Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 15 mejores películas de terror de la historia

Traemos el top 15 de películas de terror de todos los tiempos, ¿cuántas conoces?
El terror tiene tantos seguidores como detractores. | Imagen: The conjuring annabelle

El celuloide nos ha obsequiado con diferentes joyas a lo largo de su prolífica historia. A media que se han ido explorando los diferentes géneros, han surgido éxitos que han ido marcando época y que todavía hoy muchos recuerdan.

Las películas de terror es de las categorías más celebradas y demandadas por el público.  No sabemos bien el motivo, pero muchos disfrutan pasando un (buen) mal rato, ya sea con filmes inquietantes, con atmósferas asfixiantes o con litros de hemoglobina desparramada por doquier.

Las mejores películas de terror

Aunque es un género muy fértil, hemos escogido 15 títulos de todas las épocas que cualquier fanático debería visualizar. Muchos de ellos probablemente te suenen o los hayas visto, o quién sabe, tal vez formen parte de tu top de películas favoritas, esperamos que con este listado te podamos haber descubierto alguna.

15. Posesión infernal (Evil dead, 1981/2013)

Para muchos adeptos de las horror movies, los ochenta fueron una época muy fecunda en cuanto al estreno de lo que hoy en día son considerados auténticos clásicos. Aunque se resiente del poco presupuesto, es una ópera prima que merece verse y disfrutarse.

Excesiva, turbadora y socarrona a partes iguales, inició una trilogía acerca de un libro maldito que desata el mal cada vez que se leen sus páginas. Si su estética no acaba de convencer al público más joven, tranquilos, en 2013 nos llegó un remake hecho con más medios y que vale la pena ver.

14. El círculo (Ringu, 1998/2002)

Esta película de terror japonés de Hideo Nakata supuso una explosión de cine de terror oriental posterior deudor de la repercusión de este título. Es además una de las víctimas de la fiebre de remakes a la americana, aunque en este caso, su versión de 2002 salió bastante airosa.

La generación de los últimos años del VHS quedó marcada por la historia de esta enigmática cinta de vídeo que pasaba de mano en mano y cuyos propietarios morían a la semana de haber visualizado su contenido. El propio director rodó la segunda parte, ¡del remake americano!

13. La mujer pantera (Cat people, 1942)

Una historia romántica con tintes oscuros dirigida por el franco-estadounidense Jacques Tourneur que es todo un ejemplo de cine para muchos productos que nos llegan hoy en día, abarrotados de efectos especiales y con pobres recursos para intentarnos hacer temblar y saltar de la butaca.

La mujer pantera se desligó de la tradición que las películas de monstruos de aquellos años siguieron, cuando eran habitualmente mostrados en pantalla en todo su esplendor: mientras se transformaban o cuando perseguían y atacaban a sus potenciales víctimas; el espectador podía contemplar con detalle el diseño de estas criaturas.

Pero el film de Tourneur se propuso demostrar que las películas de monstruos no necesitan explotar sus apariciones, ya que mediante juegos de sombras y planos más sugerentes (que no reveladores), se puede crear una atmósfera de tensión opresiva y asfixiantemente efectiva.

12. ¿Quién puede matar a un niño? (1976)

No podemos obviar la contribución del cine español al terror; y ello obliga a mencionar la del maestro Narciso Ibáñez Serrador, que con este largometraje nos enseñó a pasar miedo incluso a plena luz del día.

Un matrimonio está celebrando su luna de miel en una apartada localización situada en una pequeña isla del Mediterráneo. Todo parece indicar que van a disfrutar de un remanso de paz y tranquilidad, pero hay algo extraño en ese lugar: únicamente hay niños. ¿Qué ha ocurrido con los adultos?

11. It follows (It follows, 2014)

Cinta de terror minimalista muy vitoreada por la crítica. Jay, una joven de 18 años, pierde su virginidad en el asiento trasero de un coche. Acto seguido, su novio le cuenta que lo ha hecho para alejar a un espíritu maligno que le está acosando y del que, no se sabe muy bien por qué, no hay otra manera de escapar que manteniendo relaciones sexuales con otra persona, pasándole así la maldición. A partir de ahí comienza una carrera contrarreloj para Kay, que tratará por todos los medios que este ente no la alcance.

Mordaz crítica y advertencia sobre los riesgos del sexo sin protección y sus consecuencias psicológicas.

10. El proyecto de la bruja de Blair (The Blair Witch project, 1999)

Nuevamente nos encontramos  ante una maravilla del séptimo arte. De las precursoras del género found footage,o películas de tono realista rodadas con la técnica de la "cámara en mano".

Gracias a una enorme campaña promocional por internet (que mostraba lo que parecían ser fragmentos de un documental) cuando se estrenó, el público al principio creyó que iba a contemplar la agonía real de un grupo de jóvenes que grababan un reportaje y acababan perdidos en los bosques de Maryland, acechados por una entidad maligna.

A pesar de que se desmintió la aparente veracidad del caso, el experimento fue un éxito fue mayúsculo y el fenómeno triunfó en todo el mundo.

9. La noche de los muertos vivientes (Night of the living dead, 1968)

Dirigida por el recientemente fallecido George A. Romero, supone el inicio del género zombie (también llamados no muertos o infectados, no entraremos en el debate) que creó escuela, y que todavía actualmente sigue dando frutos. Una película que retrataba los miedos de la época y supone una alegoría de las consecuencias de una catástrofe nuclear.

Que no te engañen las apariencias: para ser un film en blanco y negro, es bastante explícito en su contenido.

8. La profecía (The omen, 1976)

Dos años antes de dirigir Superman, Richard Donner se sumergió en el terror con tintes satánicos en esta obra cumbre protagonizada por dos monstruos de la interpretación: Gregory Peck y Lee Remick.

Tras perder a su primogénito en el parto, Robert Thorn decide ocultarle la verdad a su esposa y, en secreto, adopta a un bebé que ha nacido esa misma noche. Cuando el pequeño cumpla cinco años, una serie de tragedias empiezan a acosar a la familia.

Como dato curioso: esta es la primera película que mostró una escena de decapitación en la historia del cine.

7. La bruja (The VVitch: a New-England Folktale, 2015)

En 1630, una familia de peregrinos que ha sido expulsada de su asentamiento y obligada a malvivir en una granja al lado de un siniestro bosque de oscura fama, es hostigada por todo tipo de desgracias que parecen apuntar en una única dirección: la maldición de una bruja.

Original fábula hablada en inglés antiguo, muy inquietante y perturbadora, que consigue crear una atmósfera muy malsana a medida que los protagonistas se van desquiciando y volviéndose unos contra otros cada vez más.

6. Expediente Warren (The Conjuring, 2013)

Una de las mejores películas sobre fenómenos paranormales, exorcismos y posesiones diabólicas de la década. Dirigida con buen pulso por James Wan y con actuaciones sobresalientes, Expediente Warren va cocinándose a fuego lento a medida que avanza su trama y nos deja momentos grabados en la retina que impedirán que duermas tranquilo durante unas noches.

Basada en hechos reales, nos describe el infierno por el que una familia pasa en su nueva casa, por lo que deciden contactar con el matrimonio formado por dos investigadores paranormales: Ed y Lorraine Warren, especializados en demonología.

5. El resplandor (The shining, 1980)

El experto Stanley Kubrick se atrevió a adaptar uno de los libros más exitosos de Stephen King, al que por cierto, nunca le ha gustado esta versión y no quiere ni oír hablar de ella.

Como seguramente sabrás, trata sobre una familia que va a pasar el crudo invierno a un hotel alejado en las Montañas Rocosas, con la esperanza de que el patriarca, un exitoso novelista, encuentre la inspiración que le falta. Poco a poco, una extraña fuerza malévola se irá apoderando de él, a medida que van ocurriendo extraños fenómenos.

Para los que se hayan leído la novela original y busquen fidelidad a la historia, tienen una mini-serie de 1997 que tal vez les convenza más.

4. Rosemary’s baby (Rosemary’s baby, 1968)

Este es uno de esos casos en los que la traducción del título al español eliminó cualquier sorpresa o giro de guión final; de ahí que hayamos decidido conservar el original y que con la portada ya sepas de qué film estamos hablando.

Una maravilla dirigida por el genio Roman Polanski que narra la historia de una joven pareja que está esperando su primer hijo y deciden mudarse a un edificio de Nueva York sobre el que, según les cuenta un amigo, pesa una horrible maldición. A raíz de un extraño sueño, Rosemary empieza a sentir que su embarazo no es del todo normal… Imprescindible.

3. Déjame entrar (Låt den rätte komma in, 2008)

Inquietante cuento terrorífico a la par que entrañable, de factura sueca y aclamadísimo en varios festivales de cine (BAFTA, Goya, Sitges o TriBeCa, entre otros); Déjame entrar es una brutal crítica al bullying y al abandono infantil. Adaptación al séptimo arte de la novela de John Ajvide Lindqvist, que también firma el guión.

Oskar, un niño desatendido de doce años y sin amigos que vive con su madre divorciada, traba amistad con Eli, su nueva vecina. Esta niña acaba de mudarse al piso de al lado acompañada únicamente de un hombre mayor y una pequeña maleta. A medida que la conoce, Oskar se da cuenta de que no es como todas las demás y de que guarda un terrible secreto.

2. Nosferatu (Nosferatu, eine Symphonie des Grauens, 1922)

El gran clásico de terror de cine mudo alemán de F.W. Murnau basado en el novela de Bram Stoker (Drácula), en el que un joven es enviado por un oscuro agente inmobiliario a cerrar un negocio con el misterioso conde Orlok…

Una de los filmes que gestó una de las leyendas negras del cine, de acuerdo con la cual muchos aseguran que el actor que encarna al conde era en realidad practicante del vampirismo.

Terrorífica obra cumbre del expresionismo alemán.

1. El exorcista (The exorcist, 1973)

La historia madre de todas las películas sobre exorcismos y plagiada u homenajeada hasta la saciedad. Basada en hechos reales, relata el infierno por el que pasan una madre y su hija poseída por una entidad diabólica. Un clásico atemporal.

Nunca se nos quitará de la cabeza esa magnífica banda sonora a cargo de Jack Nitzsche, junto con el tormento de la niña Reagan al retorcerse en posiciones humanamente imposible o hablando con una voz demoníaca y burlona; mientras su impotente madre espera fuera de la habitación en la que los sacerdotes Merrick y Karras combaten a la fuerza diabólica que mora en el interior del cuerpo de la chica.

William Friedkin es el artesano encargado de trasladar la novela de William Peter Blatty al séptimo arte, dejándonos la que para muchos es la mejor obra de terror jamás realizada, que hoy, más de cuarenta años después sigue asustándonos como lo hizo entonces y a la que seguro aún le quedan muchas generaciones por delante por hacerlo.

Comentarios