Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 10 mejores películas de DC Comics

Os presentamos un listado de las mejores películas de DC Comics para amantes de los superhéroes. ¿Cuál es tu preferida del universo DC?
Una lista de las mejores películas de DC Comics, por si te cansas de Marvel. | Imagen de: Warner Bros.

 

Denostadas por unos y amadas por otros, las películas de DC se caracterizan por su atmósfera lúgubre y unas historias con un carácter serio que contrarrestan con el colorido y desenfadado mundo de superhéroes propuesto por Marvel, su principal competidora. Hemos seleccionado algunos de los títulos que a nosotros más nos han gustado de la factoría y las hemos recopilado en el siguiente listado.

10 películas de DC Comics para desintoxicarte de Marvel

Muchos directores trasladaron a la gran pantalla las viñetas más famosas de DC Comics, logrando un inesperado éxito de taquilla, aunque las críticas no siempre fueron unánimes.

10. Liga de la Justicia (2017)

Bruce Wayne y Diana Prince buscan nuevos reclutas para formar un equipo especial con el que combatir un peligro venido de otro mundo. Así pues, Batman y Wonder Woman unirán fuerzas con Flash, Cyborg y Aquaman para detener a Steppenwolf, uno de los villanos más poderosos a los que jamás se han enfrentado; lo que les obligará a contar con una ayuda extra para su liga.

Respuesta de la productora Warner al fenómeno de Los Vengadores que tantas alabanzas cosechó entre el gran público. Si bien el resultado final se vio afectado por el despido de Zack Snyder y la posterior contratación de Joss Whedon, que rodaría el último tramo del film y lo alejaría del tono sombrío que caracterizó a las películas de DC hasta el momento, sigue siendo un producto muy disfrutable a reivindicar. Por ahora, es la última en el orden de visionado, tras El hombre de acero (2013),  Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia (2016) y Wonder Woman (2017), estrenada unos meses antes. 

9. V de Vendetta (James Mcteigue, 2005)

Dejamos Gotham, Metrópolis y los superpoderes, para viajar a un futuro cercano, en el que Gran Bretaña está gobernada por un tirano despótico que mantiene al pueblo oprimido bajo su yugo autoritario. Ante este panorama, un justiciero enmascarado que responde al nombre de “V”, se ha propuesto derrocar al gobierno y generar una revolución en las calles. De casualidad, la joven Evey se verá metida de lleno en este complot, convirtiéndose en su cómplice.

Recuerden, recuerden el 5 de noviembre”. Un film con un claro mensaje reivindicativo que se convirtió en un fenómeno de masas al instante y que ayudó a dar a conocer la obra original de Alan Moore, uno de los mejores dibujantes de DC Comics.

8. Batman: La LEGO película (Chris Mckay, 2017)

Tres años después del inesperado taquillazo que La LEGO película supuso, llegaba a las salas este título en forma de spin-off  en el que Batman, al que ya conocimos entonces, deberá enfrentarse al Joker, Dos-caras, Enigma o el Espantapájaros, quienes planean hacerse con el control de Gotham. Para truncar su objetivo, el vigilante de la noche deberá aliarse con otros ‘supers’ del universo DC, como Batgirl, Wonder Woman o un jovencísimo Robin, que aspira a convertirse en su mano derecha.

Batman: La LEGO película es una de las producciones más divertidas de los últimos años, una caricatura del universo de los superhéroes más emblemáticos y una de las películas animadas de DC más irreverentes; algo por lo que nos encanta.

7. El caballero oscuro (Christopher Nolan, 2008)

Segunda parte de la trilogía del Hombre Murciélago, comenzada en 2005. Batman sigue en su cruzada por erradicar el crimen organizado que se gesta desde los bajos fondos y que salpica a muchas de las grandes personalidades de la ciudad, apoyado por el comisario Gordon y por el fiscal Harvey Dent. No obstante, la llegada del Joker y su voluntad de acabar de corromper a una urbe que se tambalea en sus principios, amenazarán la frágil estabilidad conseguida.

Alabada por gran parte de la crítica y prácticamente la totalidad del público, El caballero oscuro es para muchos la mejor de las películas de DC y la obra cumbre del cine de superhéroes, afirmación que cuestionamos aun a riesgo de que nos cuelguen de los pulgares. Si bien es un film de impecable factura técnica y que cuenta con un casting acertadísimo, adolece de todos los males que aquejan al sello Nolan: un halo de trascendentalismo pedante para enmascarar un producto palomitero al uso y una red de subtramas secundarias que alargan el metraje innecesariamente. 

6. Wonder Woman (Patty Jenkins, 2017)

En la apartada isla de Themyscira, las Amazonas se entrenan para ser unas ávidas guerreras en el combate. A pesar de vivir protegidas de los problemas que afectan al mundo de los hombres, un piloto de la aviación norteamericana acaba realizando un aterrizaje forzoso en sus costas. El hombre les advierte de cómo la Primera Guerra Mundial está asolando a Europa y pide ayuda desesperadamente. Frente a sus palabras, la princesa Diana viajará junto al soldado para  poner fin al conflicto, demostrándose como una poderosa aliada.

Consciente de no aspirar a ser más que puro entretenimiento, Wonder Woman supuso un soplo de aire fresco para las películas de DC Comics, que andaban de capa caída debido a la tibia acogida de las anteriores producciones. 

5. Batman Begins (Christopher Nolan, 2005)

Tras años de letargo y una primera saga que había acabado estrellándose después de unos comienzos prometedores, el Hombre Murciélago volvía de la mano de Christopher Nolan. El director inglés se propuso revivir la franquicia narrando de nuevo los orígenes del personaje, desde el asesinato de sus padres, pasando por su adiestramiento como miembro de “La Liga de las Sombras”; hasta enfundarse el traje y convertirse en el azote de los criminales de Gotham.

Dejando de lado el tono fantasioso que caracterizó a la cuadrilogía anterior, la versión modernizada apostó por una película de corte más realista y humano, ambientada en una ciudad de Gotham de grandes rascacielos y controlada por la mafia. A nuestro parecer, la mejor de la nueva trilogía.

4. Batman vuelve (Tim Burton, 1992)

Tim Burton repetiría tras la cámara una segunda vez para contarnos su particular visión de las viñetas creadas por Bob Kane. En esta segunda aventura, Batman ha de detener al Pingüino, un excéntrico empresario que quiere ser el próximo alcalde de Gotham. Por otra parte, aparecerá Catwoman, una letal y misteriosa mujer que también tiene sus propios planes.

Fiel a su estilo personal, Burton aportaría a su díptico de películas de DC un aire tenebroso atípico hasta el momento, mostrándonos una Gotham City de edificios de estilo gótico, con espíritu de los años 50 y constantemente cubierta en la penumbra.

3. Superman (Richard Donner, 1978)

El pequeño Kal-El es enviado a la Tierra en una cápsula debido a que su planeta de origen, Krypton, ha sido destruido por la inestabilidad de su núcleo. A su llegada, es rescatado por los Kent, un matrimonio de granjeros que lo adoptan como a su propio hijo; sin embargo, Kal-El está destinado a realizar hazañas extraordinarias gracias a sus superpoderes, que le convertirán en el salvador de Metrópolis.

Primera adaptación del superhéroe alienígena de la capa roja para el cine, después de sendas series para la televisión, una de ellas de dibujos animados. Christopher Reeve ha sido el Superman más recordado, no sólo por su calcado aspecto a su homólogo del cómic, sino por haber establecido, con su actuación, un precedente en la filmografía de superhéroes del siglo pasado; además de ser uno de los iconos más representativos del universo cinematográfico de DC.

2. Watchmen (Zack Snyder, 2009)

En un imaginario 1985, con la Guerra Fría antojándose más posible que nunca, los viejos superhéroes son ahora prófugos de la justicia que viven como ciudadanos corrientes, ocultando su verdadera identidad. La muerte de uno de estos justicieros a manos de un asaltante no identificado inicia una investigación llevada a cabo por un ex-compañero suyo. Sus pesquisas le llevarán a destapar una trama que podría suponer un cambio de rumbo en la historia de los Estados Unidos.

Considerada por muchos la mejor novela gráfica jamás realizada, Watchmen se encuentra entre las películas de DC Comics que más discrepancias levanta. Por un lado, los amantes de la fuente original ven en la adaptación cinematográfica una amalgama desdibujada para intentar encajarla en las más de dos horas que dura el film. Aquellos que son favorables a la cinta, alaban la capacidad de Snyder por retratar muy acertadamente los conflictos internos de unos personajes tan abrumados por la culpa como los imaginados por Alan Moore y Dave Gibbons.

Esta superproducción cuenta también con una de las escenas introductorias más memorables vistas últimamente en el celuloide.

1. Batman (Tim Burton, 1989)

Después de emitirse durante dos años una serie de televisión en 1966 sobre el Hombre Murciélago y antes de que éste protagonizara su propia ficción de dibujos animados a comienzos de los noventa, Batman llegaba a los cines con el pintoresco Tim Burton como director, que pondría su propio sello a la mitología del vigilante nocturno.

La ciudad de Gotham está sumida en el caos: los criminales campan a sus anchas con el beneplácito de la mayoría agentes de la ley, que hacen la vista gorda ante los suculentos sobornos que aceptan; ni siquiera el íntegro comisario Gordon ni el Fiscal del Distrito, Harvey Dent, logran parar esta debacle. Cansado de esta situación, aparece Batman, dispuesto a acabar con el sindicato del crimen liderado por el Joker, un gángster que ha podrido a la urbe de corrupción.

Aunque para muchos el de Nolan es el arquetipo de héroe atormentado y atribulado, lo cierto es que, mucho antes, Tim Burton ya plasmó con acierto los quebraderos de cabeza por los que pasa Bruce Wayne al intentar lidiar con sus dos identidades. La actuación de Michael Keaton nos ofrece a un multimillonario que todavía sigue hostigado por la pesadilla de la muerte de sus padres y que está dispuesto a dejarlo todo cuando conoce el verdadero amor y una luz de esperanza y redención vuelvan a cruzar su apenado corazón.

Mención especial para el papel de Jack Nicholson, a nuestro parecer, el mejor Joker del cine (con el permiso del televisivo César Romero) en la mejor de todas las películas de DC, mal que les pese a los “Nolanitas” del siglo XXI.

Comentarios