Uñas de porcelana: cómo son, cuanto cuestan y duración

Aquí tienes una completa y sencilla guía sobre las uñas de porcelana. Esta decoración para las uñas está muy de moda y tiene muchas ventajas para tu estética e incluso tu salud. Descubre las características de estas uñas, cómo se ponen y cuánto duran.

Lucir una bonita manicura es una forma de embellecer las manos que gusta a muchas mujeres. Sin embargo, es muy difícil que las uñas luzcan con la forma y tamaños ideales, ya que pueden aparecer imperfecciones de forma natural o tener un color que no sea del todo deseable. Por esta razón,  muchas prefieren optar por uñas de porcelana que les permitan saltar dicho obstáculo.

  • Quizás te resulte interesante: Las 12 modas más estúpidas de la historia antigua y reciente.

¿Cómo son las uñas de porcelana?

Hace ya tiempo que las uñas de porcelana salieron al mercado de la estética para servir de implemento para las uñas de aquellas mujeres que no estuvieran satisfechas con la forma o la apariencia de las suyas propias. Con el tiempo, han surgido otras variantes de uñas postizas, hechas de gel o acrílicas. 

A diferencia de otras alternativas posteriores, las uñas de porcelana tienen unas características que las convierten en una opción predilecta por mujeres preocupadas por cuidar el aspecto de sus manos.

1. Material del que están hechas las uñas de porcelana

Las uñas de porcelana están hechas a partir de fibra de vidrio. Con el tiempo, su fabricación ha ido perfeccionándose, pasando de un producto de mayor grosor, a una versión renovada de uñas de porcelana bastante más ligeras, si bien es cierto que requieren de un cuidado más exhaustivo.

2. Particularidades de las uñas de porcelana

La fibra de vidrio actual de la que se componen este tipo de uñas postizas, es un material delicado que requiere de un mantenimiento escrupuloso si se quiere lucir una bonita manicura, a la vez que se protege la uña original que crece debajo.

No obstante, el esfuerzo merece la pena si eres capaz de estar atenta cuando necesites rellenar los huecos que quedan entre la postiza y la uña real, ya que las uñas de porcelana tienen una mayor durabilidad que otras alternativas:  hasta 6 meses con un mantenimiento estricto cada dos semanas aproximadamente, para cuidar la uña que crece debajo.

Por otra parte, conviene resaltar que las uñas de porcelana son muy fáciles tanto de aplicar, como de quitar, a diferencia de otras que requieren de productos químicos.

3. Las uñas de porcelana pueden aplicarse también en los pies

¿Quién dijo que unos pies no pueden lucir bonitos si nos ponemos uñas postizas? Todo lo contrario: las uñas de porcelana son tan sencillas de aplicar como de quitar, por lo que pueden también decorar los pies, una parte del cuerpo a veces olvidada en términos de belleza. Basta con engancharlas y darles la forma que se ajuste al perfil de cada uña.

4. Tipos de uñas de porcelana

Como siempre, haya para todos los gustos: desde aquellas prefabricadas que se venden en supermercados o en tiendas especializadas, hasta aquellas que podemos hacer de forma casera; únicamente hemos de preocuparnos de conseguir los materiales requeridos y seguir los tutoriales de Internet para aplicarlas (eso si no tenemos ya práctica en este arte).