Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Lluvia ácida: qué es, causas y consecuencias

¿Qué es la lluvia ácida? ¿Cómo repercute en el ser humano? ¿Cuáles son sus consecuencias en el medio ambiente? ¿Qué causa la lluvia ácida? Descúbrelo aquí.
La lluvia ácida puede convertirse en un desastre económico para cualquier país. | Imagen de: GTRESONLINE.

 

El efecto del ser humano sobre el medio ambiente está causando evidentes estragos en la naturaleza produciendo fenómenos como la lluvia ácida, temida sobre todo por sus consecuencias sobre la tierra, las plantas y los animales.

En este artículo vamos a explicar por qué sucede la lluvia ácida, qué la provoca, cómo se puede prevenir y hasta qué punto tiene efectos perjudiciales para el ser humano.

¿Qué es la lluvia ácida?

La lluvia ácida es un tipo de lluvia que aparece cuando en el ambiente hay otros compuestos ácidos (como algunos compuestos de óxidos o dióxidos, por ejemplo).

Dado que este tipo de compuestos contaminantes no suelen estar presentes de manera natural en el ambiente, las fuentes de los mismos que acaban causando la lluvia ácida suelen ser fábricas, centrales eléctricas o derivados de los desechos producidos por las mismas.

La característica principal de la lluvia ácida o acid rain (en inglés) es que, dependiendo de la concentración de químicos presentes en ella, puede resultar más o menos corrosiva. Más adelante hablaremos sobre sus efectos a gran y pequeña escala.

Debemos avisar que esta es la definición de la lluvia ácida “clásica”. A niveles técnicos, la lluvia ácida es más que esto, ya que abarca cualquier tipo de sedimentación sobre la superficie terrestre, ya sea húmeda (en forma de precipitaciones con agua) o seca.

Continuando con lo anterior, añadir que también puede aparecer, en forma de niebla, o incluso de nieve.

Causas de la lluvia ácida

Como hemos dicho, la lluvia ácida surge cuando el agua presente en el aire se mezcla con compuestos como: el dióxido de nitrógeno, el dióxido de azufre o el trióxido de azufre (siendo estos los más frecuentes).

Estos compuestos suelen surgir de: fábricas, calderas de calefacción, vehículos de combustión, productos derivados del petróleo, centrales eléctricas, plantas químicas y en especial, la industria metalúrgica..

A nivel químico, la combinación de dichos compuestos con el H2O dan como producto nuevos compuestos como el ácido nítrico, el ácido sulfuroso o el ácido sulfúrico.

Una vez que el ácido está ya formado cae en forma de precipitaciones convirtiendo una simple lluvia de agua en algo potencialmente dañino para todo y todos.

Asimismo, como muchos sabrán, la mayoría de los contaminantes gaseosos que emite el ser humano y el resto de elementos (desde la descomposición de la materia orgánica hasta los volcanes) van a parar a la atmósfera. La lluvia ácida es causada cuando estos, antes de “subir”, se mezclan con el agua.

¿Cómo se forma la lluvia ácida?

Como dijimos al principio, la única manera en la que se forma la lluvia ácida no es mediante los gases emitidos por los seres humanos y sus industrias. Una parte nada despreciable de estas sustancias proceden por ejemplo de las erupciones volcánicas, especialmente aquellas que contienen dióxido de azufre.

A fin de cuentas, prácticamente cualquier proceso de combustión puede producir dióxido de azufre (dependiendo especialmente del compuesto que entre en combustión). Es por esto que el carbón y el petróleo son los principales (y por tanto más usados) elementos que producen la lluvia ácida.

¿Cuál es el proceso químico?

Bien, hemos dejado claro que la culpa la tiene el dióxido de azufre (aunque existen otros compuestos que pueden formar la lluvia ácida). Continuando con este, vamos a explicar el proceso químico que se sigue.

Primero tenemos el azufre (elemento químico simple), que está presente en muchos compuestos químicos (es decir azufre + otras cosas). Estos compuestos químicos se pueden usar para obtener energía mediante su combustión.

Cuando la combustión se produce, el azufre entra en contacto con los átomos de oxígeno; esto hace que el azufre se oxide, convirtiéndolo en dióxido de azufre.

Sin entrar en detalles, ya que interviene algún otro proceso químico durante la combustión del azufre, el siguiente y último paso para que se produzca la lluvia ácida es cuando el compuesto resultante de todo el proceso descrito entra en contacto finalmente con el agua, dado como resultado final el ácido sulfúrico. Aunque como hemos dicho, este es solo un caso (frecuente); existen otros.

Efectos y consecuencias de la lluvia ácida

Existe una gran cantidad de consecuencias. El agua es uno de los elementos fundamentales para la vida y de ella dependen todos los organismos vivos del planeta. Pero no solo esto, sino que la lluvia ácida tiene consecuencias más allá, ya que daña incluso las estructuras construidas por el propio ser humano.

A continuación vamos a enumerar los efectos de la lluvia ácida más frecuentes:

1. Muerte de peces

Es la consecuencia más clara y evidente de la lluvia ácida. Cuanto mayor es la concentración de ácidos en el agua, más desciende la cantidad de peces.

2. Desarrollo de la vida acuática

No solo la muerte de los peces supone un problema a nivel acuático. Lo cierto es que la vida en el agua en general se ve seriamente afectada. Muchos de los procesos biológicos que tienen lugar en este medio se ven afectados por la concentración de contaminantes.

3. Microorganismos

Los peor parados son los microorganismos de las zonas forestales. Estos, al tener un equilibrio bastante frágil entre su funcionamiento y el medio en el que viven, la lluvia ácida puede causar verdaderos estragos en su supervivencia.

4. Corrosión

La lluvia ácida es perjudicial para las estructuras y construcciones, pero sobre todo, para aquellas compuestas especialmente por mármol o piedras calizas.

5. Plagas

Este es un efecto de la lluvia ácida poco conocido y muy complejo. Se sabe que este tipo de lluvias hacen que aumente las probabilidades de que la vegetación sufra plagas. La explicación viene dada por los protones presentes en ella. Estos “eliminan” iones presentes de forma natural en las plantas y las dejan “desprotegidas”. Esto se conoce como “estrés en las plantas”.

6. Efecto invernadero

Se ha estudiado que, aunque el efecto de la lluvia ácida sobre el efecto invernadero no sea comparable al de otras variables, sí tiene algo que ver. La explicación que se ha dado a esto es por la reducción de gas metano que produce en los pantanos.

 

Biografía

Guardia, C. Menéndez A. I. y de Prada, F. (2009). Química 2 Bachillerato. Editorial Santillana.

Reboiras, M. D. (2006). Química: la ciencia básica. Editorial Paraninfo.

 

 

Comentarios