Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

‘The OA’: crítica de la segunda temporada

'The OA' desafía sus límites y acaba derrapando, pero sigue siendo una experiencia increíble.
Crítica de la temporada 2 de 'The OA'. | Netflix.

 

Después de ver la segunda temporada de ‘The OA’, sigo pensando que la serie creada por Brit Marling y Zal Batmanglij es una de las producciones más originales e interesantes del catálogo de Netflix. Si la primera temporada me dejó descolocado, esta segunda entrega de ocho episodios me ha dejado completamente desquiciado, en el buen sentido, porque ‘The OA’ te rompe los esquemas de una forma muy placentera. Ojo que vienen SPOILERS.

Brit Marling, protagonista, showrunner y escritora de la serie, divide el guion en dos espacios y tiempos, dos dimensiones. En una de ellas está el grupo de jóvenes y BBA, intentando acceder a la otra dimensión, que es donde se encuentra Prairie (encarnada en el cuerpo de Nina) tras dar el salto interdimensional.

Análisis de la segunda temporada de 'The OA'. | Netflix.

 

En esta última dimensión, el punto de partida es la desaparición de una adolescente, un caso que tratará de resolver el detective privado Karim Washington. Aunque el recurso de la desaparición es un clásico de la televisión, es suficiente para poner en marcha un puzle de dimensiones (nunca mejor dicho) colosales, un enorme rompecabezas que nos mantendrá atrapados hasta el sorprendente final.

‘The OA’ se pierde en su propia complejidad...

‘The OA’ maneja el misterio con maestría, se mimetiza con el thriller y coquetea con el terror (hay sustos que nos han levantado del sofá), pero en todo momento mantiene su vocación de serie sobrenatural. En términos generales, sigue siendo una experiencia sobrecogedora, pero la segunda temporada nos deja un regusto agridulce.

Y es que muchas veces se pierde en su propia complejidad, ahonda en lo paranormal y acaba despistando al espectador más de lo que debe. No es fácil acabar los ocho episodios sin haber quedado un poco harto o harta de recursos fantásticos y lecciones de metafísica.

'The OA' sigue siendo una de las propuestas más interesantes de Netflix. | Netflix.

 

De hecho, la escena del pulpo telepático es lo más bizarro que hemos visto en televisión en mucho tiempo y está cerca de convertir la serie en una parodia de sí misma. En este sentido, Marling haría bien en echar el freno a su fantasía para que la temporada 3 (si es que la hay) no se convierta en el festival de lo absurdo.

...pero sigue siendo fascinante

Pero algo hay que reconocer: ‘The OA’ nos mantiene enganchados al televisor como pocas series lo hacen, y además lo hace con un gusto exquisito. Zal Batmanglij, que además de ser co-showrunner ejerce como director, se recrea en cada plano y escena sin llegar a ser pedante, al contrario de lo que le pasa a Andrew Haigh en el capítulo “Espejito, espejito”.

La carga emocional siempre ha estado estrechamente relacionada con la interpretación de Marling, quien le da a Prairie una personalidad magnética, pero una de las grandes revelaciones es la de Kingsley Ben-Adi en el papel de Karim. Aunque se trata del típico detective privado atormentado y cargado de defectos, en ningún momento deja que se noten los tics y tópicos del género thriller.

La segunda temporada de 'The OA' pierde el norte en muchos momentos. | Netflix.

 

El resto del reparto sigue ofreciéndonos personajes redondos y creíbles, como es el caso de Steve (Patrick Gibson) o BBA (Phyllis Smith). La única mancha es la muerte de Jesse (Brendan Meyer), con el que no llegamos a empatizar del todo.

En definitiva, ‘The OA’ es un oasis de buen gusto en un catálogo plagado de series de consumo rápido. Esta segunda temporada es mucho más arriesgada y desconcertante (a veces demasiado), lo que me hace sospechar que es una de esas series que te desquicia a propósito, para dar el golpe de gracia en el momento preciso y de forma poco previsible. Y eso me encanta

✅ Descubre los últimos estrenos de NETFLIX, HBO, Amazon Prime y Movistar+

Comentarios