Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

¿Qué postura sexual prefieren los hombres?

En este artículo descubriremos cuáles son las posturas que prefieren los hombres. Incorpora en tu repertorio estas posturas para maximizar el placer en las relaciones.
Estas son las posturas que más disfrutan los hombres, ¿te atreves? | Imagen de: GTRESONLINE.

 

Una de las formas para gozar del buen sexo es mediante la postura en la que colocamos el cuerpo de nuestra pareja y el nuestro. El buen sexo permite todo tipo de innovaciones en la cama para que los participantes puedan llegar a un mayor éxtasis.

No obstante, las diferencias individuales entre hombres y mujeres también se manifiestan en el ámbito privado, ya que ambos géneros obtienen placer de diferente forma. Por lo tanto, hay unas posturas sexuales preferidas por hombres, que no siempre coinciden con las posturas sexuales que prefieren las mujeres.

¿Qué postura sexual prefieren los hombres?

Por lo general, las posturas sexuales que prefieren los hombres son aquellas en las que ellos desarrollan un rol más dominante, que no tiene por qué significar “irrespetuoso”; aunque también gustan de cederles a ellas la batuta para que sean las que toman el control de la situación, lo que tampoco quiere decir que el hombre se tenga que quedar de brazos cruzados mientras ella hace todo el trabajo.

Estas son las posturas sexuales que prefieren los hombres, algunas aportadas por la revista Men’s health y Women’s Health:

5. La plancha de hierro

Consiste en tumbar a la chica sobre su estómago mientras el hombre se sitúa a horcajadas detrás de ella. Una buena manera de perfeccionar esta técnica es que ella eleve un poco su cadera hacia él (puede valerse de un cojín para ello), lo que permitirá una penetración más profunda.

Aunque puede parecer muy fría debido a que ambos participantes están colocados de espaldas y no hay apenas contacto visual, es una postura sexual que prefieren los hombres porque garantiza un gran acercamiento entre los dos, a la par que saca a relucir nuestro lado más salvaje. Además, si el hombre tiene destreza, puede estimular el clítoris o agarrar sus senos mientras la penetra.

4. El ciudadano honrado

La revista Women’s Health considera que esta es una postura sexual más influida por las expectativas con respecto al sexo que la pornografía y el cine han generado en el inconsciente colectivo, que por su funcionalidad.

No negaremos que la postura de “el ciudadano honrado” es una de esas que pone más caliente que una estufa en Siberia, pero es cierto que implica mucho trabajo para el hombre, que debe tenerse en pie y poner a prueba su equilibrio mientras se encarga de mantener el ritmo de las sacudidas. La mujer, por su lado, debe aguantar firmemente agarrada al hombre con los brazos por detrás de la cabeza de él y con las piernas rodeándole la cintura.

Se trata de una postura sexual preferida por los hombres porque permite hacer gala de su fuerza, si bien requiere de muy buena forma física para controlar todas las variables que garanticen que salga bien.

 

3. El misionero

Los clásicos nunca pasan de moda, y con la postura del misionero, ocurre exactamente lo mismo. Aunque parezca que hay otras posturas sexuales que prefieren los hombres antes que esta, los participantes de la encuesta de Women’s Health afirmaron que era una apuesta segura que se incluía en su repertorio, no por falta de originalidad sino por sus posibilidades.

Los argumentos a favor se apoyan en el grado de acercamiento total que permite y en la facilidad para realizarse. Practicando “el misionero”, pueden darse besos y acariciar los senos y otras partes de la mujer, además de existir variaciones de esta postura para los menos tradicionales.

2. La vaquera

Decíamos que hay posturas sexuales que prefieren los hombres en las que ellas toman las riendas, y nunca mejor dicho si consideramos la que lleva por nombre “la vaquera”.

A ellos también les complace verlas a ellas tomando el control y estableciendo el ritmo al que desean moverse, mientras las estimulan con los dedos o las agarran por nalgas o senos.

1. Perrito

Esta es la postura sexual que prefieren los hombres, encontramos “el perrito”. ¿Por qué? Porque aumenta las sensaciones durante la penetración, conecta directamente con nuestra parte más animal y permite darse placer o que sea el hombre el que le da placer, de forma similar a la lo que hemos explicado en “la plancha de hierro”.

¿Por qué los hombres prefieren estas posturas sexuales?

Lo hemos dejado caer anteriormente, pero parece ser que hombres y mujeres tenemos gustos distintos en la cama. ¿El motivo? Sin querer caer en estereotipos o mitos falaces, una posible explicación esté en que aunque los hombres tienen sus preferencias sexuales (estamos ante una cuestión de gustos, como cualquier otro aspecto vital), no suelen haber tantas consideraciones a la hora de alcanzar el orgasmo.

Dicho de otra manera, a nivel fisiológico, los hombres alcanzan un punto de estimulación sensorial que les garantiza que llegarán al clímax, independientemente de en qué postura se coloquen o el tiempo que les lleve conseguirlo.

En cambio, a las mujeres aparentemente es algo que les condiciona, pues algunas posturas sexuales garantizan una mayor estimulación (vaginal o clitoriana) que otras. Como cada mujer tiene unos gustos definidos, en su repertorio se encuentran unas posturas preferidas y otras que no lo son tanto, pues les impiden acabar de forma satisfactoria.

Comentarios