Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

¿Qué postura sexual prefieren las mujeres?

Las mujeres tienen unas preferencias diferentes a los hombres. Aquí descubrirás las posturas sexuales que prefieren las mujeres.
Toma nota de estas posturas porque son las que más disfrutan las mujeres. | Imagen de: GTRESONLINE.

 

Los gustos sexuales varían dependiendo de si preguntamos a hombres o mujeres. La fisiología de las mujeres, de hecho, resulta más compleja y tiene unas preferencias distintas a la de los varones. Por esto, vamos a explicar en este artículo qué posturas sexuales prefieren las mujeres.

¿Qué postura sexual prefieren las mujeres?

Por su parte, las mujeres tienen en cuenta un factor determinante a la hora de preferir una postura para hacer el amor: la dificultad o facilidad para llegar al orgasmo. Al fin y al cabo, es una cuestión determinante para ellas, pues a nivel fisiológico, alcanzarán mejor el clímax según se coloquen de una forma u otra. En contraposición, los hombres, aun teniendo sus preferencias, no están tan condicionados en este sentido por la postura sexual que realicen.

Las mujeres tienen en cuenta un factor determinante a la hora de preferir una postura para hacer el amor: la dificultad o facilidad para llegar al orgasmo.

A nivel fisiológico, es una cuestión determinante para ellas que les facilitará alcanzar mejor el clímax según se coloquen de una forma u otra. En contraposición, los hombres, aun teniendo sus preferencias, no están tan condicionados en este sentido por la postura sexual que realicen.

5. La vaquera invertida

Comenzamos la lista de posturas sexuales preferidas por las mujeres con una en la que ellas toman especialmente la iniciativa. Colocarse en modo “la vaquera invertida” conlleva que ella se suba a horcajadas encima de él y le dé la espalda. Al estar en esta posición de poder, la mujer puede marcar el ritmo, tocarse, hacer que él la toque o frotarse contra el hueso del suelo púbico del hombre para llegar antes al cielo.

Una modificación de esta postura es que ella, en lugar de abrirse de piernas para mantener el equilibrio, las cierre. De esta forma, con las piernas juntas y hacia delante, las sensaciones se multiplican.

4. Sentada a horcajadas

Esta vez, que él se siente y que ella se suba a horcajadas encima, quedando cara a cara. Igual que en el anterior caso, estamos ante una de las posturas sexuales preferidas por mujeres porque pueden controlar el movimiento, valiéndose de sus brazos y piernas para maniobrar. En lugar de que botar arriba y abajo, es mejor para que ella que se meza para así restregar su zona clitoriana contra él.

Como añadido, la mujer puede inclinarse un poco hacia atrás para aumentar la estimulación interna para que sea él el que juegue con su clítoris, dejando los pechos al descubierto para que él hunda su cara en ellos si le place, que seguro.

3. La fusión

Realizar la cópula de esta forma gusta mucho a las mujeres. Ambos participantes deben colocarse en una posición incorporada. Él, extenderá sus piernas en el suelo, de manera que ella se sentará encima y pasará sus piernas por encima de los hombros de él. De esta forma, aumentará la tensión muscular y ella podrá alcanzar el orgasmo más fácilmente.

Al tener el trasero elevado, no le supondrá ninguna dificultad moverse y retorcerse con total libertad mientras ambos os podéis mirar a los ojos.

2. Misionero de costado

Aunque bien podría tratarse de la postura del misionero clásica (la que se encuentra en tercera posición en el listado anterior), cuando se trata de la postura sexual que prefieren las mujeres, no es exactamente la misma.

Esta versión modificada consiste en tumbar a la mujer boca arriba y a él colocado de lado hacia ella. Ella le envolverá con sus piernas a la altura de sus caderas, posibilitando que él entre en ella. Especialmente pensada para mujeres con dificultades para llegar al orgasmo.

1. Misionero con las piernas elevadas

La logística es simple: la chica debe tumbarse boca abajo, colocar un cojín debajo de sus trasero que eleve sus caderas; y elevar las piernas hacia arriba, dejándolas reposar en los hombros del chico, que deberá inclinarse hacia ella. Para ambos, es una forma ideal de alcanzar antes el orgasmo. Por esto, es la postura sexual que prefieren las mujeres.

En caso de que ella se canse, siempre puede bajar las piernas, manteniéndose encima del cojín, y seguir con el misionero. Por su versatilidad y por la comodidad con la que ella puede acabar, es la postura sexual preferida por las mujeres.

¿Por qué las mujeres prefieren estas posturas sexuales?

Sin ánimo de alimentar dichos populares erróneos sobre el sexo femenino, parece ser que una de las diferencias por las que las mujeres prefieren hacer el amor en unas posturas concretas y no tanto en otras, estaría relacionada con su capacidad de llegar al clímax sexual.

Los hombres, a pesar de sus preferencias personales por unas posturas sexuales, logran unos niveles de excitación que les aseguran casi al 100% el orgasmo, sin estar esto tan condicionado por cómo se coloquen en la cama como en el caso de las mujeres.

Por su lado, posturas sexuales como las enumeradas son las preferidas por las mujeres porque aumentan las probabilidades de un mayor disfrute durante el coito y suponen más números para culminar.

Comentarios