Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Playboy presenta a Ines Rau, su primera modelo transexual

La famosa revista nos descubre los encantos de Ines Rau, y la polémica se ha desatado
Así posa la modelo transexual en el último número de la revista Playboy | Ines Rau.

 

Playboy nunca se ha caracterizado por alejarse de la polémica. Estamos hablando de una revista que se atrevió a romper los moldes conservadores a comienzos de la década de los cincuenta presentando en portada a modelos y actrices ligeras de ropa.

Adictos a estar en el centro del debate por su afán rompedor de tabúes, Playboy dedica en su próximo número de noviembre, un reportaje extenso en sus páginas centrales a Ines Rau, la primera conejita transexual.

¿Quién es Ines Rau?

Ines Rau es una modelo originaria de Francia y que, con únicamente 26 años, cuenta con un largo recorrido de posados fotográficos para marcas como Vogue o Bailman (para quienes ya protagonizó una de sus campañas de moda), siendo también partícipe en varias ocasiones de desfiles para las pasarelas de la Fashion Week de Europa.

Todo esto no es nada del otro mundo si tenemos en cuenta que la carrera de modelaje suele comenzarse a edades tempranas. La novedad esta vez yace en el hecho de que estamos ante la que será la primera playmate que no nació siendo mujer. Para quien no lo sepa, las playmate son las modelos a las que la revista Playboy dedica sus páginas centrales en los números que publican cada mes; honor que se le ha concedido a Ines Rau para el próximo noviembre.  

No obstante, no es la primera vez que Rau y la revista trabajan juntas. Ya en 2014, Playboy contó con ella para reivindicar a las personas de género no binario. A diferencia de aquella vez, ahora es Ines Rau la protagonista.

Ines Rau en la Paris Fashion Week del 2017. | Imagen: Veeren - Bestimage

 

Playboy ya tuvo en portada a una mujer transexual

Sí, fue en 1981. Caroline ‘Tula’ Cossey se dio a conocer por un breve papel en la película de James Bond Sólo para sus ojos (1981), protagonizada por Roger Moore. Tras esta breve aparición, Playboy  le ofreció la oportunidad de ser portada de uno de sus ejemplares.

Un año después de eso, el periódico sensacionalista News of the World hacía pública una noticia donde revelaba la verdad sobre Caroline Cossey, algo que la dejó muy tocada profesional y personalmente, llegando al punto de sufrir humillaciones en televisión, lo que la llevó a considerar la posibilidad de suicidarse.

A pesar de esta mala racha, en 1991, Cossey publicó su autobiografía y, en un alarde de valentía, se atrevió a hablar acerca de su pasado y proceso de transformación. De nuevo, Playboy volvió a contactar con ella para dedicarle un reportaje dedicado a su cambio.

Caroline Cossey: una inspiración para Ines Rau

El coraje de Caroline Cossey le ha servido a Ines Rau de ejemplo de conducta de lo que significa sentir orgullo de quien realmente se es. Para la nueva playmate,  las palabras sobre la reivindicación de la belleza de las personas transexuales que tanto ha promulgado Cossey han servido de pilar fundamental para no esconder su condición y decidirse a mostrarla al mundo.

De acuerdo con Ines Rau, lograr mostrarse desnuda es algo muy importante debido a toda la transición (psicológica, emocional y física) que la ha llevado a ser quien verdaderamente quiere ser; además considera que es un triunfo del ser humano poder mostrar la belleza de cualquier cuerpo sin tapujos, sea de hombre o mujer.

La lucha de personas como Cossey y Rau está contribuyendo a tumbar prejuicios sobre las personas transexuales y a hacer visible a un colectivo que, aún a día de hoy, sufre mucho rechazo social. Desde aquí nuestro respeto a las personas que perseveran por una normalización e igualdad que, aunque aún quede mucho trabajo que hacer, parece cada vez más cercana.

Rompiendo más tabúes: Hugh Hefner será portada de Playboy

Hugh Hefner fue el fundador y jefe de la revista con el emblema de la cabeza de conejo hasta finales de los ochenta, cuando cedió la batuta a su hija Christie, que fue presidenta ejectuvia de la compañía Playboy Enterprises hasta 2009. Tras la renuncia de Christie, Scott Flanders tomó el relevo de la firma hasta que, en 2011, Playboy se transformó en una empresa de gestión privada.

Tras la reciente muerte de Hefner, parece ser que su hijo menor Cooper, es el principal heredero del imperio. Aunque ya llevaba tiempo que no mandaba sobre la compañía que él mismo creó, Hugh Hefner siempre ha sido muy querido por todas las modelos y personalidades que alguna vez trabajaron para la revista; por ello, Playboy dedicará la portada de noviembre, la misma que incluirá el reportaje central a Ines Rau, a su querido fundador.

Si bien no se mostrará a Hefner en ninguna actitud provocadora ni ligero de ropa, la fotografía escogida para rendirle tributo será una del empresario tomada en 1965 por Larry Gordon. Hefner, uno de los representantes de la liberación sexual, será portada de la que fue la primera revista de contenido erótico sexual para adultos.

Instagram: supa_ines

 

Más intentos de normalización de las personas trans

Playboy no es el único ejemplo de compañía que ha apostado por visibilizar a este colectivo, en un intento por normalizar a las personas trans y darles encaje en la sociedad.

A comienzos de 2017, National Geographic dedicó su ejemplar de enero a un exhaustivo reportaje sobre niños transgéneros. Con el título Gender Revolution (La revolución del género), hubo dos portadas distintas: en una, veíamos a varios chicos y chicas fotografiados en actitud espontánea y, sobre cada uno, se indicaba si se trataba de un chico o chica transgénero. Por otro lado, la portada alternativa estaba protagonizada por Avery Jackson, una niña transgénero de 9 años, primera en ocupar este espacio de la revista científica. 

Más casos: a mediados 2015, la portada de Vanity Fair la ocupaba una imagen de Caitlyn Jenner, que hasta no hace mucho respondía al nombre de “Bruce”, padre de las famosas hermanas Kardashian y ahora mujer. La fotografía, fue tomada por la genial Annie Leibovitz, venía resaltada con un titular que rezaba “Call me Caitlyn” (Llamadme Caitlyn).

Pero no únicamente han sido revistas de ciencia, moda o actualidad las que se han abierto a personas transgéneros y transexuales. Hace también relativamente poco, conocíamos el caso de Chelsea Maning, el primer soldado transexual del ejército de Estados Unidos, una institución a la que se consideraba más bien cerrada de mente y que, con gestos así, demuestra creer en el poder la normalización. Esperemos que ejemplos así cundan y no tengamos que hablar más de rechazo hacia estas personas.

Comentarios