Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 3 formas de ver la saga Star Wars, ¿cuál es el mejor orden?

La saga Star Wars se puede ver siguiendo tres órdenes distintos. Elige el que más encaje con tus gustos.
Si te preguntas cuál es el mejor orden que más encaja con tus gustos para ver Star Wars, aquí traemos los tres mejores. | Imagen de: SuaveBugger.

 

Llega la octava entrega de la franquicia galáctica más famosa del cine (con el permiso de Star Trek, no se nos vayan a enfadar los trekkies) y, para aprovechar la ocasión, muchos seguidores de Star Wars calientan motores repasando todas las películas de la saga.

Ahora, a mitad de la tercera trilogía, con una nueva película en ciernes, muchos no tienen claro qué orden seguir para ponerse al día con el resto de títulos que la preceden; y más considerando el baile de episodios y la cantidad de saltos temporales que hay en cada relanzamiento de la serie.

Siempre se ha discutido con el orden óptimo para gozar por completo de Star Wars. Ahora bien, ¿cuál es mejor? En este artículo conoceremos tres posibilidades, una de las cuales parece descabellada pero tiene bastante sentido.

¿Qué títulos tendremos en cuenta para seguir la historia?

Star Wars es una saga fraccionada en varias partes que se han ido estrenando con muchos años de diferencia entre ellas, algo que puede desorientar a quien no esté atento o le pierda la pista a las películas. Y encima, hay que tener en cuenta que el orden de estreno de cada una no es lineal con la cronología de la saga. Veamos cuáles son importantes:

Primera trilogía (“la clásica”): Episodios IV, V y VI

Estrenados entre finales de los 70 y comienzos de los 80, su acción se sitúa en realidad en la mitad de la saga. Cuenta la lucha del joven Luke Skywalker y sus amigos rebeldes contra el Imperio Galáctico, liderados por el malvado Darth Vader y su maestro, el Emperador.

¿Qué películas se incluyen?

Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza (1977).

Star Wars, Episodio V: El Imperio contraataca (1980).

Star Wars, Episodio VI: El retorno del Jedi (1983).

Segunda trilogía (“las precuelas”): Episodios I, II y III

Llegaban a los cines a finales de los 90 y comienzos del 00. Damos un salto atrás en el tiempo para conocer la infancia de Anakin Skywalker, padre de Luke, quien acabaría convirtiéndose en el antagonista de las anteriores películas. Evidentemente, las películas sobre su infancia y juventud tienen lugar antes cronológicamente hablando de las ya comentadas.

¿Qué películas se incluyen?

1. Star Wars, Episodio I: La amenaza fantasma (1999).

2. Star Wars, Episodio II: El ataque de los clones (2002).

3. Star Wars, Episodio III: La venganza de los Sith (2005).

Tercera trilogía (en proceso): Episodios VII, VIII y IX

Iniciada en 2015 con El despertar de la Fuerza, cuenta con una historia que ocurre 30 años después del Episodio VI. Aparecen nuevos personajes y se recuperan a los más trascendentales de las primeras tres películas (las originales). No obstante, como de momento está a medio concluir, nos mantenemos en vilo mientras vamos conociendo qué conexiones la unen a los episodios clásicos.

¿Qué películas se incluyen?

1. Star Wars, Episodio VII: El despertar de la fuerza (2015).

2. Star Wars, Episodio VIII: Los últimos Jedi (2017).

3. Star Wars, Episodio IX: [pendiente de titular] (2019).

Spin-offs (historias paralelas a la principal)

Disney también mostró interés (o ganas de seguir explotando la gallina de los huevos de oro, según se mire) en contar diferentes historias que transcurren dentro del mismo mundo que el resto de nueve películas, pero cuyo argumento no las une directamente a las mismas.

En principio, estos spin-off son tres, pero únicamente nos ha llegado uno:

  • Rogue One: una historia de Star Wars (2016). La acción acontece antes del Episodio IV (1977), a modo de “pegamento” entre las precuelas y la trilogía clásica.

Star Wars: una historia que va de tres en tres

La particularidad de Star Wars comenzó al narrar una historia que estuviera ya empezada (recordemos, Episodio IV: una nueva esperanza).

Una pista para quien no se aclare: es más fácil si lo concebimos como una historia explicada en “packs” de tres. Cada tríada tiene sus propios personajes, aunque a veces los veamos aparecer en otros títulos pertenecientes a otro conjunto de films; ocurre en un tiempo distinto y con tramas exclusivas, que tampoco dejan de estar conectadas con otras que sucederán más adelante, pero así es más fácil de entenderlo y visualizar el conjunto.

3 maneras diferentes de ver Star Wars, ¿cuál eliges?

¿Demasiada información? Tranquilos, vamos a ofrecer tres posibilidades de visionado que permitirán encajar todos los títulos de Star Wars para conocer la historia a fondo. Por cierto, obviaremos las series Star Wars: The Clone Wars y Star Wars: Rebels, para centrarnos exclusivamente en las películas.

Orden cronológico

Bien sencillo. Se trata de comenzar la saga de acuerdo con el orden que el propio George Lucas defiende.

Este sería el orden:

1. Star Wars, Episodio I: La amenaza fantasma (1999)

2. Star Wars, Episodio II: El ataque de los clones (2002).

3. Star Wars, Episodio III: La venganza de los Sith (2005).

4. Rogue One: una historia de Star Wars (2016).

5. Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza (1977).

6. Star Wars, Episodio V: El Imperio contraataca (1980).

7. Star Wars, Episodio VI: El retorno del Jedi (1983).

8. Star Wars, Episodio VII: El despertar de la fuerza (2015).

9. Star Wars, Episodio VIII: Los últimos Jedi (2017).

Siguiendo este orden, aquí dejamos el trailer de los 7 primeros episodios (sin contar Rogue One):

Orden de estrenos

En este caso, se trata de ir viendo cada película según el orden en que se estrenaron, desde 1977 hasta 2017. Es en este orden donde más saltos adelante y atrás en la trama haremos, así que atentos.

Así pues, quedaría de la siguiente forma:

Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza (1977).

Star Wars, Episodio V: El Imperio contraataca(1980).

Star Wars, Episodio VI: El retorno del Jedi (1983).

Star Wars, Episodio I: La amenaza fantasma (1999).

Star Wars, Episodio II: El ataque de los clones (2002).

Star Wars, Episodio III: La venganza de los Sith (2005).

Star Wars, Episodio VII: El despertar de la fuerza (2015).

Rogue One: una historia de Star Wars (2016).

Star Wars, Episodio VIII: Los últimos Jedi (2017)

Si aún no has visto el trailer del Episodio VIII, aquí traemos la versión extendida:

Ventajas

Muchos hemos conocido la saga de este modo y nos sigue pareciendo el verdaderamente óptimo. Mediante esta opción uno comienza familiarizándose con la trilogía clásica, que es alrededor de la que gira todo el dramatismo y épica de la saga. A continuación, saltamos atrás en la cronología para pasar por las tres precuelas que sabemos que no acabarán bien, precisamente.

Y he aquí donde yace uno de los puntos claves para defender esta forma de visionado: a medida que avanzan las precuelas, se acerca al espectador más y más hacia una tragedia que sabemos que acabará ocurriendo irremediablemente, aunque a ratos parezca que todo va a tener un final feliz.

La verdadera emotividad yace en la última hora del Episodio III (como decíamos más arriba), sabiendo que es el preludio ineludible del desastre que antecede a la trilogía clásica y por el que ésta es posible.

Inconvenientes

Tantos saltos atrás y adelante en la cronología puede hacer que más de uno se pierda y confunda personajes y décadas. Al fin y al cabo, cuando termina el Episodio VI, vamos años atrás. Acabado el Episodio III, avanzamos adelante hasta el VII. Luego volvemos atrás en el tiempo para ver Rogue One (puente entre el III y IV) y, finalmente, nos adelantamos unos cuantos años para el VIII.

Entendemos que muchos se hagan un lío.

Orden ‘Machete’

Hace unos pocos años se dio a conocer el “orden Machete”, que se vendía como el orden definitivo para disfrutar de Star Wars. Esta alternativa surgió teniendo en cuenta que es difícil que hoy en día haya nadie que no sepa quienes son Luke Skywalker o Darth Vader.

El orden Machete propone lo siguiente:

Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza (1977).

Star Wars, Episodio V: El Imperio contraataca (1980).

Star Wars, Episodio II: El ataque de los clones (2002).

Star Wars, Episodio III: La venganza de los Sith (2005).

Star Wars, Episodio VI: El retorno del Jedi (1983).

En la famosa serie de televisión Big Bang Theory, el astrofísico Rajesh Koothrappali explica esta forma de ver la saga:

Ventajas

Esta peculiar manera de visualizar Star Wars prescinde el Episodio I, cosa que para un servidor es siempre una ventaja. La excusa es que se pretende contextualizar la historia de Darth Vader, narrada en el II y III, una vez sabemos primero quién es, gracias al IV y V. De esta forma, se crea un paréntesis en la narración.

Cuando ya sabemos cómo ha llegado a ser el malo asmático del traje negro, retomamos la historia con el Episodio VI para ver concluido todo.

De esta forma, se le saca más partido a las precuelas, ya que no son demasiado queridas por el espectador medio; y se hilan muchas cosas que pueden no quedar claras de la trilogía clásica. Se indaga así en el pasado de muchos personajes clave, como Obi-Wan, Anakin, Yoda o El Emperador.

Inconvenientes

Aunque revolucionario y efectivo si se conoce bien Star Wars, el Orden Machete tiene sus defectos. Obviar el Episodio I tiene sus consecuencias, ya que comenzar por el siguiente capítulo, implica que no tengamos claro quién es cada personaje ni qué tipo de relación hay entre ellos; especialmente en lo que se refiere al propio Anakin y a su gran amor, Padmé. Tampoco conoceremos nada de la infancia de éste o de cómo y por qué llega a ser aprendiz de Jedi.

Otra pega: el Orden Machete se propuso hará cosa de tres años, cuando aún no existían ni los Episodios VII, VIII; ni Rogue One, la película que enlaza las dos trilogías (precuelas y clásica); así que no está muy claro en qué momento tocaría verla.

Comentarios