese momento fue clave para que muchas víctimas se animaran a denunciar posteriormente, sacando a la luz nuevos abusos que, lamentablemente, todavía hoy se están dando a conocer.

10. Zero Dark Thirty: la hora más oscura (Kathryn Bigelow, 2012)

Genial propuesta a cargo de la directora Kathryn Bigelow, que se puso tras la cámara para traer al gran público cómo se había llevado a cabo la operación secreta que permitió dar caza al terrorista más buscado desde el 11-S: Osama Bin Laden.

La estadounidense dirige una de las películas basadas en hechos reales más realistas sobre operaciones especiales.

9. Titanic (James Cameron, 1997)

La macroproducción de James Cameron fue un éxito de taquilla de tales proporciones que todavía hoy, más de 20 años después de su estreno, Titanic continúa imbatible como segunda película más taquillera de la historia del celuloide (curiosamente detrás de otra “gigantenorme” producción de Cameron, Avatar).

La visión de Cameron del hundimiento más famoso de todos los tiempos le granjeó nada menos que 11 premios Oscar, honor que ostenta junto con Ben-Hur (1955) y El Señor de los Anillos: el Retorno del Rey (2003). No obstante, lo que la convierte en una de las mejores películas basadas en hechos reales es el realismo con que el director plasmó el naufragio del buque, superando para muchos a las anteriores versiones cinematográficas.

8. Rush (Ron Howard, 2013)

Estamos ante uno de los títulos más infravalorados de Ron Howard, eclipsado por otras de sus obras más conocidas, como Una mente maravillosa (2001).

No obstante, esta cinta sobre la rivalidad entre dos grandes de la Fórmula 1, como lo fueron Niki Lauda y James Hunt, merece ser reivindicada como una de las mejores películas inspiradas en hechos reales de los últimos años. Y lo dice alguien que en su vida ha visto una carrera ni se ha interesado por este deporte.

7. El Lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013)

El joven corredor de bolsa Jordan Belfort, llega a Wall Street movido por el sueño americano de amasar una gran fortuna y de hacerse a uno mismo.  Pronto descubre que el dinero no se consigue siendo honrado, por lo que cambiará su perspectiva de querer ayudar a sus clientes a ganar, para tratar de sacarles cuanto más dinero posible a través de estafas telefónicas. A partir de ese momento, comienza una vida de excesos, caracterizada por su adicción a las drogas, las mujeres y las fiestas; pero especialmente, por los dólares.

Fue acusada de escenas demasiado explícitas, de frívola con su forma de tratar el abuso de sustancias y de alentar el sexo de pago; pero El lobo de Wall Street es uno de los mejores títulos basados en hechos reales, sobre el ascenso y caída en desgracia de un joven que se dejó corromper.

6. El Hundimiento (Oliver Hirschbiegel, 2004)

Pocas películas han retratado con tanta precisión la figura de Adolf Hitler como lo hizo esta película, que se sitúa durante los últimos días del Führer con vida y sobre sus planes para legar su imperio de terror en alguien de confianza.

Atrincherado en un búnker subterráneo, con su mujer e hijos y algunos de sus seguidores, Hitler se prepara para su final, mientras las tropas rusas van penetrando en Berlín.

Una brillante película basada en unos hechos reales tan duros como lo fueron la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto.

5. ¡Viven! (Frank Marshall, 1993)

¡Viven! es una adaptación del libro biográfico del mismo nombre, que cuenta la horrorosa experiencia vivida por los supervivientes de la tragedia aérea de Los Andes.

Fue en 1972, cuando el avión que transportaba a los miembros de todo un equipo de rugby uruguayo, se estrelló en plena cordillera andina. Los pocos que quedaron con vida, tuvieron que alimentarse de los cuerpos de sus compañeros que habían perecido en el accidente, a la vez que trataban de trazar un plan para escapar de ese infierno blanco.

Una increíble historia de superación que estremece.

4. La red social (David Fincher, 2010)

El genial David Fincher se animó a contar cómo fue el proceso de creación de la red social con más seguidores jamás creada: Facebook.

Mark Zuckerberg, el genio informático y estudiante de Harvard, debe lidiar con varios procesos judiciales en los que se le acusa de haber robado la idea a los gemelos Winklevoss, que exigen una compensación económica por los beneficios conseguidos con Facebook. En un film que transcurre adelante y atrás en el tiempo, Fincher nos habla sobre el poder de la ambición y los límites de lo ético para conseguir lo que uno se propone.

La red social es, sin duda, una de las mejores películas basadas en hechos reales de la última década y uno de los mejores títulos de la filmografía de su director.

3. El pianista (Roman Polanski, 2002)

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones de esta magnífica película basada en hechos reales de Roman Polanski, pero es que realmente El pianista es un film digno de mención en cualquier aspecto.

El pianista judío Wladyslaw Szpilman redactó cómo fueron sus experiencias durante la ocupación del ghetto de Varsovia. Separado de su familia a la fuerza, a quienes no vio nunca más, y con la ayuda de algunos de sus amigos, tuvo que vivir escondido de las tropas nazis, tratando de evitar que le encontraran.

El pianista es un desgarrador testimonio acerca del horror que supuso el genocidio judío vivido en primera persona.

2. Ciudad de Dios (Fernando Meirelles, 2002)

El drama que se vive en las favelas de Brasil ha sido un tema recurrente que el cine no podía evitar plasmar en la que es una de las cintas más soberbias, capaz de hacer sombra a cualquier otro título de facturado en Hollywood.

Ciudad de Dios es seguramente uno de los films que ayudó a concienciar acerca de esta problemática, gracias al buen pulso del cineasta Fernando Meirelles, que nos cuenta el auge del crimen organizado en uno de estos barrios marginales cariocas.

A través de una historia coral, vemos cómo peligrosos traficantes de drogas se hacen con el control de la favela que da nombre al film e imponen sus crueles leyes, mientras la mayoría del cuerpo de policía hace la vista gorda y se lucra con los beneficios de sus actividades ilegales.

1. Zodiac (David Fincher, 2007)

Desde finales de los 60 hasta casi los años 80, “el asesino del Zodiaco” segó la vida de varias personas a lo largo de diferentes estados de Estados Unidos. Durante ese tiempo, la policía andó tras su pista, recogiendo pruebas y tratando de dar con la identidad de Zodiac, que se jactaba de su habilidad para no ser cazado enviando varias cartas a los periódicos. El criminal parecía más listo que todos los cuerpos de policía juntos.

Zodiac es una de las mejores películas de David Fincher (también de las menos valoradas, algo muy injusto) y la mejor película basada en hechos reales de los últimos tiempos, sobre las andanzas de uno de los asesinos en serie más famosos del siglo XX.

Comentarios