Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

40 preguntas incómodas que nadie quiere escuchar

Aquí traemos un listado de preguntas incómodas. Evítalas o úsalas con cautera y conocimiento para crear situaciones vergonzosas.
Elige entre todas estas preguntas incómodas para usarlas con tu pareja o amigos. | Imagen de: Geralt.

 

Existen muchos tipos de preguntas incómodas en el mundo. La mayoría de ellas, cuando las hacemos a otras personas, sirven para indagar y descubrir a quien tenemos delante. El problema surge cuando la pregunta en cuestión resulta inesperada para quien la recibe o incluso para ambos.

Tal vez te saliese la pregunta sin querer y después te dieses cuenta de que era incómoda, o tal vez, la hayas hecho a propósito para incomodar a quien tienes delante. En cualquiera de los casos, aquí te traemos un listado perfecto de preguntas incómodas que debes evitar… o no…

Las 40 preguntas más incómodas

Por supuesto, la mayoría de estas preguntas pueden directamente resultar incómodas para los dos; por ello, debes estar muy decidido para lanzarlas y esperar una respuesta.

Las reacciones más frecuentes ante este tipo de preguntas son quedarse callado con cara de “¿a qué viene eso?” o una risa nerviosa seguida entonces de un silencio aún más incómodo casi que la pregunta. Prepárate, porque además, hay preguntas tanto si a quien se la haces es tu pareja como si es un amigo o conocido.

1. ¿Quién ha sido a la persona que peor has tratado en tu vida?

Una pregunta de lo más incómoda para quienes tengan el valor de contestar con sinceridad. Tal vez hayan personas que prefieren no recapacitar sobre sus acciones y se autoconvenzan de que siempre han sido unos santos.

2. ¿Realmente te consideras una persona feliz?

Muchas personas van sonriendo en su día a día pero lo cierto es que no son nada felices. Si la otra persona es consciente de su propia infelicidad y es algo de lo que no le gusta hablar, estamos seguros de que le creará cierta incomodidad.

3. ¿Te han pillado alguna vez tus padres masturbándote? ¿Cómo fue?

Un clásico en lo que a situaciones incómodas respecta. Tal vez la pregunta no sea tan incómoda como el evento. Sin duda, pedir que cuente la escena ayudará a sumar incomodidad.

4. ¿Tienes algún miedo que consideres vergonzoso?

Existen personas que tienen miedo a cosas que ellas mismas consideran ridículas y les suele costar confesar.

5. ¿Has declarado tu amor alguna vez a alguien que no te correspondía?

Una pregunta incómoda pero fácil de responder. A la mayoría de nosotros nos han rechazado alguna vez (o muchas). Tal vez lo vergonzoso sea el “cómo” y no tanto si sí o si no.

6. ¿Tienes alguna manía o costumbre secreta?

Es frecuente que hayan personas que realizan rituales bastante “tontos” a ojos de la mayoría. También es frecuente que sean conscientes de que esos rituales o costumbres son raros y les de vergüenza reconocerlos.

7. ¿Hay alguna mentira que suelas contar de manera sistemática sobre ti?

A veces son pequeños detalles pero en ocasiones, esconden verdaderos miedos.

8. ¿En qué partes del cuerpo te fijas primero en otra persona?

Dependiendo de lo liberal que sea la otra persona esta pregunta puede ser más o menos incómoda. Desde luego, a una servidora le daría igual decir qué parte de los hombres suele mirar primero.

9. ¿Hay alguna parte de tu cuerpo de la que te avergüences o cambiarías?

En esta ocasión, dependiendo del ego del encuestado, la pregunta resultará incomoda o no. Si la persona tiene una autoestima más bien fragil responder tal vez suponga un duro golpe.

10. ¿Qué cosas cambiarías de tu vida?

Similar a la pregunta sobre la felicidad. Muchas personas se sienten realmente incómodas cuando tienen que admitir que no tienen una vida perfecta, como tal vez muestren en Facebook o Instagram.

11. ¿Has sido infiel alguna vez?

Las cifras están ahí. Un amplio porcentaje de la población ha sido infiel alguna vez. Lo difícil es reconocerlo.

12. ¿Te has puesto en evidencia alguna vez por amor?

Más de uno o una se ha acabado arrastrando suplicando algo de amor por parte del otro. De hecho, algunos llegan a perder el norte completamente con tal de recibir algo de afecto (o lo que ellos entienden por afecto).

13. ¿Tienes relaciones sexuales satisfactorias?

Otra vez aparece una pregunta que cuestiona nuestro bienestar, pero en este caso el sexual. Como pista podemos decir que la mayoría de las personas tienen problemas o han tenido alguna vez problemas en la cama. Lo difícil como siempre es reconocerlo.

14. ¿Con cuántas personas has tenido relaciones íntimas?

Muchas personas no tienen reparo en admitir la cifra. Otros incluso alardean de ello. Al mismo tiempo, otras personas siente verdadera verguenza cuando la cantidad de relaciones es demasiado alta o demasiado baja.

15. ¿Has pensado alguna vez en tener relaciones con alguien de tu mismo sexo?

Las fantasías homosexuales son más frecuentes de lo que parece entre los heterosexuales. Pero como suele suceder con estos temas, resulta muy incómodo tener que reconocerlo.

16. ¿Has utilizado alguna vez un objeto poco común para masturbarte?

Desde la manguera de la ducha hasta algún alimento, más de uno ha utilizado objetos para darse placer. ¿Será capaz de reconocerlo?

17. ¿Me llamarás mañana?

Después de una cita, esta es una de las preguntas más incómodas con las que te puedes despedir, sobre todo si no ha ido todo lo bien que uno desearía.

18. ¿Me has mentido alguna vez?

Todos mentimos todos los días. Aunque sea con pequeños comentario sin mala intención. De hecho, a quienes más mentimos es a nosotros mismos.

19. ¿Has intentado ligar alguna vez con la pareja de un amigo/a?

Una pregunta incómoda que si lo es, es porque sabemos que es algo que está muy mal.

20. ¿Te gustaría tener hijos?

Dependiendo de lo avanzada y la complicidad que haya en una relación, esta pregunta puede ser más o menos incómoda. Si lo es, tal vez deberías replantearte algunas cosas.

21. ¿Te gustaría casarte? ¿Con quién?

Similar a la anterior. Esta pregunta se puede volver completamente incómoda si la respuesta es negativa o… si es el nombre de otra persona.

22. ¿Has pensado en tener relaciones con otras personas mientras estás conmigo?

Es algo bastante normal, sobre todo cuando la relación lleva ya años funcionando. Admitirlo no debería suponer un problema si ambos tienen claro que las fantasías o los pensamientos no son las intenciones.

23. ¿Cuál es tu fantasía sexual más rara?

Hay que tener cuidado con esta pregunta porque una respuesta sincera puede llegar a sorprender e incomodar completamente a quien la lanza.

24. ¿Has espiado alguna vez a alguien?

Espiar es algo relativamente frecuente que se hace sobre todo cuando se es muy joven. Dependiendo de las circunstancias, la incomodidad será una u otra.

25. ¿Por qué estás con tu pareja?

Si estás delante de una persona que tiene una pareja por inercia o por dependencia, es posible que esta pregunta le genere incomodidad, porque se dará cuenta de que no tiene motivos suficientes.

26. ¿Cuánto pesas?

Una pregunta que no debería ser incómoda, pero que sin embargo lo es para muchas personas. La presión de la sociedad para que todos tengamos un peso “ideal”.

27. ¿Cuál ha sido tu mejor experiencia en la cama?

A veces hablar de los buenos momentos sexuales se puede volver bastante incómodo porque implica destapar nuestro lado más primitivo y liberado.

28. ¿Cuál ha sido tu peor experiencia en la cama?

Cuando las cosas van mal también puede ser difícil de compartir; en especial si la culpa ha sido nuestra.

29. ¿Te has acostado alguna vez con un desconocido?

Una práctica quizás cada vez más habitual de la que mucha gente no se siente orgulloso e incluso se avergüenzan.

30. ¿Si pudieses hacer cualquier cosa, qué te gustaría hacer conmigo ahora mismo?

Una pregunta muy directa que puede acabar en liberación mutua o en una ruptura de la relación de la amistad. Ten cuidado con cómo la usas.

31. ¿Te has acostado con alguien por despecho?

Más de uno o una cuando rompen con ellos o no consiguen lo que deseaban toman la decisión de mantener relaciones con otras personas simplemente por orgullo o para dañar a otros. Reconocerlo a posteriori tal vez no sea tan fácil como hacerlo, porque implica darse cuenta de que intentamos dañar a otros de formas que en realidad nos dañan más a nosotros mismos.

32. ¿Has contraido alguna vez una ETS?

Esta es sin duda una de las preguntas más incómodas para quienes han contraido alguna vez una enfermedad de transmisión sexual. Recuerda, pónselo, póntelo.

33. ¿Te gustaría conocer a mis padres?

Llega un momento donde toda relación llega a este punto. Para muchas personas la relación con los padres es algo complejo e incómoda. Preguntar sobre este paso puede poner los pelos de punta.

34. ¿Te has arrepentido alguna vez de mantener relaciones íntimas con alguien?

Es posible que haya mantenido relaciones por despecho o por otros factores pasajeros que, al mirar atrás, hagan sentir arrepentimiento y vergüenza. También puede ser que hayas permitido "desnudarte" (física y/o emocioanlmente) ante alguien que no te ha tratado bien.

35. ¿Cuántos centímetros te mide?

Pregunta destinada para los hombres. Algunos tal vez aprovechen para alardear de sus atributos, pero la verdad es que una gran mayoría se sentirá incómodo incluso aunque estén contentos con sus medidas.

36. ¿Sueles ver pornografía? ¿De qué tipo?

Una forma muy directa de indagar sobre las fantasías de la persona a quien preguntamos. Si después de esto preguntamos sobre qué tipo de pornografía ha descargado alguna vez, tendremos el combo perfecto.

37. ¿Cómo son tus exparejas?

Los gustos cambian y a veces cuando echamos la mirada atrás nos damos cuenta de que las elecciones no han sido las más inteligentes de nuestra vida.

38. ¿Cuánto cobras?

No debería darnos vergüenza hablar de cuánto cobramos. De esta forma, si nadie sabe cuánto cobran los demás, los jefes tienen más libertad para elegir los sueldos de sus empleados. Recuerda que el valor de una persona no se expresa en cuanto le pagan, sino en cuánto se hace valer.

39. ¿Qué pensaste la primera vez que me viste?

Muchas veces las primeras impresiones no tienen nada que ver con la verdadera persona que tenemos delante. Indagar sobre la imagen que se formó al inicio de una relación resultará tan revelador como incómodo.

40. Si pudieses saber o hacer cualquier cosa sobre mí, ¿qué sería?

Atrévete a pedir que exprese sus deseos de conocerte sin tapujos. Después de todo, mira cuántas preguntas tienes ya preparadas para él/ella.

Comentarios
rosa
como tengo que accer para que no me suba el humo del sigarillo me molesta,
veronica cardigo alvarez
hola como esta quisiera mas preguntas pero esta vez en vez de hombres preguntas para mujeres...y apesar de este defecto las preguntas estan muy buenas para aserselas a mi novio aver si me es fiel... gracias por todo ahora voy a ver si me engaña porque conosco cuando el me miente o cuando dice la verdad...gracias por laspreguntas una vez mas.