Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 10 mejores discotecas de España para noches inolvidables

Si buscas pasar una noche inolvidable y especial, te recomendamos estas 10 discotecas por ser de las mejores de España.
Matinée es una fiesta típica de la discoteca Amnesia, una de las más importantes de Ibiza y del mundo. | Imagen de: Welcometoibiza.es.

 

En España gustamos mucho de pasar un buen rato de ocio. Al llegar el fin de semana y las épocas de vacaciones, muchos jóvenes (y no tan jóvenes), acuden a bares, pubs y discotecas para disfrutar de las mejores noches. Si amas eres de esas personas que aman la noche, seguramente querrás conocer cuales son las mejores discotecas de España.

Las 10 mejores discotecas 

El ocio nocturno español está repleto de locales de renombre, famosos por acoger todo tipo de eventos y con programaciones musicales que incluyen todos los estilos. Muchas de estas discotecas están consideradas casi de culto, fama por otro lado bien merecida.

Conozcamos cuáles son las discotecas de más marcha de toda la geografía española, algunas de ellas con una trayectoria de varias décadas a sus espaldas. Que quede claro que esta lista no sigue un orden ascendente o descendente, simplemente destaca las 10 mejores discotecas de España, por su historia y fama:

1. Joy Eslava (Madrid)

Comenzamos esta lista rindiéndole tributo a una de las discotecas más veteranas del panorama español, la famosa Joy Eslava, inaugurada en 1981. Esta discoteca se construyó aprovechando la estructura del viejo teatro decimonónico que había antes, que ha conservado desde entonces y que le da ese aire retro que tanto gusta hoy día.

Mezcla entre discoteca y teatro, Joy Eslava proporciona experiencias únicas a todo aquel que la visita. | Imagen de: Tripadvisor.

 

Está abierta prácticamente todos los días del año y según el día, las sesiones variarán gracias al DJ que pinche, así que conviene informarse de la programación musical. Además de discoteca, la Joy es también una sala de conciertos por donde han pasado grupos tanto de nivel nacional como internacional.

Para quienes se decidan a visitar la capital de España, les interesa saber que está situada en pleno centro de la ciudad, así que no habrá problemas en encontrarla.

2. Space (Ibiza)

Para muchos, es la mejor discoteca del mundo, y así ha sido nombrada varias veces. Space Ibiza ha acogido a grandes de la música como Carl Cox, David Guetta, Eric Prydz o Bob Sinclair, entre muchos otros. Las fiestas en esta discoteca no son aptas para los que se cansan fácilmente, pues suelen durar varias horas y alargarse hasta bien entrada la mañana.

Aunque está abierta sólo durante la temporada de verano, esto no es impedimento para que gente de todos los rincones del planeta se acerque únicamente para asistir a las míticas macrofiestas de Space.

3. Zoo Club (Sanxenxo)

Si hubiera que escoger una buena disco de la comunidad gallega, sin duda Zoo Club debería estar entre las candidatas, incluso ser la ganadora. Esta discoteca del costero pueblo de Sanxenxo es también una vieja gloria de las noches de juerga y consta de dos pisos con diferentes zonas para cada estilo musical, incluyendo una zona VIP.

Los clientes pueden usar entre estar en la zona cubierta o al aire libre, una muy buena opción para los meses de verano.

4. Umbracle & Mya (Valencia)

Aunque son en realidad dos discotecas diferentes, Umbracle y Mya forman un combo perfecto debido a su situación, y es que ambos locales están conectados, por lo que con la entrada de una de ellas se puede acceder a la otra sin problemas.

La terraza de Umbracle es sin duda la más espectacular de nuestra lista. Con unas vistas y una decoración insuperable. | Imagen: Cedida.

 

Integradas en plena Ciudad de las Artes y las CIencias, Umbracle cuenta con una amplia terraza como pista de baile, desde la cual se puede disfrutar de las mejores vistas de los edificios del museo y del Palacio Reina Sofía.

Por su parte, Mya también está equipada con terraza, zonas VIP y espacios diáfanos. Aunque estuvo cerrada desde septiembre hasta diciembre de 2017 por reformas, ha reabierto sus puertas para garantizar una noche inolvidable para los más fiesteros.

5. Camelot (Salamanca)

Ambientada como un antiguo palacio medieval, Camelot se construyó en lo que solía ser un convento, lo que propició para que se pudieran aprovechar sus dos pisos para que la discoteca no se limitase a la planta baja. La histórica Camelot abrió en 1986 y sigue actualmente en activo, está preparada para acoger a estudiantes, turistas y autóctonos entre sus muros de piedra.

6. Sala Apolo (Barcelona)

La Ciudad Condal cuenta también con enclaves de ocio nocturno con un histórico de décadas. La legendaria Apolo hace las veces de sala de conciertos y discoteca. En sus dos plantas se pincha toda la música que más se aleja de las tendencias más comerciales.

Según los días de la semana, esto es lo que podremos bailar en Apolo: lunes y martes destinados al rock en todas sus variantes, mientras que el resto de días es el turno del reggae y del funky; sin olvidarnos de géneros como el soul y hasta hip-hop.

Si eres de los que les va ir de conciertos, tienes que esperar hasta el fin de semana, pero te aseguramos que la experiencia lo vale: Apolo tiene una de las mejores acústicas.

7. Penélope (Benidorm)

En pleno epicentro del ocio y parrandeo de Benidorm está la Penélope, popular discoteca y parada obligatoria de todo fiestero que se deje caer por allí.

En la actualidad, en Penélope tenemos tres salas separadas: la principal, auxiliar (algo más pequeña que la anterior) y la chill out, que es una terraza con piscina incluida para refrescar durante los meses más calurosos del año.

8. Pachá (Sitges)

La cadena de discotecas Pachá, muy reconocibles gracias a su logo de las dos cerezas, comenzó sus andaduras allá por 1967, cuando se inauguró el primer local de la franquicia en el costero pueblo de Sitges. En julio de 2016 Pachá Sitges reabrió sus puertas en el mismo establecimiento original, en el Paseo Sant Dídac, conservando (y mejorando) la esencia que ha hecho famosa a la firma.

Aunque con un tamaño más reducido que otros Pachá (por ejemplo, el de Ibiza), el de Sitges cuenta con dos plantas, con zona VIP, pista de baile, una cabina de DJ y tres barras; así como un área privada con capacidad para 12 mesas.

Como novedad, resaltar la nueva zona chill-out, situada en el segundo piso, con un ambiente más relajado que el del resto del local, para quien busque un momento de tranquilidad alejado del ambiente más festivo.

9. Sala Boss (Sevilla)

Es una de las mejores discotecas y más concurridas de la noche sevillana, reclamo tanto para los habituales como recién llegados a la ciudad. Ubicada al lado del Guadalquivir, los 1000 metros cuadrados de la Sala Boss se reparten en diferentes espacios en los que disfrutar de diferentes tipos de música hasta que el sol despunta en el horizonte: pista central, zona VIP (“El cielo de Boss”) y los reservados.

Como otras muchas, la temática musical variará según los días de la semana, por lo que el tipo de público que acoge no es siempre el mismo. Además, los sábados por la tarde son para los menores de entre 14 y 17 años, para que gocen de la música de Boss Light; eso sí, sin tabaco ni alcohol.

10. Fever (Bilbao)

Con una longevidad relativamente corta (abrió en 2005), en Fever Bilbao encontraremos propuestas para todos los gustos, gracias a sus 4 salas dentro del mismo local. La sala central (Gold), para la música más actual y comercial; Pink, para los amantes del house, pop y soft techno. Por otro lado, está la Blue, donde suenan temas más minimal y electro, entre otros. Y finalmente, la sala Black ofrece lo mejor del soul, funk, hip-hop, reggae o boogaloo.

La discoteca Fever es una de las mejores de Bilbao. | Imagen de: guiadelocio.com.
 
Comentarios